Serpentina textual

Una comunicación no sexista es posible

viernes, 26 de abril de 2019 · 00:11

Siguiendo con la identificación de las muchas formas en las que se expresa la violencia, la mediática es aquella producida por los medios masivos de comunicación, a través de publicaciones, difusión de mensajes  e imágenes estereotipadas, que promueven la imagen de las mujeres como objetos de consumo, las difaman, discriminan, deshonran, humillan o atentan contra su dignidad, su nombre y/o su imagen.

 Así mismo, la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas legitiman la desigualdad de trato y fortalece los patrones socioculturales reproductores de violencia contra las mujeres. Del mismo modo, la publicidad sexista que usa los cuerpos de las mujeres para vender cualquier tipo de productos es la más dañina por ser aceptada socialmente.

 La violencia mediática es una de las 16 formas de violencia reconocidas por la Ley 348 para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, es una modalidad de ejercicio de la violencia machista que utiliza los soportes mediáticos y los códigos periodísticos para reproducir la discriminación hacia la identidad de las mujeres. 

El mensaje se convierte en palabra pública cuando se origina en un medio de comunicación social y los sentidos que construye, instauran hegemonías ideológicas, y plantean lecturas de la realidad con representaciones sobre las identidades y prácticas presentadas como verdaderas por los medios.

 Según Eliseo Verón,  la teoría de la discursividad es un buen punto de partida para identificar y desnaturalizar los mecanismos machistas en la sociedad mediatizada. Entre las personas y lo “real”, los medios de comunicación operan como instituciones privilegiadas que disponen filtros y lentes desde donde la realidad puede cobrar un sentido, investido desde las propias gramáticas de producción del mismo medio. 

Esto quiere decir que los medios no solamente son dispositivos de reproducción de lo “real”, al que copian más o menos correctamente, sino, más bien, dispositivos de producción de sentido. Es en esta dinámica que algunos sentidos se instituyen como hegemonías discursivas y modelan lo posible, lo decible, lo pensable.

En ese sentido, la violencia mediática genera condiciones para el ejercicio de la violencia de género en todos los ámbitos de las relaciones interpersonales, ya que su naturalización social ubica a la violencia simbólica como la imposición de un orden único y natural, sobre el que  se basan la ética, la moral o las costumbres de una sociedad, donde la desigualdad entre hombres y mujeres es estructural.

En un sistema de dominación, basado en la fuerza, las armas o el dinero, la dimensión simbólica de la violencia es la que se pone de manifiesto en muchos discursos, obtiene, además, la adhesión voluntaria de las propias mujeres.  Toda violencia simbólica resuelve su eficacia en la violencia física, en la violencia machista que mata. A fuerza de su naturalización los feminicidios terminan siendo una noticia más de las informaciones diarias que ya no importan.

Ante esta grave situación,  el gran desafío de los medios de comunicación es desnaturalizar las  prácticas sexistas, misóginas y androcéntricas a través de nuevos sentidos de igualdad, de visibilización integral de las mujeres como protagonistas del desarrollo, sin sexismo que menosprecia y desvaloriza el sexo biológico femenino, superando la universalización de lo masculino, superando la culpabilización de las mujeres en los casos de violencia. 

Descartar la tendencia de subrayar los modelos mujer-madre y esposa y la mujer-objeto-sexual que implican una promoción de los mismos y refuerzan la imagen tradicional y limitada de las mujeres.

 

Elizabeth Salguero Carrillo es comunicadora social.
 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

12
42

Otras Noticias