Oikos & finis

Reanudación de tensiones comerciales

miércoles, 22 de mayo de 2019 · 00:11

Cuando se da un desempeño mejor al esperado de las principales economías en el primer trimestre del presente año, debido a las acciones tomadas por los distintos bancos centrales, las expectativas de un pronto acuerdo comercial entre Estados Unidos y China y el aplazamiento  al menos hasta octubre, del Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) sin acuerdo, que parecía alejar las perspectivas económicas pesimistas que tenían organismos y bancos centrales a comienzos del año, y que contribuyó a que los principales mercados bursátiles registraran un comportamiento positivo, el presidente Donald Trump dio un inesperado giro a las negociaciones con China al incrementar los aranceles de bienes chinos que ingresan a los Estados Unidos.

El año pasado Estados Unidos y China se impusieron recíprocamente aranceles del 25% sobre bienes que representan 50.000 millones de dólares en monto comercializado. Posteriormente, Estados Unidos impuso aranceles del 10% sobre otros bienes chinos, que representan 200 mil millones de dólares en monto comercializado, aranceles que Trump decidió elevar en el presente mes de mayo al 25%. En represalia China incrementó aranceles también en  un 25% a bienes importados de Estados Unidos por 60.000 millones de dólares, que se comenzarán a aplicar desde junio. 

Para Estados Unidos, el comercio con China registra un continuó y creciente déficit comercial desde mediados de los años 80. La administración Trump pretende reducir ese déficit comercial, pero además acusa a China de robar la propiedad intelectual de productos estadounidenses y de prácticas comerciales desleales por parte de empresas estatales que gozan de subsidios. 

En 2018, las importaciones de productos chinos –a pesar de la imposición de aranceles– se incremento en  un 7%; sin embargo, en el primer trimestre de este año, cayeron un 9%, lo que pareciera indicar que la guerra comercial está comenzando a tener efectos, con el consiguiente impacto en el comportamiento de la economía china.

La administración Trump pretende también que el efecto del incremento de aranceles sea asumido por las empresas chinas, mediante una reducción de los precios de los productos que estas exportan. Pero recientes investigaciones muestran que la mayoría del costo, resultante del incremento de aranceles, ha sido asumida por las empresas y consumidores estadounidenses, aunque sin efectos relevantes, por el momento, sobre la inflación y el consumo. 

Sin embargo, diversas empresas estadounidenses que importan insumos o bienes finales chinos han anunciado que el reciente incremento de aranceles tendrá efectos sobre los precios, lo que no sólo podría incidir sobre la inflación y el consumo, sino también sobre las ganancias de las empresas y el crecimiento económico. 

Para contrarrestar los efectos de los mayores aranceles, varias empresas están buscando productos en otros países para reemplazar a los chinos y evaluando tomar medidas para ajustar sus estructuras de costos. Reemplazar a los productos chinos podría ser posible en el corto plazo, para el caso de aquellos que son perfectamente sustituibles; pero no es tan sencillo con productos diferenciados, considerando los volúmenes y calidad demandados. 

Por otra parte, el ajuste en las estructuras de costos podría incidir en la demanda de empleo en determinados sectores como el minorista. 

Pero el incremento de los aranceles de los productos estadounidenses exportados a China también puede tener efecto sobre la demanda de los mismos, tomando en cuenta que el poder adquisitivo de los consumidores chinos es menor que el de los consumidores estadounidenses.

En definitiva, no está claro quién gana y pierde más con esta guerra comercial, pero en la medida en que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China no se encaminen a una pronta solución puede retornar el clima de incertidumbre que contribuyó a generar las expectativas pesimistas sobre el comportamiento futuro de las principales economías.

   
Armando Álvarez Arnal es analista económico y financiero. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

188
98

Otras Noticias