Lectores

viernes, 27 de diciembre de 2019 · 00:09

Carta de  Luis Garáfulic Gutiérrez
 Señores 
Página Siete

         He leído con mucha sorpresa y desagrado la  columna escrita por María Galindo en su diario, Página Siete. Pese  a la aclaración que hace su periódico, que ustedes no censuran los artículos de sus columnistas, me parece que en el caso presente  la manera en la que esta columnista se refiere a la señora Añez  es de tan mal gusto y tan ofensiva, que no debería haber sido permitida su publicación.

De todas maneras, creo que es mi deber, como ciudadano, hacer las siguientes aclaraciones: 

Con qué derecho María Galindo usa  los adjetivos de “puta” respecto a la señora Presidenta, sin saber si ella se relacionó con alguien por  recibir algún  beneficio económico o de otra especie.

Si la señora Presidenta se ha teñido el pelo por un aceptable sentido de coquetería, eso no significa que tenga vergüenza de su origen indígena. Quizás, para  tener un mejor concepto por parte de María Galindo, ¿debería haberse afeitado la mitad de la  cabeza o hacerse tatuar la cara?

Si ella  no ha aceptado la costumbre de su familia de considerar que las mujeres no pueden aspirar a más que a ser “secretarias ejecutivas” (actividad que me parece muy respetable), habiendo optado por seguir la carrera de abogada, ha demostrado tener más aspiraciones que las que la sociedad machista en la que vivió le asignaron.

No me parece que el haber crecido en una pequeña población del Beni, como San Joaquín, sea un motivo del cual deba avergonzarse.  Al contrario, me parece que es por demás meritorio que haya alcanzado el puesto que ahora ocupa partiendo de ese origen.

Por último, hasta ahora, ha demostrado que ha actuado con gran inteligencia y valor al haber nombrado a los mejores políticos  y técnicos para los diversos cargos del gobierno, así como al haber despedido al ministro Justiniano, cuando recibió  la denuncia de que ese señor estaba usando su cargo para favorecer, como abogado,  a sus clientes.

Por todo lo anterior, la señora Añez merece una disculpa de parte de María Galindo.

Con el mismo disgusto y desagrado con el  que empezó esta carta, se despide un ciudadano respetuoso. 

 

Luis Garafulic Gutiérrez
Ciudadano 

 

 

Carta Fernando Patiño
Señora Directora:
 
Ciertamente, son muchos los bolivianos que se han sentido indignados por la nota publicada el pasado miércoles en Página Siete. Aun si la autora estuviera manifestando su opinión sobre un delincuente o un psicópata, puede hacerlo sin usar un vocabulario tan grosero, peor si no tiene argumentos que la respalden. Esas palabras definen la personalidad de quien se expresa y no a quien se dirigen.

 Como escritor habitual de este periódico, me siento ofendido y avergonzado por ese tipo de publicación en el mismo espacio que ocupo eventualmente, y por el hecho de que la autora haga parte de un grupo de columnistas supuestamente selecto por su valor moral e intelectual de opinión.

Página Siete tiene todavía la oportunidad de definir que la libertad de expresión y opinión tiene límites cuando afecta la dignidad de cualquier persona, sea autoridad, gobernante o simple ciudadano. Las ofensas y agresiones, sean físicas o verbales, son argumentos de poca inteligencia que no ayudan a encontrar un acuerdo entre rivales; al contrario, crean profundas grietas y aumentan las divergencias que llevan a la violencia. La Presidente y la mayoría de los bolivianos necesitamos pacificación. Está claro que dicha nota no ha tomado en cuenta el concepto de paz. Página Siete no debería tener obligación de publicar ese tipo de manifestaciones vulgares y agresivas.

Fernando Patiño

Columnista de Página Siete

 

 

Carta del Ministerio de Comunicación

Señora
Isabel Mercado
Directora General 
Periódico Página Siete
Presente.-
De mi consideración:

De acuerdo anota CITE MC-VGC-NE-0176/2019 solicitando la denominación de la Presidenta como: Presidenta Constitucional Transitoria de Bolivia. Al respecto, de acuerdo a posesión legal por la Asamblea Legislativa, avalada por el Tribunal Constitucional de Bolivia, debemos rectificar el mismo como Presidenta Constitucional de Bolivia, respaldando este denominativo con el artículo 169. Parágrafo I. de la Constitución Política de Estado.

Solicito amablemente a todos los directores de noticias y jefes de prensa (escritos, televisivos, radiales, digitales y otros) a referirse de esta manera a nuestra Presidenta Jeanine Añez en todas sus notas, reportajes, documentales, comunicados y otras publicaciones, con el objetivo de lograr una comunicación adecuada hacia la ciudadanía.

Pido compartir esta solicitud con sus respectivos presentadores, coordinadores, periodistas, camarógrafos y personal a su cargo que crea conveniente, para el buen uso de esta importante denominación.

Cordialmente,

Mónica Coelho Añez

Viceministra de Gestión Comunicacional Ministerio de Comunicación

NdD: Evidentemente, la Presidenta es constitucional, pero también es transitoria. Por tanto, Página Siete la nombrará indistintamente o, cuando haya limitaciones de espacio en titulares o noticias, la llamará solamente Presidenta, tal como lo ha venido haciendo hasta ahora.

 

44
2

Otras Noticias