Javier Diez de Medina Valle

Supertanker busca apagar el miedo presidencial

lunes, 26 de agosto de 2019 · 00:10

Hace algunos días  comentaba en otro artículo que, el presidente Morales, con los errores y consecuencias devastadoras del incendio ocurrido en Chiquitos, estaba empezando a sentir un miedo inmenso que no desaparecerá. Estos errores le pueden costar la reelección y, por qué no, el cargo.

Mi padre solía decirme que asumir la responsabilidad es sólo de valientes y que pedir perdón es sólo de gente noble; entendiéndose por nobleza a la capacidad de tener una actitud justa hacia la verdad, despreciando el engaño. Esas personas, al asumir su responsabilidad y ser valientes para hacerlo, no tienen miedo por defender lo justo.

Lo cierto es que este incendio tiene una sola causa: la pobre capacidad de gestión del Estado, desde el Presidente hasta el último técnico que no tuvo la fuerza y coraje de dejar sentada su opinión oportunamente; haciendo notar el verdadero grado de riesgo del daño que podía causar el fuego provocado por los chaqueos de quienes se han visto favorecidos con la “quema controlada” de bosques, contemplada en el Decreto Supremo 3973 de 9 de julio pasado. 

No quiero ni imaginar cómo hubiera sido el avance del fuego si la quema hubiera sido libre y sin control. Gracias señor Presidente por el cuidado que tuvo en poner tan importante adjetivo a esta quema de bosques. Se puede apreciar, con claridad meridiana, el grado de responsabilidad suya y el grado de prevención, y control que dieron sus técnicos a este incendio: ¡un verdadero desastre!

El Presidente lo hizo tan bien que muchos días después -seguramente muy pocos en los cálculos del Vicepresidente- tuvo la sensibilidad de darse cuenta que era necesario contratar el Boeing 747 denominado Supertanker, en una clásica actitud de desprendimiento de quien llora sobre la leche derramada. Ahora le pregunto: ¿mantiene usted el deseo de ser el Presidente de la mejor Bolivia de nuestra historia? Una Bolivia a la que le acaba de extirpar un pulmón, ¿sólo por creer que las áreas protegidas fueron elaboradas por los gringos? 

Las áreas protegidas tienen una razón de ser fundamental para la vida de nuestra madre tierra a quien esta gestión de gobierno le está faltando el respeto hace ya varios años. 

La verdad que yo esperaba que esta vez el presidente Morales asuma su responsabilidad como primera autoridad del Estado y dignamente pida perdón a Bolivia, y sobre todo a Santa Cruz, por tan irreparable pérdida. Un daño de esta naturaleza, en países donde el respeto a las leyes y a la Constitución se cumple a cabalidad, habría obligado a que el Primer Mandatario renuncie. 

Sin embargo, en vez de declarar a Chiquitos zona de desastre y pedir ayuda internacional, se está buscando culpables que sólo iniciaron la tan mentada “quema controlada”, amparados por el Decreto 3973 e ignorando las consecuencias fatales. Me pregunto: si un padre le da a su pequeño hijo un revólver y le recomienda utilizarlo con cuidado, ¿el niño va a ser cuidadoso? 

¡Por favor! Deroguen ese Decreto Supremo 3973 con el que se ha creído que quienes habitan esa zona iban a realizar “quema controlada” de sus tierras, cuéntennos la verdad de esta tragedia y pidan perdón como corresponde. Atrévanse a presentar una rendición de cuentas ahora, no después de las elecciones; detallando la verdadera extensión de tierra afectada, los impactos medioambientales producidos, las pérdidas económicas causadas a los bolivianos y al Estado. Da miedo, ¿verdad?

¡Nobleza obliga, señor Presidente! No tenga miedo ¡Bolivia está primero!

 

Javier Diez de Medina Valle es administrador de empresas,  y consultor en gestión estratégica y ética aplicada.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

547
12

Otras Noticias