Clemencia Siles Santa Cruz

Un hombre íntegro en una turbulenta historia

domingo, 29 de septiembre de 2019 · 00:12

En estos días se ha vuelto a hablar de Luis Adolfo Siles Salinas. Es que han transcurrido 50 años de su gobierno y se ha hecho honor a quien supo marcar un sendero de convivencia democrática para nuestro país; a quien puso sus mejores esfuerzos por el desarrollo de Bolivia, y a quien dejó una profunda huella en la lucha por la dignidad y la libertad de los hombres y mujeres de esta nación.

La verdad es que no siempre la historia escrita refleja una justa valoración crítica. En muchos casos, lo que conocemos como Historia es lo que se escribe y no lo que realmente fue; y lo que se escribió después del 69, año del alevoso derrocamiento de mi padre, ignora muchas veces su figura, su palabra y su obra.

Por eso, hoy quiero recordar episodios de su vida que seguramente no están en ciertos textos de Historia.

Fue profesor universitario y, como tal, forjador de juventudes.  Su formación de abogado, su entrega al servicio público y su honda preparación cultural enriquecieron su vida, le dieron modernidad y realismo, y le permitieron alcanzar tanto una profunda comprensión de la condición humana como una amplia visión de la realidad boliviana.

Puede su actuación de hombre de gobierno dividirse en dos etapas: la primera, como Vicepresidente de la República entre 1966 y 1969 y, la segunda, desde abril a septiembre del mismo año, en su condición de Presidente Constitucional, sucesor legítimo del fallecido presidente René Barrientos.

Durante la primera, supo establecer un equilibrio. No obstaculizó la labor del Ejecutivo, pero defendió al Congreso de la Nación; alentó y respaldó todo acto positivo del gobierno, pero también censuró lo negativo.

En esta etapa, su interés por contribuir al mejor conocimiento del territorio y a la mayor vinculación entre las distintas regiones  se pusieron de manifiesto en los diversos recorridos que efectuó hasta llegar a los confines más apartados del país.

En materia de legislación, como presidente del Congreso dirigió y participó en el proceso de reforma de la Constitución Política del Estado, tarea que concluyó en 1967, con la promulgación de una Carta Magna que tuvo vigencia hasta 1995.

Una vez posesionado en la Presidencia, propuso una agenda que tiene plena vigencia en el siglo 21. En ella, su ideal de integración, tan discutido y obstaculizado en su época, sigue abriendo fronteras y continúa siendo el gran reto para América Latina; durante su gobierno, Bolivia ingresó al Pacto Andino, que tuvo el mérito de haber sido la organización integracionista pionera en nuestro continente. 

Su ansia de vertebración interna dio pie a que se impulsen diversas obras para unir el altiplano con el oriente. Su búsqueda por mejorar las condiciones de vida de la gente lo llevó por senderos que marcan aún nuestro horizonte.

Durante su gobierno obtuvo el financiamiento para el tendido del gasoducto a la Argentina  y amplió el mercado de las exportaciones, medidas que hoy siguen siendo el sostén del Presupuesto Nacional. 

Su pasión por la cultura y la educación, vitales en la conciencia actual, lo impulsaron y se tradujeron en la creación de las universidades Católica y Mariscal Ballivián del Beni  y del Premio Nacional de Cultura. 

Su fe en la democracia integral, tan desprestigiada por muchos y sustituida por regímenes autoritarios, ha ganado partido en todo nuestro continente. Las banderas que enarboló en defensa de los derechos humanos siguen siendo enaltecidas. 

Llevado por su integridad denunció con singular energía los abusos de varios gobiernos. Hombre de gran coraje, recto, transparente, en un país de vida institucional tan agitada como es el nuestro, hicieron que fuera reconocido, significativamente, como “Doctor Habeas Corpus”.

Gran visionario, el tema de la participación de la mujer en todos los ámbitos públicos hizo que nombrara a la primera ministra y a las primeras embajadoras que tuvo Bolivia. Por ello, es grande y profunda la gratitud que ahora la familia de Luis Adolfo Siles manifiesta a quienes lo han recordado.

Clemencia Siles Santa Cruz es comunicadora social.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

57
5

Otras Noticias