Edgar Ramos Andrade

Rambo Quintana, los “mist’is” y sus cómplices

viernes, 03 de enero de 2020 · 00:08

1. Este viernes 27, militares españoles encapuchados (presuntos delincuentes o terroristas) que iban en autos diplomáticos, intentaron rescatar al ex ministro Quintana de la vivienda de la embajadora María Mercado de México (Barrio Rinconada, La Paz) o propiciciar su fuga. Ello grafica los nervios del grupo mist’i (mestizos o blancoides, en jerga aymara) que decide en el MAS, y hoy es acusado por delitos penales. Fue Quintana quien dijo que Bolivia será “un Vietnam moderno”, tal vez por su obsesión de militarizar todo, odiar literalmente a los periodistas, o enjuiciarlos por sedición como hizo con Wilson García.

2. Quintana es Boina verde o militar mimado por EEUU. Un “Rambo” (literal) alumno de la Escuela de las Américas, esa de Panamá y de Fort Benning (Georgia EUA) donde aprendió infiltración y contra-información. Un manual de esa escuela titula Kubark y enseña “técnicas de coacción como amenazas, meter miedo y dolor (colectivo)”. Ahí estudiaron los Galtieri, Vladimiro Montesinos y otros represores. Quintana hizo también el Curso de Satinador en el Comando Sur de EEUU, en Panamá. “Fui oficial del Ejército y estoy preparado para experimentar escenarios de altísimo riesgo… un oficio no compatible con la complacencia ni la timidez”, le dijo a El Deber, como nos recuerda Wilson García (ver soldepando.com/wp-content/uploads/2017/01/Quintanismo.pdf)

3. Rambo Quintana es “jefe” de los “mist’is”, que aportaron ideas y dinero al MAS, con ONG como el Observatorio Seguridad y Democracia de Quintana (Resdal), financiada por Fundación Soros, Cejis, de Carlos Romero y Alfredo Rada, y ADPHB, de Sacha Llorenti. Se sumaron luego Luis Arce (del BCB), Héctor Arce (profesor de derecho UMSA) y Álvaro García (guerrillero MRTK y autodidacta en matemática y sociología). Este Grupo de los 7 cegó políticamente a Morales; lo secuestraron mentalmente, pero luego, ya egolatrado, le gustó estar acorralado por los mist’is.

4.- Los mist’is tienen varios amigos. Uno es: Facundo Camilo Morales Schoenfeld (44 años) argentino-colombiano, exalto jefe de las FARC, esa guerrilla que 2016 firmó la paz y desarme con Manuel Santos. Es hijo de Néstor Molares, juez en Chubut-Argentina y fue parte de La Cámpora o Juventudes Kirchneristas. Molares llegó a Bolivia en octubre 2019, desde Venezuela con dos colombianos: Hernán Darío Paisa Velásquez, y Pedro Nel Carvajalino, yerno del militar venezolano Alexis Rodríguez Cabello (primo de Diosdado). Facundo se instaló en Santa Cruz y el 30 de octubre empuñó armas. Estuvo en Puente de la Amistad de Montero, donde fueron asesinadas dos personas, pero él cayó herido de bala (ver soldepando.com/molares/). Fue llevado a la clínica Foianini y luego abandonado en el Hospital Universitario Japonés de Santa Cruz, donde estuvo dos semanas con coma inducido. Tiene varias órdenes internacionales de detención.

5.- Otros “amigos” son centenares de “médicos” cubanos de la Escuela Latinoamericana de Medicina ELAM. Ejemplo: Idalberto Delgado Baró, Amparo Lourdes García Buchaca y Ramón Emilio Álvarez Cepero (de la Brigada Médica Cubana), quienes, en noviembre y en plena caos en El Alto, fueron pillados con 700 mil bolivianos (100.000 dólares). Alegaron que el dinero era “para pagar a los (700) médicos cubanos en misión” (ver eju.tv/2019/11/extranjeros-implicados-en-sedicion-en-bolivia-medicos-cubanos-caen-con-suma-millonaria-para-financiar-movilizacion-contra-anez/).

Al día siguiente fueron “sacados de urgencia” a su país. Y 15 de noviembre, en Guayaramerín, fueron detenidos nueve venezolanos que portaban: armas, dinamita y distintivos policiales de ese país. Nombres: Orlando Desiderio García, Julio César Ríos, Wilfredo José Torre Gonzales, Edgar Cecilio L.M. y otros seis (ver tenemosnoticias.com/noticia/armados-planeaban-detienen-venezolanos-960424/1720130).

