José Antonio Salas Mercado

¿Arde Bolivia?

sábado, 09 de noviembre de 2019 · 18:33

Dietrich Von Cholitz, fue el gobernador militar alemán en Paris durante los dos últimos meses (Julio y Agosto de 1944) de la ocupación nazi en Francia, en el contexto de la segunda guerra mundial. Este general fue comisionado directamente por Adolf Hitler para ese cargo con una misión especial, la de colocar explosivos en los principales monumentos de la “Ville de l’amour” (la ciudad del amor) para luego hacerlos explotar en el caso de que los “aliados” estuvieran a punto de ingresar a esta ciudad, porque según el mismo Führer, “Paris no debe caer en manos del enemigo, salvo siendo un montón de escombros”.  El 24 de Agosto las tropas aliadas ingresaron a esta hermosa ciudad y al día siguiente (25 de Agosto) Hitler llamó a Cholitz para hacerle la siguiente pregunta: “¿Arde Paris?”, a lo que el valiente general respondió con un rotundo “no”. Tal actitud salvo la historia, cultura y dignidad de todo un país.

En las actuales circunstancias por las que estamos atravesando los bolivianos, en las que tras las elecciones del 20 de Octubre y las denuncias de fraude electoral por la interrupción del TREP (Transmisión de resultados electorales preliminares) por casi 24 horas y el posterior cambio de la tendencia del conteo (de un poco más de 5 puntos porcentuales entre los dos partidos que tenían más votación {MAS y CC} a 10, 5) que beneficiaría al partido oficialista, dándole la victoria en primera vuelta y desatando una ola de manifestaciones, bloqueos, marchas y otras medidas de protesta que han parado al país por casi 3 semanas enfrentando a distintos sectores de la población y provocando la trágica muerte de 3 hermanos  bolivianos y más de un centenar de heridos.

Hoy, cada uno de nosotros está en la posición de Cholitz y debemos tomar la decisión más importante de nuestra vida, porque depende de esa decisión para que arda lo que más amamos o perdure para siempre. Cada uno, desde su lugar puede escoger ayudar, perjudicar o no hacer nada; en su conciencia quedará el efecto de sus acciones y tendrán que vivir con ella para siempre y al final la cobardía dolerá siempre pero la verdad y la justicia nos harán eternos.

El general alemán que mencionamos fue juzgado en Núremberg y pagó por sus errores, pero ahora es recordado porque tuvo la valentía de enfrentarse al hombre más temido del mundo en esa época y no por otra cosa.

Bolivia está en los ojos del mundo; de nuestro país  depende la continuidad de un sistema político que se ha querido establecer en Latinoamérica con un costo muy alto y cumpliendo con una agenda que fue tomando una a una nuestras instituciones, pero en Bolivia no pudo persistir, se chocó con un muro muy alto, una pared que la vamos construyendo ladrillo a ladrillo, una muralla que hermana a todo nuestro pueblo y que lapidará el mal……… se llama FE.

José Antonio Salas Mercado

71
1

Otras Noticias