Hasta que toda Bolivia se-a hARTE: respuesta a Ignacio Vera de Rada

Por 
viernes, 10 de mayo de 2019 · 00:09

Mujeres Creando usa todos los espacios que existan y los que inventa para poner el debate, el conflicto y la discusión encima de la mesa. Lo hace en la calle, sobre todo en las escuelas, en los prostíbulos y en los urinarios públicos, en los bancos donde capitalizan el sudor de nuestro trabajo y en los bancos donde las parejas se sientan a besarse; en los atrios y  palcos de las iglesias y en los parlamentos bolivianos o de cualquier otro país que se atreva a discutir sus propuestas; en los museos más rancios o los espacios de arte más contemporáneos y en los espacios de discusión sobre el país. 

Mujeres Creando ha cambiado la percepción de Bolivia de mucha gente prejuiciosa, ha alterado el orden establecido de los colonizadores europeos versus las colonizadas tercermundistas, ha puesto en cuestión y en ridículo a los prohombres de la patria blancos, conservadores y mantenedores de sus privilegios de clase, sexo y estatus social. 

Mujeres creando se ha reído de caballeros románticos novelescos que vienen a explicarnos cómo debe ser nuestro país y nuestra vida de paso también. 

Mujeres creando ha puesto a indígenas elitarios en el estrado para que paguen sus deudas con la sociedad y muchos niñatos ricos de la clase alta boliviana han quedado señalados con el dedo por su falta de respeto y dignidad a las mujeres o a su más cercana comunidad ciudadana.

Y lo ha hecho con abogadas, y con spray, con su participación en la Bienal de Arte de San Pablo y con los talleres de sexualidad en las escuelas nocturnas, con mujeres taxistas ayudando a sacar su ropa a una joven violada por su padrastro o con tinta roja sobre el cemento del Palacio del Patrón.

Y es por todo eso que  el olfato político aguzado por los años en las aceras de perra callejera me dice que hay personajes que huelen a rancio, a retrógrado, a naftalina y conservador de terno inmaculado, pero no que sabe limpiarse el frenillo del pene cuando se ducha porque no se toca, pero sobre todo me huele a misoginia, a miedo a la mujer que se revuelve, reacción -de reaccionario- repulsiva de mujeres que no son sumisas, mujeres libres, lindas y locas, putas, lesbianas, y cholas revueltas y hermanadas pensando en otro país para ellas.

Huelo a misoginia con corbata en camisa que esconde miedos pueriles de joven de 25 años o menos que no ha abandonado jamás las formas acartonadas que heredaron de sus predecesores y que se aprietan las piernas para no pensar en la libertad o la felicidad. 

Os notificamos a todos, las calles, las paredes, el aire y la tierra de este país también son nuestras. Tenemos muchas cosas que decir y que proponer a este país y seguiremos haciéndolo en público y a vista y paciencia de caballeros que se escandalizan porque no nos quedamos viendo novelas, y esperando a maridos como vosotros. Tenemos una voz propia y colectiva en las calles, y queremos una vida propia y digna también. Eso no se logra esperando criterios y actitudes de hombres como vosotros. 

Mujeres Creando ha creado en las calles y en las plazas una referencia de las mujeres en Bolivia que jamás lo lograría en vuestras novelas románticas de intelectuales domesticados en universidades españolas.

Los estudiosos del latín como vosotros, conocéis el origen tan horrorosamente patriarcal de la palabra patrimonio -así como la palabra matrimonio- y es por ello que Mujeres Creando no piensa en las calles y edificios o paredes de Bolivia como patrimonio  histórico de ninguna ciudad, ni como propiedad de una alcaldía gris y dura de corazón como el cemento del Mercado Lanza, sino en el territorio de conflictos, en el terreno de lo discutible y el debate. Para Mujeres Creando las paredes de Bolivia entera serán pizarras donde todas las personas que tienen algo que decir expongan lo que piensan y se expliquen, y nosotras promovamos las discusiones sobre el país que queremos vivir. Por eso seguiremos grafiteando y seguiremos debatiendo con todos y todas las habitantes de Bolivia… Hasta que toda Bolivia se-a Harte.

Hasta que toda Bolivia sea arte de todos y de todas, sin modelos que imitar, y hasta que toda Bolivia se harte de indígenas imponiéndose con chicote y caballeros educados a la antigua usanza que quieran adoctrinarnos con ese supuesto bonito porte.

 

Idoia Romano es conductora y productora del programa radial La vuelta al mundo en 60 minutos de Radio Deseo e integrante de Mujeres Creando.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

217
163

Otras Noticias