6.- Otro “amigo mist’i: Óscar Martín Serna Ponce, empresario peruano de ropa y jefe de campaña del candidato del MAS Alpacino Mojica (Circunscripción 46 Montero Hoyos) por orden de Carlos Romero. Activo miembro de Azules del Oriente, esposo de una beniana exmiss (Verano, Bolivian Tropic) y eximagen de calendario en constructoras, y licoreras. Oscar vive en el Condominio Barceló (Km 9 al norte cruceño). Apoyó con dinero a candidatos del MAS; es muy amigo de Molares y más cercano de los García Linera (Álvaro y Raúl) y de Hugo Moldiz, con quienes coordina “gestiones” de inteligencia y contrainteligencia, a la Policía y a gente del anterior gobierno. Vivió un tiempo en los Yungas (Coroico y Caranavi), trabajó con varios ministros de gobierno de Morales en operativos policiales y fue instructor en las escuelas de cuadros del MAS.

Serna estuvo en San Julián, Yapacaní, Camiri y fue parte del grupo armado que operó en Montero el 30 de octubre. Sus contactos son la concejala del MAS, en San José de Chiquitos, Susana Vaca, la esposa del diputado Henrry Cabrera (MAS), Heidy Rebeca Parada Gallardo. Serna entregó a Rebeca el pasaporte de Facundo para que le entregue al papá del guerrillero, que llegó desde Chubut a Santa Cruz. Serna se paseaba, por ministerios y la “Casa Grande” (ver eldeber.com.bo/158500_serna-dirigio-campana-de-candidato-del-mas). Es amigo de un exministro de Minería (Navarro), un asambleísta (Torrico), de otro MRTA (de iniciales LP) y de un ETA (CA). En 1995 fue condenado en Bolivia a 20 años de presidio por secuestro; en 2004 fugó de San Pedro y fue recapturado el año 2012, en Beni. Desde entonces es parte del exgobierno. Está prófugo.

7. El MAS, en general, y los mist’is, en particular, nos creyeron idiotas culturales y tenían tres planes para el 20 de octubre. Plan a) Ganar la elección con fraude pero “que se disimule” y para ello tenía al arrodillado TSE, que nunca respondía preguntas de periodistas. Plan b) Si alguien protesta ante el fraude se reprime con militares y policías, a quienes los tenía hincados, y contaba con apoyo del obsecuente Kaliman o comandantes policiales, como el coronel Grandy de Cochabamba. Plan c) tragedia por violencia y miedo colectivo, provocado por terroristas expertos de ELAM de Cuba, colectivos chavistas de Venezuela, MRTA de Perú, FARC Colombia, y Kirchneristas de Argentina, de quienes poco o nada sabía la prensa y la sociedad.

8. Una explicación de lo ocurrido con las dos muertes en Montero, el 30 de octubre 2019, es que una célula FARC-MRTA asaltó el pequeño módulo policial de Yapacaní y robó armas, y los Molares, Serna y otros estaban bien armados. Por ello –dice atinado Wilson García– la Policía se amotinó el 8 de noviembre y, dos días después, contagió a las FFAA. Pero aún hay mucho por descifrar.

9. Los operadores mist’is, como Raúl García, Hugo Moldiz, Gustavo Torrico, Javier Zabaleta u otros menores, no calcularon un detalle: la reacción de la población, especialmente jóvenes y adolescentes, en todo el país: Y pisotearon, como en 2016, la voluntad del votante, humillaron a la dirigencia del MAS, e impusieron candidatos mist’is. Ello explica el traspié de los Molares, Serna, cubanos o venezolanos…

10. ¿Conclusiones?

a) El MAS IPSP termina 2019 como partido en disgregación, como simbolismo, y como intento de poder perpetuo mist’i.

b) Los mist’is abusaron del término “indígena”, que sirvió para terrorismo, miedo político y pánico colectivo, frenado por ahora. Ellos planificaron al detalle el probado fraude, pero los muertos los pusieron los humildes. El MAS sólo fue víctima porque los mist’is persigueron –y encarcelaron–a dirigentes indígenas.

c) Evo es un trofeo, simbólico y ambulante. Estuvo en México (y escapó), en Cuba (haciendo hora) y está en Argentina. Pero la justicia lo persigue, porque en su nombre –y con su firma– los mist’is quisieron incendiar Bolivia.

d) La Policía y las FFAA recibieron “órdenes” para “apoyar” logísticamente a “organizaciones sociales”, como los cocaleros de Chapare, a las FARC, MRTA, ELAM u otros. Pero varios excomandantes están en la cárcel - por el Golpe de Estado de 1980 o la sucesión de masacres xenófobas de 2003– tuvieron que recapacitar. Fue lección aprendida.

e) Alerta: los mist’is no duermen. Rambo prepara nuevas batallas.

Edgar Ramos Andrade es comunicador e investigador social. Autor de aGONIa y Rebelión Social (2da Ed 2013) y otros libros; chaco.amazonia@gmail.com 69831526

293
10

Otras Noticias