Dime qué palabras usas y te diré …

Por 
viernes, 15 de marzo de 2019 · 00:09

El pasado 24 de febrero publiqué en el suplemento Ideas de este periódico un comentario sobre sus columnas de opinión y un análisis del vocabulario usado en ellas. A pesar de ser éste apenas un experimento mejorable, Wálter I. Vargas, uno de los columnistas incluidos en el análisis, me ha dedicado un comentario en su columna “Opinar en tiempos de dictablanda”, trayendo el tema a las páginas de opinión.

Al comenzar, dice él: “A título de hacer un examen, por lo demás conceptualmente interesante, de la corriente de opinión que circula en este periódico, creo que (Patiño) lanza dos o tres cosas harto problemáticas y dignas de reflexionar”.

Una vez publicado, un texto pertenece más a los lectores que al autor, así que Vargas tiene derecho a encontrar problemática cualquiera de mis afirmaciones o todas, pero si alguien de su categoría dice que mi análisis es “conceptualmente interesante” y que dos o tres cosas son “dignas de reflexionar”, ya se justifica el artículo. 

Sería, pues, ingrato de mi parte responder al honor que me hace Vargas argumentando que su lectura no es del todo justa, y sólo me he animado a responder porque me atribuye indirectamente la opinión de que Página Siete no es “democrática”. No es la palabra que yo hubiese usado, pero se entiende, y merece corrección. 

Yo diría más bien que este medio, y su actual directora en particular, son incluso más abiertos a todas las corrientes de opinión que lo que muestran sus páginas. Si no hay más artículos de oficialistas es porque estos no quieren usar el espacio, y el periódico da voz a quien sí lo quiere; lo que explica el sesgo opositor del medio. Las ocasionales columnas ministeriales que menciona Vargas son golondrinas que no prueban nada y nada es necesario probar.

Aclarado esto, usaré el espacio que me queda para reparar una injusticia que he cometido yo con Vargas el incluirlo en un promedio del que por estilo y temas predilectos se aparta. Para aclararlo, necesito un poco de contexto. 

El artículo que publiqué recoge un análisis que responde a viejas preguntas: ¿Qué fracción del total del vocabulario castellano usamos al escribir? ¿Qué palabras usamos con más frecuencia? ¿Cómo se compara nuestro vocabulario con el de Cervantes? Y otras similares. En el camino aproveché para ver cuántos “likes” le ponen los lectores a cada artículo.

Quizás no sean preguntas de interés general, pero no son esotéricas. En todo caso, la facilidad con las que se las puede contestar hoy en día, las hace irresistibles a los curiosos de la palabra. Lo que sí me parece evidente, pero por si acaso aclaré en mi artículo referido, es que las respuestas a esas preguntas en ningún caso sirven para calificar la calidad de un texto. 

Un análisis del vocabulario de diez columnistas y una selección de los editorial es muestra que las palabras “con significado” más usadas en 2018 fueron “gobierno”, “país”, “Evo”, “Morales”, “presidente” y “poder”, en este orden; lo que me llevó a decir que la selección mostraba una “obsesión” por el Presidente. Quizá no sea tanto, pero duda no cabe de la preferencia que hay por él y su gobierno como temas de columna. Sin contar palabras, sabemos que es casi siempre para criticar.

La falta de espacio no me permite presentar las frecuencias individuales, pero el honor que me hace Vargas comentándome me obliga a revelar las suyas. En contraste con sus pares, las palabras con significado más usadas por Vargas en el mismo periodo fueron “literatura”, “siglo”, “país”, “siempre” y “tiempo”. Y si quedara una duda de la singularidad de Vargas, entre todas las palabras usadas por los columnistas y editoriales en 2018, Vargas es el único que usa “Zaratustra” (dos veces).

Estos resultados no cambian el mundo, pero dice mucho de sus temas predilectos, por más crítico del gobierno que él también sea. Es suerte de los lectores que haya quien además traiga a Nietzsche, Woolf y Wiethüchter a las páginas de opinión.

 

Jorge Patiño Sarcinelli es matemático y escritor.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

123
6

Otras Noticias