El manual del dictador boliviano

sábado, 05 de enero de 2019 · 00:10

Desde  Il Duce, como era llamado Benito Mussolini, máximo exponente del partido fascista italiano, hasta el presidente fundador del Partido Socialista en Venezuela, Hugo Chávez Frías, existieron dictadores que forjaron la historia de sus países siguiendo un  modus operandi  que hasta ahora viene cumpliendo el presidente boliviano Evo Morales, que cumplirá 14 años en el poder.

Morales ha seguido un “manual” que le han dejado extintos o actuales dictadores que describiré a continuación:

1. Crear un enemigo

Antes de estallar la Segunda Guerra Mundial, Hitler había demonizado al pueblo judío, culpándolo de la crisis que pasaba Alemania luego de la Gran Guerra, Morales desde sus primeros discursos creó dos enemigos que responsabilizó hasta de sus penosas relaciones románticas, la “derecha” y el “imperio” son dos entidades a las que día a día Morales y demás miembros del Movimiento Al Socialismo satanizan, tratan de convencer al ciudadano que la existencia del Estado y su bienestar depende exclusivamente de que el Gobierno evite que el imperio y la derecha destruyan el país, tarea que supuestamente sólo puede ser ejecutada por Morales.

2. Culto a la personalidad 

Iósif Stalin, líder del Partido Comunista de la Unión Soviética hasta mitad de siglo XXI tenía su nombre y rostro grabados en muebles, estatuas, cuadros y hasta en mantas, el culto a la personalidad es la adoración y propagación excesiva de la imagen de un caudillo, Morales eleva a dimensiones casi religiosas su imagen, empezando con el programa de Gobierno llamado “Evo cumple”, museos en su honor, y terminando con sus seguidores que lo comparan con el mismísimo Jesucristo. La excesiva propagación de la imagen falsa de Morales como un salvador ha llevado al Ministerio de Comunicación a publicar libros como  El proceso de Cambio en verso  o  Las aventuras de Evito, se le ha atribuido una capacidad inclusive mágica, al afirmar que si Morales salía del poder la luna y el sol se iban a esconder.

3. Usar la violencia y la persecución para perpetuarse

Nicolás Maduro, el dictador venezolano, ha usado la persecución judicial como primer instrumento para sembrar terror y acallar voces opositoras a su régimen, desde el secuestro judicial  de Leopoldo López, destierro de Lorent Saleh a el dudoso suicidio de Fernando Albán desde un edificio de la Policía de Inteligencia venezolana, Maduro ha sido implacable en su persecusión, de igual manera, Morales utilizó violencia y medidas coercitivas desde comienzos de su carrera política como dirigente cocalero, en donde ejecutó bloqueos a carreteras para fomentar la crisis que se vivía a comienzos de los años 2000, una vez en el poder, se ejecutaron arrestos arbitrarios a consecuencia de un supuesto intento de magnicidio, donde los principales sospechosos fueron acribillados en el Hotel Las Américas, ubicado en Santa Cruz de la Sierra, algunos de los demás implicados están detenidos preventivamente en Palmasola, sin sentencia durante casi diez años. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, ha presentado dos veces en el año 2018  elaborados organigramas donde presenta a activistas que luchan pacíficamente por la restauración de un Estado de Derecho, como responsables de causar violencia, sin ningún fundamento o evidencia. En junio del presente, Morales concluyó que los defensores de la democracia eran defensores de “vende-patrias”.

4. Propaganda y cooptación de prensa

Benito Mussolini difundió durante su dictadura de manera impecable la propaganda fascista e ideología de su partido, siendo él mismo un aclamado periodista, en 1925 impuso una ley sobre la prensa italiana que disponía que cada periódico tenía que tener un responsable reconocido por el gobierno, de esta manera Mussolini contaba con el control constante de la opinión pública. Durante el gobierno de Morales la propaganda política ha sido vital, el presupuesto del Ministerio de Comunicación ha crecido casi cinco veces en el último año, el canal estatal es prácticamente una bitácora transmitida a nivel nacional de hasta los partidos de fútbol que juega Morales. El Presidente tiene perfiles personales en todas las redes sociales  y ha declarado tener ciberguerreros  encargados de emitir opiniones favorables al régimen.

5. Crear un plan interminable a cumplir

La revolución cubana iniciada por Fidel Castro en 1953 lleva más de 65 años en gestión sin vistas a que se ejecute o llegue a su fin, la idea de tener un plan interminable justifica al dictador para perpetuarse en el poder y realizar cuantas arbitrariedades se le antoje en pro del plan de gobierno, además adjudicándose la “capacidad única” de llevarlo a cabo. En Bolivia el “proceso de cambio” de Morales lleva casi 14 años en gestión  y el vicepresidente García Linera ha declarado recientemente que sólo él y Morales pueden liderizarlo.

Estos son tan solo cinco pasos que Morales ha copiado del manual básico de dictadores, el 2019 es trabajo de la ciudadanía, estructuras políticas y comunidad internacional  eliminar para siempre el uso del manual en los países del mundo. 

 

Alejandra Serrate Jáuregui es activista miembro de Resistencia Femenina.

 

513
18

Otras Noticias