El efecto Diderot de fin de año

miércoles, 02 de enero de 2019 · 00:09

El efecto Diderot es un fenómeno social relacionado con los bienes que consumimos, con todo aquello que compramos. Sucede que al adquirir un objeto casi de inmediato sentimos la necesidad de comprar otro que se relacione con el objeto anterior, de manera que el segundo se encuentre en sintonía con la elegancia del primero.

La espiral de gasto que se produce a partir del efecto Diderot, que difícilmente identificamos en nosotros mismos, nos puede hacer caer en un consumismo banal de aquello que en realidad no necesitamos para nosotros o en nuestro hogar y puede llevarnos a asumir deudas sumamente difíciles de saldar.

Sobre ello, durante el siglo XVIII, el filósofo y escritor francés Denis Diderot, en un ensayo de su autoría denominado Arrepentimientos al despedirme de mi viejo albornoz o Arrepentimiento sobre mi bata vieja describió el fenómeno a partir de su experiencia. En la obra detalla cómo un albornoz (capa con capucha) escarlata que le obsequiaron, cambió por completo su vida, ya que, al aceptar el regalo y llevarlo a su morada, Diderot pudo evidenciar que el objeto era tan elegante que desentonaba con absolutamente con todo, así que poco a poco fue cambiando cada cosa en su hogar; cambió las sillas por un sillón más elegante, cambió los cuadros de su casa y cada objeto que se encontraba allí, para que todo fuera igual de elegante y costoso, lo cual lo llevó a endeudarse y tener serios problemas económicos, que luego lo llevaron a la ruina. Todo por una capa nueva, un simple objeto.

Así como le sucedió a Diderot hace siglos, el ser humano contemporáneo se encuentra encerrado en una espiral de consumismo que se agrava cuando llegan las fiestas de fin de año; pareciera que en cuanto el aguinaldo es depositado en la cuenta bancaria de cada trabajador asalariado es una obligación gastarlo por completo y adquirir objetos que no necesitamos de forma inmediata. Aquellos trabajadores independientes, buscan obtener mayores ganancias con la esperanza de cambiar algunos objetos de su hogar, de regalar los últimos juguetes de moda a sus niños, de comprar todo lo que no pudieron durante el resto del año. Todos luchan para comprar y comprar, se inician batallas en las ferias y galerías para adquirir la última novedad, como si únicamente lo material pudiera acercarnos a la cúspide de la felicidad.

Debemos reconocer que todos en algún momento caímos o caeremos en el efecto Diderot, muchas veces la publicidad diaria nos invita a formar parte de la espiral del consumismo. Sin embargo, evitar el endeudamiento depende de cada uno; para frenar este fenómeno en nosotros mismos y no convertirnos en víctimas es necesario tomar conciencia de la existencia de este fenómeno, de la sutileza del mismo y, ante todo, entender cómo funciona; analizar nuestras posesiones y procurar desacelerar  nuestras compras. No rendirnos ante las compras compulsivas y los eslóganes marketeros que muchas veces buscan vendernos productos que en realidad no necesitamos en nuestro diario vivir. Prever y mantener presente que la escasez de alimentos y trabajo en Latinoamérica –que diariamente se informa en los medios de comunicación internacionales– en algún momento golpeará la puerta de todos los bolivianos.

Pamela Quino es abogada. 
 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

148
9

Otras Noticias