10 de octubre

miércoles, 24 de octubre de 2018 · 00:07

El pasado 10 de octubre se recordó el 36 aniversario de la recuperación de la democracia en Bolivia, ocasión propicia para que los demócratas de convicción, expresen su respaldo a este sistema político, exigiendo el respeto a la Constitución Política del Estado y a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016. Ocasión también para que los fariseos que la amenazan de muerte con sus intentos prorroguistas, se refieran también al tema afirmando que sólo los sindicalistas pueden hablar de ella.

La historia de la reconquista de la democracia fue, antes que nada, la historia de la resistencia a la dictadura de Banzer, instaurada el 21 de agosto de 1971, y a las de Pereda y García Meza, que fueron enfrentadas por muchos actores como, por ejemplo, los estudiantes de las universidades estatales, como la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno o la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), que se enfrentaron a las balas fascistas del dictador; o los que en la época del célebre “Comité Interfacultativo” de la UMSA, desarrollaron el primer movimiento en contra de la dictadura en 1974.

Los mineros, fabriles, ferroviarios, maestros y las clases medias también enfrentaron al dictador, entregando sus vidas en el cerro Laikakota de la ciudad de La Paz y en muchas otras ocasiones. En 1974, los campesinos de Tolata y Epizana fueron masacrados por las fuerzas represivas.

Los partidos políticos que enfrentaron a la dictadura fueron varios: Partido Comunista de Bolivia, Partido Comunista Marxista Leninista, Partido Obrero Revolucionario, Movimiento de la Izquierda Revolucionaria y Ejército de Liberación Nacional, cuyos militantes fueron sañudamente perseguidos, apresados ilegalmente, confinados, exiliados, torturados y asesinados.

La entonces poderosa Central Obrera Boliviana, cuya vanguardia era la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, tuvo connotados dirigentes que enfrentaron también la dictadura: Juan Lechín Oquendo, Simón Reyes Rivera, Filemón Escóbar, Oscar Salas, Víctor López Arias y Edgar Ramírez Santiesteban, que no necesitaban usar sus cascos todo el tiempo, y que eran profundos conocedores de la historia universal y de Bolivia, y dirigentes que supieron mantener la independencia sindical de sus organizaciones.

Otra institución que trabajó fervorosamente resistiendo a la dictadura fue la Iglesia católica, algunos de cuyos sacerdotes habían dado muestras anticipadas de su opción por los pobres y conformaron Iglesia y Sociedad en América Latina. Nombres como José Prats, Pedro Negre, Federico Aguiló y Mauricio Lefebvre (asesinado el 21 de agosto en las calles de La Paz) no pueden olvidarse y tampoco los de Gregorio Iriarte, Francisco Dubert, Ricardo Senande, Luis Roma, Ramón Alaix, Miguel Esquirol, Jesús Pascual Serrano, Miguel Parrilla y muchos otros, quienes participaron activamente en la resistencia a la dictadura.

Y no fueron sólo sacerdotes, sino también pastores, como el arzobispo de La Paz, Jorge Manrique. La Iglesia metodista también jugó un papel preponderante en la resistencia. La Comisión Justicia y Paz y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia fueron también instituciones baluarte de la resistencia.

Más adelante, al influjo de la política de derechos humanos, llevada adelante por el presidente norteamericano Jimmy Carter, muchos otros sectores se volcaron a exigir democracia: empresarios privados, comités cívicos, organizaciones profesionales…, el pueblo de Bolivia casi en su totalidad.

No puede olvidarse el esfuerzo y compromiso de tantas personas, instituciones, y del pueblo boliviano en la recuperación de la democracia. Todo el pueblo tiene derecho a hablar de ella y, por supuesto, de defenderla de las amenazas que la acechan.

Carlos Derpic Salazar es abogado.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

245
98

Otras Noticias