Naturalizar la inacción

miércoles, 25 de septiembre de 2019 · 00:14

Transcurridos 70 o más días de iniciados los incendios forestales en el país, parece haberse normalizado la catástrofe, al menos para quienes no habitan en las áreas afectadas directamente.

Y no es porque los incendios hayan sido superados o mitigados, sino porque, como suele pasar en el país, a una urgencia/polémica/problemática le sigue otra, y la primera se diluye, incluso se olvida.

En el momento de mayor crisis de estos incendios, se llegó a decir que la tragedia ambiental definiría la elección del 20 de octubre venidero y, si bien no se puede negar que haya tenido impacto en el ánimo de la gente -especialmente en Santa Cruz, una de las principales plazas de la elección-, no se puede aún especular sobre cuántos votos perdieron o ganaron los principales candidatos. 

Aunque claramente este hecho ha detonado un interés y activismo por el medio ambiente, especialmente en los jóvenes, no hay nada que permita creer que después de este periodo angustioso las prácticas de la gente en el campo -desde la ganadería hasta la agroindustria- vayan a cambiar, y mucho menos en las ciudades, donde el comercio y la basura asfixian cada día de forma más evidente.

Los datos, que se han manejado diversos y hasta contradictorios entre sí, tampoco parecen ser de gran impacto, pues mientras seguimos quemando bosque  y los activistas continúan clamando que vivimos un ecocidio, el Gobierno nos dice que siempre se ha quemado en estas magnitudes y que, por ejemplo, el 2016 fue peor. Como las cifras oficiales en Bolivia no son totalmente fiables, aún no podemos tener una auditoría seria de la situación.

Finalmente, también se ha normalizado el que no contemos con un plan de emergencias contundente. Si bien no ha cesado la cooperación internacional con equipos humanos y recursos, no se concretó un llamado a la ayuda internacional que podría haber significado, quizás, un control de los focos de calor. 

En conclusión, el tratamiento de este episodio ha pasado de la alarma e interés general a la normalidad y la preocupación insuficiente para generar cambios.

Los incendios -que ahora se han presentado en otras regiones del país- serán la norma en todo el planeta por el calentamiento global, por ello, más que nunca antes, hay que tomar medidas serias y responsables. 

Para empezar, se debe limitar las acciones que alientan el fuego, como el chaqueo, la deforestación y otros, y luego  preparar al país en serio, con profesionales, equipamiento y logística adecuada para enfrentar este tipo de desastres de gran magnitud.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

44

Otras Noticias