¿Por qué los niños?

jueves, 16 de mayo de 2019 · 00:09

Este año elegí a los niños como nuestro tema para celebrar en junio el cumpleaños de Su Majestad la Reina Elizabeth II, que es la fiesta nacional del Reino Unido. Qué mejor manera de hacerlo, cuando la Familia Real está de parabienes por el nacimiento del primogénito del Príncipe Harry.

 Estoy un poco aburrido de las fiestas diplomáticas, que a menudo tienen los mismos formatos de siempre y donde se ven las mismas caras.

 Así que, para encajar con el tema, he decidido abrir nuestro evento también a los niños y niñas, y tendremos la presencia del coro infantil de la Unidad Educativa Gran Bretaña para cantar nuestros himnos nacionales.  

 El Reino Unido ha contribuido enormemente a cómo vemos la niñez, desde las obras de Charles Dickens y Beatrix Potter hasta los personajes que han dado forma a la infancia de muchos de nosotros, como el osito Paddington, Alicia en el País de las Maravillas, Peppa Pig y Harry Potter. También podemos aprender muchas cosas de los niños, y una de ellas es que se  ríen en promedio unas 300 veces al día, en comparación a sólo 20 de los adultos. 

Desde mediados del siglo XVIII, muchas personas en Gran Bretaña comenzaron a pensar en la niñez de nuevas formas. Anteriormente, la creencia puritana de que los humanos nacen pecadores como consecuencia de la “caída” de la humanidad había llevado a la creencia común de que la niñez era una etapa peligrosa. Como resultado, gran parte de la literatura infantil se ocupaba de la salvación del alma de los niños mediante la instrucción y la provisión de modelos de comportamiento. 

Este modo de concebir a la niñez se hizo menos influyente hacia la mitad del denominado Siglo de las luces. En realidad, la infancia pasó a ser asociada con un conjunto de significados y atributos positivos, como la inocencia, la libertad, la creatividad, la emoción, la espontaneidad y, tal vez lo más importante para quienes estaban encargados de criar y educar niños, la maleabilidad.

De la mano de poetas románticos como William Blake y William Wordsworth, la infancia comenzó a verse como una fuerza para el bien. En la literatura infantil, esta versión idealizada de la niñez se volvió enormemente popular y continuó así durante los siglos XIX y XX. En los libros infantiles, la inocencia de los niños, su bondad, su franqueza y su visión, con frecuencia restauran el bienestar moral de los adultos y de la sociedad. 

El culto a la infancia persistió hasta el siglo XX, alcanzando su cúspide en la famosa obra de JM Barrie, Peter Pan, quien se negaba a crecer.

Es la inocencia del niño y la falta de respeto por la convención la que puede gritarle al emperador que no tiene ropa. La valentía de niñas como Malala Yusefi, que pueden enfrentarse a los talibanes por el derecho a tener educación, es una inspiración.  Los niños de hoy en día ven claramente que mi generación les ha fallado cuando se trata de proteger a nuestro planeta la destrucción que provoca el cambio climático, y están actuando en todo el mundo para pedir cuentas por ello a los adultos.

Los niños también tienen una habilidad especial para enseñarnos.  Cuando juegan tienen un sentido inherente de lo que justo, y cuando miramos la política a través de los ojos de un niño, también sabemos lo que está bien y lo que está mal.  Necesitamos redescubrir esto con urgencia.  

Los niños también nos ofrecen una salida, porque no guardan rencores. Debemos aprender de ellos cómo reconciliar nuestras diferencias mediante la acción para rectificar nuestras diferencias y ser amigos nuevamente. 

Y para nosotros como padres, gobiernos y miembros de la sociedad, viene la mayor de las responsabilidades. Como dijo Kofi Annan, “No hay deber más importante que asegurar que los derechos de los niños sean respetados, que su bienestar sea protegido, que sus vidas estén libres de miedo y que puedan crecer en paz”.
 
Jeff Glekin es embajador del Reino Unido en Bolivia
Twitter @JeffGlekin

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

53
1

Otras Noticias