Javier Torres Goitia T.

Guido Villagómez, ejemplo de responsabilidad científica y social

sábado, 17 de agosto de 2019 · 00:11

Bolivia, a todo nivel, se caracteriza por la debilidad de sus instituciones, lo cual contrasta con excepcionales valores individuales de altísimo nivel que no son reconocidos en el medio, pero destacan con luz propia en el exterior. Guido Villagómez Roig y el Centro Internacional de Entrenamiento en Gastroenterología y Endoscopía Digestiva son un referente del más alto nivel en el mundo entero.

Todo empezó cuando el doctor Arnold Hoffman, médico boliviano, inició sus estudios de gastroenterología en Tokio, donde estableció relaciones estrechas con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA). Sus gestiones culminaron con la suscripción del convenio boliviano japonés de cooperación en salud que consta de cuatro pilares. 

1. Construcción de tres hospitales gastroenterológicos en las tres ciudades bolivianas con facultades de medicina: La Paz, Cochabamba y Sucre, con diseño y tecnología japonesa 2. Equipamiento de estos centros con los últimos adelantos técnicos de la época. 3. Becas para profesionales bolivianos en la Universidad de Toho, en Tokio. 4. Envió de expertos japoneses a los centros bolivianos para apoyar en la organización y funcionamiento de estos, durante sus cinco primeros años de funcionamiento.

El primer becado que llega a Tokio fue el doctor Villagómez. Retorna a Bolivia en 1978, coincidiendo con la instalación de JICA en La Paz.

En sólo un año, el 27 de abril de 1979, se inaugura el Hospital de Gastroenterología en La Paz, en 1980 en Sucre y en 1981 en Cochabamba. Hoffman, asume la dirección del Hospital de La Paz hasta 1985. En ese año fue nombrado Embajador de Bolivia en el Japón, en el Gobierno de Víctor Paz Estensoro, quedando la dirección del hospital a cargo del doctor Guido Villagómez Roig.

Esto coincide con la finalización de los primeros cinco años de la primera etapa de cooperación japonesa y el inicio de la segunda, que ya no cuenta con la presencia en el país de los expertos japoneses, asumiendo Guido Villagómez la responsabilidad de conducir el hospital con los más altos estándares de calidad 

En sus primeros años de gestión logra que el Gastroenterológico de La Paz sea calificado como el “Mejor hospital de Bolivia”.

Paralelamente, inicia una labor académica y científica de muy alto nivel en los hospitales de La Paz, Sucre y Cochabamba, desarrollando métodos modernos de endoscopía y creando técnicas propias en esta especialidad, que lo hacen acreedor a varios reconocimientos internacionales, incluyendo el Premio Mundial en Endoscopía, que otorga la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO) y  la condecoración con la Orden del Sol Naciente Rayos de Oro y Plata que le otorga el gobierno del Japón, en 2015.

Continuando con el avance académico y técnico de la especialidad, en el año 2005, Villagómez logra que la WGO elija La Paz como sede del Centro Regional de Entrenamiento para América Latina.

Villagómez inicia dos  actividades paralelas, el Curso internacional de avances en gastroenterología y endoscopía digestiva y un curso de Entrenamiento individual en endoscopía digestiva terapéutica, ambos bajo el patrocinio de la WGO, inaugurando así un hito inédito en Bolivia: la creación del La Paz “training center” con profesionales de más de 15 países.

En estos 14 años se han formado más de 250 especialistas por año, con un total de 3.500 participantes de Latinoamérica y el resto del mundo. En el Centro de Entrenamiento individual de Endoscopía Terapéutica se han capacitado a más de 50 profesionales bolivianos y extranjeros. 

Villagómez añade a su alta calidad profesional un sentido de ética y responsabilidad, poco comunes en nuestro medio. Virtudes que son en parte fruto del ejemplo y enseñanzas recibidas de sus maestros japoneses y mucho de su tradición familiar, como hijo de uno de los más grandes pedagogos del país, Guido Villagómez Loma, que actuó en la época de oro de la educación en Bolivia, a mediados del siglo pasado.

 Desde 1992, el Gastroenterológico mantiene un programa de extensión a la comunidad a través de hospitales de provincias ubicados en las diferentes regiones del país, con atención gratuita de procedimientos diagnósticos y cirugías.

Javier Torres Goitia T. fue ministro de Salud.

111
6

Otras Noticias