Jorge Patiño Sarcinelli

El retorno del pezón indecente

viernes, 09 de agosto de 2019 · 00:11

La primera imagen significativa que tiene un recién nacido, a pocas horas de llegar a este mundo, es la del pezón materno. Nada, salvo respirar, es más urgente para un bebé que alimentarse, y esa mancha parduzca con formato adaptado a su pequeña boca es el anuncio de que viene leche. En una mente en formación, hipersensible a todo estímulo, es lógico suponer que esa imagen deja en todos una poderosa marca indeleble. 

En todos, no. Aunque la urgencia alimentaria y la gratitud al pezón materno es igual para todos, por algún motivo los hombres permanecen de por vida más sensibles a esa pieza anatómica que las mujeres. Esta atracción diferenciada cambia todo. 

En 2004, Janet Jackson, hermana de Michael, cantaba en el intermedio del Super Bowl, cuando por un “mal funcionamiento de su vestimenta” uno de sus pezones quedó expuesto “por medio segundo”. Este instante fue suficiente para que el accidente fuera caracterizado como “indecente”, la cadena de televisión CBS multada con medio millón de dólares y el episodio llamado Nipplegate. 

Las aerolíneas también censuran escotes y senos. 1. Hace poco “Una joven ha denunciado que la aerolínea Vueling le prohibió embarcar en un avión al considerar que llevaba una vestimenta inadecuada”. Ella dice que llevaba un body… la compañía alega que ella iba en malla.  2. “Una británica de 31 años ha denunciado que fue expulsada de un vuelo por llevar ropa muy provocativa… que no era adecuada porque había niños a bordo”. 3. Dice una noticia reciente: “La aerolínea KLM pide a una madre que se cubra para amamantar en un vuelo”.  (FB prohibió el posteo de imágenes  de mujeres dando de mamar en 2009).  

Siempre los senos. 

Hace una semana, El País publicó una nota sobre el planchado de senos a adolescentes africanas, “una tortura ancestral que se realiza para evitar que llamen la atención de los hombres”. Un español posteó la noticia en Facebook y su cuenta fue suspendida por 24 horas porque la fotografía que mostraba los senos sufriendo el planchado fue considerada “indecente” por la censura de FB.  Cuando posteó un comentario sobre la censura de FB, su cuenta fue suspendida por tres días. 

Por razones sicológicas profundas, quizá relacionadas con el acto primario de mamar, los senos además del efecto sexual que ejercen sobre los hombres, tienen un gran poder simbólico entre las mujeres, y se critica a las feministas por llevar “las tetas al aire” como si fuese un acto agresivo. Los senos son la única parte del cuerpo que es a la vez maternal, sensual, bella o agresiva, según quién y cómo los mire. 

La desnudez total o parcial de los senos ha pasado por distintos momentos en la historia. Desde las mujeres cretenses, que llevaban los pechos desnudos 3.000 años antes de Cristo, hasta los muy generosos escotes de los siglos XIV al XIX, pasando por la moda de un seno descubierto entre las egipcias y las clásicas imágenes de la Virgen amamantando al niño Jesús, las mujeres han mostrado, sugerido o escondido sus senos según vaivenes de la moda. 

En el siglo XX la liberación sexual había comenzado a anestesiar los sentidos hacia los senos desnudos, y estos se estaban convirtiendo en cosa corriente. Tal vez sea así en algunos círculos, pero los relatos mencionados sugieren que está habiendo en esa percepción un retroceso, que está haciendo que los pezones sean nuevamente una parte “indecente” del cuerpo femenino. Es absurdo que se quiera impedir que los niños vean senos, cuando su memoria de ellos es fresca y los ven habitualmente en muchas playas. 

El carácter sexual de los senos y la afición de los hombres por ellos hacen que ocupen un lugar nada trivial en la cultura, en la relación entre los sexos y en la violencia de género. Pero pasan por un momento de esquizofrenia social: mientras en algunos espacios se los ve como una parte más, en otros han recuperado su poder moral y erótico (y erótico por oculto). Dejemos que las mujeres decidan cómo usar ese poder, para seducir, amamantar o protestar.

 
Jorge Patiño Sarcinelli es matemático y escritor
 

Más de
195
21

Otras Noticias