Walter Guevara Anaya

Los primeros estertores de un régimen moribundo

jueves, 31 de octubre de 2019 · 00:10

Un cambio de régimen no sucede todos los días. Su desaparición puede ser lenta. Puede tener una agonía de meses o años. Sus violentas agitaciones terminales pueden causar mucho daño. Cuando estos primeros estertores aparecen todos saben que el fin está próximo.

El régimen de la Revolución Nacional duró desde la asonada de abril de 1952 hasta el golpe militar de noviembre de 1964, cuando el Presidente Víctor Paz Estenssoro intentó prorrogar su mandato forzando la Constitución. Lo derrocó su Vicepresidente, el general René Barrientos.

A partir de ese golpe empezó el largo régimen de las Fuerzas Armadas. Los militares ocuparon el gobierno de manera continua hasta fines de 1977. El primer signo de debilidad del régimen militar se dio a fines de ese año, con una huelga de cuatro mujeres mineras que se expandió por todo el país, como un reguero de pólvora.

En ese momento, el general Hugo Banzer ocupaba la Presidencia. Lo hacía desde hacía seis años, cuando dio un golpe contra otro militar, en 1971. Para despistar a la creciente oposición civil a su régimen, el general Banzer optó por designar un organismo electoral dócil y manejable. Le ordenó que convocara a elecciones presidenciales y parlamentarias para mediados de 1978, bajo unas reglas del juego totalmente favorables al candidato oficial.

El presidente Banzer designó al general Juan Pereda Asbún como su candidato oficial. Le preparó y sirvió un partido político con la velocidad de un café instantáneo. Una serie de empresarios jóvenes se prestaron a esta patraña.

Según el organismo electoral, los inscritos en el padrón electoral eran 1.922.556, pero votaron 1.989.711 personas, incluyendo 67.155 que no estaban inscritas. En el recuento de Potosí, el principal partido opositor perdió 30.000 votos, en 24 horas. Esos votos fueron computados a favor del partido oficialista.

El candidato oficial fue proclamado vencedor de las elecciones. A las pocas horas se presentó ante el organismo electoral para denunciar el gigantesco fraude que lo había elegido. Una vocal del organismo electoral corrió al Palacio de Gobierno para preguntar qué diablos pasaba. El general Banzer dispuso que se anularan las elecciones. Pocos meses después el general Pereda le dio un golpe y se proclamó Presidente de la República.

A partir de estas primeras señales grotescas de debilidad terminal hasta el primer estertor de muerte del régimen militar transcurrieron casi dos años de farsas y tragedias. El síntoma denominado agitación terminal se manifestó con dos golpes militares, que nunca tuvieron la menor perspectiva de éxito y causaron un atroz derramamiento de sangre inocente.

El primero de esos estertores se dio exactamente hace 40 años, un 1 de noviembre de 1979. Se lo conoce como el golpe de Todos Santos. El Presidente derrocado, Walter Guevara Arze, se declaró en la clandestinidad con todo su gabinete. Después de causar un baño de sangre de 15 días, el golpista coronel Alberto Natusch Busch tuvo que dejar el poder.

Un periodista llamado Carlos Mesa bautizó este golpe como “La noche del día de los muertos”. Vale la pena ver su reportaje en https://www.youtube.com/watch?v=Sjy6OS-qfmI. El golpe de gracia al régimen militar comenzó cuando el general Luis García Mesa subió al poder con aún más sangre, el 17 de julio de 1980.

La crónica de esta muerte anunciada se encuentra en el reportaje de Carlos Mesa que se puede ver en https://www.youtube.com/watch?v=OVdyrTv4dT0. Después de su último estertor, los militares entregaron el poder a los civiles el 10 de octubre de 1982.

Tal como escribió Carlos Marx, la historia se repite. Lo que sucede por primera vez como tragedia se repite después como farsa. Sucede una y otra vez, hasta que el pueblo finalmente alcanza un nivel de madurez que impide la repetición interminable de estos sainetes.

Walter Guevara Anaya es consultor en desarrollo democrático

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

184
4

Otras Noticias