Juan Antonio Morales

Montesquieu en el Ministerio de Comunicaciones

sábado, 14 de septiembre de 2019 · 00:10

En la reinvención (reingeniería, dirían los tecnócratas) de los conceptos, como el de democracia, el Ministerio de Comunicaciones se lleva la flor y lo ha dejado chiquito al gran filósofo francés del siglo de las luces, barón de Montesquieu (1689-1755), que definió de manera precisa en qué consistía la democracia y la importancia de la separación de poderes. Los spots publicitarios del Ministerio de Comunicaciones son extraordinarios,  diciéndonos que democracia es no tener que subir cinco pisos cargando la garrafa de gas o dar becas de posgrado y empleos en YPFB a los muchachos y muchachas que no se han perdido un solo carnaval universitario durante sus estudios y que tienen además el indiscutible mérito de ser de la generación Evo.

Siguiendo la corriente al  Ministerio de Comunicaciones  de asimilar democracia con  los sabores y sinsabores de la vida cotidiana, ¿no sería democrático que se librara a los televidentes de los abrumadores e insufribles spots televisivos dedicados a glorificar al jefazo/candidato y a su “obrismo”? 

Tanto el vicepresidente García Linera como el ministro de Comunicaciones Canelas repiten el sonsonete de que si los candidatos de Comunidad Ciudadana encuentran maravilloso lo que ha hecho el MAS, por qué entonces quieren competir electoralmente. Posiblemente, el programa económico de CC no se aleja mucho del modelo económico del MAS, aunque se pudiera decir que de noche todos los gatos parecen pardos. Si se lo lee  cuidadosamente se encontrará distinciones importantes. Es en la parte referida a la democracia y el Estado de Derecho que el programa de CC más se distingue y donde hay propuestas radicales. En esa parte se recupera lo que se admite en casi todo el mundo  como democracia que, por cierto, no es la democracia popular de la China de los años cincuenta ni es la democracia de la garrafa de gas.

La petición del ministro Canelas de que el candidato de CC presente su hoja de vida a los bolivianos para el empleo al que está postulando, no pasa de ser un atrevimiento efectista. Es cierto que el currículum cuenta, pero no es todo. Más importante es su visión del mundo, de la economía y de la sociedad en que se encuentra y lo que propone para el futuro. Hubiese sido insensato del Dr. Paz Estenssoro proponerse reeditar lo que había hecho en sus primeros gobiernos. Las circunstancias eran diferentes y asumió muy bien el desafío. 

Hablando de hojas de vida, ¿no sería ya tiempo de discutir serenamente lo acontecido en el país en los últimos casi 14 años? Se podría analizar  cuáles han sido realmente los beneficios y costos de las nacionalizaciones. También se podría discurrir sobre el real estado de la 32 empresas estatales. Tal vez menos pedestre y ya que se ha mencionado a Montesquieu, ¿cuál es el estado del Estado de Derecho pregonado en la Constitución de 2009? ¿Qué nos puede decir el ministro Canelas de la justicia? ¿Qué nos puede decir de la invocación selectiva a las convenciones internacionales de derechos humanos para justificar la injustificable reelección del presidente Morales? ¿Acaso la Ley Quiroga Santa Cruz con sus disposiciones de retroactividad es conforme a estas convenciones? Esa ley sólo ha servido para enjuiciar a los opositores y a alcaldes del MAS de pequeñas ciudades, que han tropezado, generalmente por desconocimiento, en alguna disposición de un Estado excesivamente (pero también arbitrariamente) regulado. Hasta ahora  no ha disuadido la corrupción de alto vuelo.  ¿Es buena gobernanza? ¿Es democracia?

Por último, nos está haciendo falta un debate, en el que se discuta en profundidad, no solo lo que ha pasado en el país en los últimos años, sino qué se propone para el futuro. ¿Cómo evitar caer en una crisis económica y política, que nos lleve 28 años salir de ella, como ya nos ha pasado alguna  vez? ¿Por qué el presidente Morales elude el debate? Si hubiese debate recién podríamos hablar de democracia, sin que Montesquieu se resienta.

 

Juan Antonio Morales es economista, expresidente del 
Banco Central de Bolivia.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

197
6

Otras Noticias