Luces y sombras en el análisis del crecimiento del PIB

miércoles, 12 de septiembre de 2018 · 00:10

Ante los artículos que se han publicado recientemente respecto al crecimiento del PIB y el pago de segundo aguinaldo (SA), surge la necesidad de aclarar algunos aspectos sobre la medición del crecimiento del PIB trimestral. Estos artículos señalan que no corresponde el pago del SA, argumentando que la variación acumulada del PIB no es lo suficientemente alta para justificar el pago de este beneficio. Estas conclusiones se basan en cálculos imprecisos sobre el comportamiento del crecimiento del PIB trimestral.

El crecimiento del PIB trimestral puede calcularse en forma acumulada, a similar periodo y a 12 meses. Nos concentraremos en la variación acumulada (VA%) y la variación a 12 meses (VA12%). La VA% mide el crecimiento del PIB que se agrega en uno o más trimestres del año. La VA12% mide el crecimiento del PIB hasta un determinado trimestre por el lapso de 12 meses o cuatro trimestres. A pesar de que el decreto supremo que establece el pago del SA indica claramente el uso de la VA12%, los artículos sujetos de este comentario escogen erradamente la VA%.

En el artículo de Gonzalo Chávez “¿En Bolivia las previsiones de Nostradamus se obedecen?”, además de emplear la VA% del PIB al primer trimestre de 2018, se señala que el PIB a precios básicos presenta 13 actividades, cuando en realidad la publicación oficial del PIB trimestral presenta 11 actividades más la cuenta de ajuste “Servicios Bancarios Imputados” y los impuestos, que tampoco se consideran una actividad.

La afirmación del analista sobre que el crecimiento (VA%) de 4,44% es un promedio de las tasas de crecimiento de las actividades económicas es errada debido a que el crecimiento del PIB se considera como la suma del valor de todas las actividades (más impuestos) y no resulta de promediar las tasas de crecimiento.

Chávez se refiere a la actividad agropecuaria como ejemplo para mostrar la desaceleración en la VA% de nueve actividades; afirmación que no se verifica al emplear la VA12%. Aplicando esta variación, la actividad agropecuaria al primer trimestre de 2017 creció en 4,52% y en 2018 en 7,11%; es decir, su crecimiento se aceleró en 58%. Más aún, afirma que estas nueve actividades crecieron en tan sólo 3,7% (tras promediar las tasas de crecimiento de estas actividades). Sin embargo, empleando la VA12%, las actividades que crecieron menos que el año anterior fueron tan sólo cinco y en promedio crecieron en 4,5%.

Hasta aquí se podrá advertir que Chávez se identifica plenamente con Ronald Coase, quien dijo: “Tortura los datos suficientemente, y ellos confesarán cualquier cosa”. Un uso responsable de la información oficial y un conocimiento sobre patrones estacionales proporciona una base para una buena estimación sobre el crecimiento de los próximos trimestres, sin tener que recurrir a artificios o habilidades proféticas propias de Nostradamus.

Enrique Velazco, en su artículo “La irracionalidad del segundo aguinaldo”, además de utilizar erróneamente la VA%, se refiere a 35 actividades y no así a las 12 actividades que oficialmente publica el INE en el PIB trimestral. Hecha esta precisión, surge la duda ¿dónde Velazco encuentra 22 actividades que tuvieron crecimiento negativo? Si se emplea la VA12%, son siete actividades que crecieron por encima del 4,5% y absolutamente todas crecieron positivamente hasta el primer trimestre de 2018.

El analista también plantea que se debería considerar el uso del PIB a precios básicos y no así el PIB a precios de mercado. Para defender esto, emplea cálculos donde resta la incidencia de los impuestos del crecimiento total del PIB. Las incidencias miden la contribución a la tasa del crecimiento del PIB de cada una de las actividades. Es un error grave descontar la incidencia de impuestos en el crecimiento del PIB y emplear este resultado como si fuera el crecimiento del PIB a precios básicos para concluir que sólo se debería haber pagado el SA en 2013 y 2014

Restar la incidencia de los impuestos de ninguna manera resulta en el crecimiento del PIB a precios básicos. Si calculamos la VA12% del PIB a precios básicos al segundo trimestre a partir del año 2013, este beneficio debió pagarse en los años que efectivamente se pagó, es decir, 2013, 2014 y 2015.

Preocupa que los analistas utilicen cálculos incorrectos para analizar el crecimiento del PIB trimestral, lo cual genera resultados erróneos transmitiendo información falsa que sólo confunde. Resulta evidente que la “tortura de los datos” se ha perpetrado por aquellos que la acusan.


Roberto Carlos Sevillano Cordero es economista.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

17
125

Otras Noticias