Hernán Cabrera M.

Retos que lanza la revelación de Página Siete

viernes, 06 de diciembre de 2019 · 00:09

El periodismo tiene tareas pendientes que cumplirlas de este proceso de transición. Tareas en el ámbito de su misión: informar, esclarecer los hechos y fortalecer a la democracia. Porque la democracia se cualifica y se fortalece en la medida en que la información es de calidad, creíble, responsable y ética.

José Marti decía que la “Prensa es luz en las tinieblas y paz en la guerra”. Probablemente esa labor se ha visto entorpecida por las redes sociales en estos tiempos de convulsión social, porque las redes explotaban en rumores, falsas noticias, insultos al por mayor, posiciones violentas, fotografías trucadas, videos editados, etc. Y esto hacía más difícil la pacificación. Incluso una fotografía de un quemado en Montero, hizo que la gente se enfurezca y haya generado el fatal desenlace de dos personas muertas.

Pero frente a ello, el reto es doble para el periodismo boliviano, que afronta hoy una de sus propias batallas: recuperar el nivel de credibilidad que gozaba, que a pesar de tantos golpes sigue teniendo. Pulitzer decía  que la prensa tiene todos los días una gran batalla que dar, y es mantener la credibilidad en sus filas.

Pero las tareas pendientes que debe asumir la prensa nacional es el de la investigación y escrudiñar detalles de lo que ocurrió desde el 20 de octubre hasta el momento de la transición de la actual presidenta Jeanine Añez. Porque hay mucho que contar, hay muchos detalles que se deben conocer e informar a la población.

Con seguridad, los periodistas tienen sus instrumentos para indagar, investigar, ir al fondo de temas que están calientes, esperando salir a la luz pública.

Página Siete transitó esa ruta y ahora lo hizo con un reportaje a fondo, que develó el rol de algunos generales y coroneles de las FFAA en los momentos más difíciles de estos últimos tiempos. Reveló que el entonces comandante en jefe de las Fuerzas Armas de Bolivia, general Kaliman, se resistió hasta lo último de involucrar a los militares a contener la violencia que estaba siendo provocada por los movimientos violentos del anterior Gobierno. Obedecía órdenes aún de Evo y del exministro de Defensa.

Sin duda, una nota periodística reveladora, de la cual se debe  seguir produciendo mucho más. Por ejemplo, un diputado del MAS dijo que hubo ministros que  elevaron a Evo Morales a la máxima potencia hasta creerse Dios. Pues bien, hay que indagar para conocer detalles de esos conceptos ministeriales, de quiénes fueron esos señores, y otros asuntos.

¿Qué hubo detrás de la renuncia de Evo Morales, de Álvaro García Linera? ¿Por qué se fueron al Chapare? ¿Por qué llegó directamente un avión militar de México? ¿Por qué no se puede ingresar al Chapare? ¿Qué poderes existen en la zona para que ni la prensa pueda tener acceso?

Y de la otra parte, ¿qué hubo en las negociaciones para la asunción del mando de Jeanine Añez? ¿Quiénes son sus asesores? ¿Cuáles fueron las instructivas presidenciales que no obedecieron los militares?

En todo conflicto de tal magnitud, hay muchos elementos o situaciones que se desenvuelven en medio del mayor secreto posible, porque tiene sus intencionalidades, en unos casos positivas y en otras dañinas.

En Bolivia ha ocurrido un hecho histórico de gran relevancia, que tuvo como actor central a un pueblo movilizado de forma pacífica frente a determinados sectores sociales que con armas en mano y con violencia quisieron imponer sus condiciones. Y en ello actuaron los policías y los militares, para contener la violencia con violencia. No hubo golpe de Estado.

También de estos hechos en los que hubo más de 25 muertos, más de 300 heridos, se tiene que informar y contar la historia desde el otro lado, desde las víctimas, sean del bando que sean, porque antes que nada son bolivianos.

Bien por Página Siete ante estas revelaciones de los generales y coroneles militares que la historia se encargará de juzgarlos.

El ejercicio de un periodismo creíble y comprometido con los derechos humanos fortalece al sistema democrático, a nuestra democracia.

 

Hernán Cabrera M. es periodista y ex Defensor del Pueblo de Santa Cruz.

 

167
10

Otras Noticias