Diego Ayo y Óscar Heredia

Los escenarios de Evo o lo que le queda por hacer

martes, 05 de noviembre de 2019 · 00:08

Es el mejor momento para ofrecer opiniones que en el curso de pocos días experimenten cambios. Sin embargo, es menester ofrecer confesiones propias, más que luces, de esta coyuntura. Conviene esbozar los escenarios en juego: ¿adónde puede ir Bolivia? Conviene pues jugar a brujos e intentar adivinar el futuro. 

Un primer escenario, plantea el alargamiento del modelo político apañado por el gobierno masista. En este escenario lo que se juega no es la solución a los problemas presentes, sino la continuación del régimen. Se juega la perpetuación indefinida en el poder y, con ello, la prolongación tortuosa, pero real, de este modelo de autoritarismo competitivo: una casi dictadura. 

¿Ha ocurrido ya en el país un caso semejante? No hay dudas que sí, la historia puede ser repetitiva. Las coyunturas de 1978 a 1982 y aquella de 2000 a 2005 delinean los dos ejemplos. Son momentos de debilidad estructural. En el primer caso, de 1978 a 1982, significó no sólo la caída de un gobierno, sino la muerte del nacionalismo revolucionario como epísteme ideológica dominante. 

En el segundo caso, de 2000 a 2005, lo que teníamos enfrente fue la destrucción del neoliberalismo como discurso ideológico predominante y no simplemente la rotación presidencial. No fueron pues simples cambios de gobierno, fueron cambios de modelos de gobierno. ¿Vivimos hoy una situación semejante? Sí, con absoluta certeza.

Un segundo escenario  dibuja el crimen en alza. En este escenario, el actual régimen decide dar un paso más hacia adelante, erigiéndose como una dictadura. ¿Creíble? No hay dudas que sí. Al MAS le queda aún la posibilidad de desembarazarse de ese hálito de “bondad” resplandeciente y… ¡asesinar! Convertirse en una nueva Venezuela o una incipiente Nicaragua… ¡y matar! 

En estos países los muertos en la disputa por el poder ascienden a 300 y 500 como resultado de la violencia estatal. Se provocó al Estado y éste respondió matando. ¿Puede suceder algo parecido en Bolivia? Jamás hay que descartarlo. Quizás sería el final agobiante de un régimen no sólo autoritario, sino criminal. ¿Qué sucedería en Bolivia? No lo sabemos. Queda la posibilidad de que este poder no se sume al gobierno. Puede que sí, al menos un ala, radical y, cabe decirlo, asesina.  En todo caso, vaya paradoja, este modelo podría durar. Al menos algunos años.

Un tercer escenario ofrece la renuncia de Evo o su decisión de volver a competir. O, en todo caso, algo parecido. ¿Posible? No lo creemos. No lo descartamos, por supuesto, pero no podemos aseverarlo. Este modelo de gobierno, que delata un régimen autoritario ampliamente visualizado, no sólo en la última elección, sino a lo largo de 2016-2019, comenzando con el desconocimiento al 21F en 2016, las adecuaciones a esa decisión por el Tribunal Constitucional, en 2017, y por el Tribunal Electoral, en 2018, y con el cierre con broche de oro en 2019, respaldando una elección viciada, no al momento de contar las actas, sino desde antes, es difícil de destruir. 

El régimen masista no sólo participó en estas elecciones, sino que lo hizo de una manera desmedida, derrochando a mansalva recursos gubernamentales. Frente a ese régimen hubo que competir, dejando en claro que en esta época el problema no es el fraude, que finalmente tuvo lugar, sino la competitividad asimétrica. Un sujeto maneja millones, el resto no tiene apenas dinero. 

Consideramos que el primer escenario –de autoritarismo competitivo- es el más probable de ocurrir, seguido por aquel de dictadura confesa y asesina como siguiente opción. El tercer escenario, deseable sin dudas, es propicio. Las acciones de Luis Fernando Camacho, presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, otorgando 48 horas tanto, como la exigencia de Carlos Mesa, reclamando nuevas elecciones con un nuevo Tribunal Electoral, son esenciales. Dan para respirar. Se puede. No es lo más probable pero si es lo más deseable. 

Diego Ayo y Óscar Heredia son analistas.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

153
8

Otras Noticias