Juanita vestida de az

lunes, 5 de junio de 2017 · 00:00
Juanita se levanta todos los días muy temprano, toma el PumaKatari de la ladera este de la ciudad para quedarse en la parada del monumento Busch, espera hasta 10 minutos que pase un minibus libre que la deje en la Vita y pueda llegar puntual a la línea roja del teleférico. Al llegar saluda a sus compañeros, se pone su uniforme azul transformándose en una doña más del aseo.

 Uno de los tantos problemas con los que tropieza el ciudadano paceño es el transporte público, y si bien se dieron avances con la implementación de La Paz Bus y Mi Teleférico, aún estamos lejos de un transporte integrado por las rencillas políticas. Por transporte integrado léase: paradas de los Pumakataris en todas las estaciones de Mi Teleférico y uso de una sola tarjeta que, por un monto fijo, me permita trasladarme a cualquier parte de la ciudad; un buen ejemplo de esa política es el Transantiago y el Metro de Santiago de Chile.

 Por supuesto que si esto lo planteo ante nuestros hacedores de política pública me dirían: "ubicate chango, los choferes son parte de nuestros movimientos sociales” y claro, cómo pelearse con un fragmento de la sociedad, que bajo el actual Gobierno creció una enormidad.
De acuerdo a estadísticas del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), en 2001, en el departamento de La Paz, se vendieron 11.367 certificados a minibuses del servicio público, en 2005 los certificados vendidos fueron de 13.809; es decir, un crecimiento de 21,5%. No hay un dato desagregado entre servicio público y privado para el 2006, sólo un agregado de 19.197 certificados vendidos, pero siguiendo el promedio de los años precedentes, en que el servicio público representa cerca del 80% del total, estaríamos hablando de 15.358 minibuses en el departamento de La Paz, un lustro después, en 2011, los certificados por este concepto fue de 28.535, o sea un crecimiento de 85,8%, en 2016 los certificados vendidos son 49.981, un crecimiento de 75,2%  en cinco años. En el periodo del proceso de cambio, 2006-2016, hubo un crecimiento de 225,4%.      

Una de las razones del crecimiento del servicio de transporte por minibus responde a la incapacidad del actual Gobierno de generar fuentes de trabajo.  Finalizando el 2016 el Ministro Luis Arce destacó un crecimiento del 4% en la generación de nuevas empresas en relación al 2015, pero no aclaró que el 80% de éstas son unipersonales y no necesariamente de carácter industrial; y, claro, si abrir una empresa es muy burocrático, luego está el tema de la persecución tributaria, el contrabando, la falta de mercados y aumentos salariales que no se correlacionan con la productividad; mejor dedicarse al comercio informal, que dada la política cambiaria me puede ir de maravilla, y si nada funciona me saco un crédito y compro mi minibus.

Pero ¿qué pasa con la actual política de empleo y las empresas públicas? No necesariamente son parte de un empleo de calidad, con seguridad de largo plazo, son políticas para maquillar el verdadero desempleo en el país. Vea el caso de Doña Juanita en Mi Teleférico, ella y sus compañeros son subcontratos, y esa condición hace que alguna vez la saludemos amablemente, pero no a ella, sino a esa mujer vestida de azul que se mueve entre nosotros limpiando las huellas de nuestros pasos, respirando el mismo aire, pero coexistiendo en un mundo paralelo que se mueve al ritmo de la cumbia que suena en su mp3.

Sergio Pablo Garnica Pantoja es economista.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

111
5

Otras Noticias