La desigualdad de género no es negocio

jueves, 30 de mayo de 2019 · 00:10

¿Cuánto creen que es el costo económico de la desigualdad de género? ¿Cuánto perdemos por la no inclusión, por no valorar todas las contribuciones de los miembros de la sociedad? Pues, los números son impactantes: el costo económico mundial es de 160 billones de dólares, una carga enorme para la economía y pérdida de oportunidad para generar un mayor crecimiento económico. Pero no sólo pierde la economía en su conjunto; es decir, todos en la sociedad, sino, principalmente, pierden millones de mujeres la posibilidad de desarrollarse, de mostrar su talento, su capacidad, de tener la oportunidad de crecer.

Es por esta razón que es interesante e importante hablar sobre el género en el desarrollo, un enfoque que surge a finales de los años 70, en la década de la mujer y, es una forma de percibir la subordinación de ésta y el papel que juega en la construcción de modelos globales de desarrollo. Este enfoque pone como centro del problema “el desarrollo de mujeres y hombres”, evitando considerar a la mujer de manera aislada, aislada de todo, de la sociedad, lo que podría ser un error, pues se buscaría soluciones parciales, soluciones parches, en las que existirían programas a los que se les agrega un componente mujer y no, no es eso lo que se requiere; necesitamos igualdad de oportunidades, igualdad de condiciones para transformar en conjunto esas estructuras sociales e institucionales desiguales.

No podemos lograr empoderar a las mujeres sin tomar en cuenta a los hombres, y no porque necesitemos que éstos nos validen,  sino porque son parte y deben ser parte de la transformación. El primer paso para que los hombres participen de la igualdad de género es visibilizándoles esta temática, porque los privilegios son invisibles para quienes los tienen. Incluso para muchas de nosotras, mujeres, que somos privilegiadas y es probable que no seamos parte de las estadísticas mencionadas en un comienzo.

“La igualdad de género no es un juego de suma cero donde unos ganan y otros pierden, sino es un ganar-ganar”, hago referencia a Michael Kimmel quien escribió: “¿Por qué la igualdad de género es buena para todos? Pues porque ganamos todos, no es solamente un interés por la igualdad de derechos, es un interés económico.

Michelle Bachelet, en una reunión de ONU Mujeres, en 2012, mencionó: “Garantizar la igualdad de oportunidades para mujeres y hombres no sólo es una medida justa, sino también, una estrategia económica rentable”. ¿Qué significa esto? Que estamos siendo ineficientes con nuestra asignación de recursos, lo que nos limita a producir más; a crear, a generar, a desarrollarnos. 

Para argumentarlo, lo explicaré mediante un modelo muy simplificado de economía, pero muy útil: la Frontera de Posibilidades de Producción (FPP). Este modelo es una representación gráfica de las cantidades máximas que una economía puede producir en un determinado periodo de tiempo, habiendo utilizado eficientemente todos sus recursos disponibles. Además recordemos que dentro de los factores productivos (recursos) tenemos: tierra, trabajo, capital y habilidades empresariales. Por lo tanto, si no utilizamos todos los recursos disponibles para producir en una economía, estaríamos posicionándonos por debajo de nuestro potencial máximo de producción; es decir, somos ineficientes en la administración de nuestros recursos.

¿Qué hacer al respecto? Mujeres, el desafío comienza hoy… El futuro es mujer. La pregunta es:  ¿qué harás para continuar con la acumulación por siglos de logros obtenidos de las luchas en las calles de mujeres que nos han permitido estar aquí hoy, en una posición privilegiada, por lo que la responsabilidad y el compromiso que tenemos ahora son mayores? Entonces, ¿qué estás dispuesta a hacer por las nuevas generaciones?

 

Ana Marietta Colanzi Forfori es economista, miembro de ReD Ciudadana. 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

179
109

Otras Noticias