Sonia Montaño Virreira

Malas juntas

domingo, 05 de enero de 2020 · 00:12

La llegada de dos representantes de VOX, partido neofascista de España y su entrevista con los ministros de Gobierno y  Defensa ha recibido amplia atención y mucha condescendencia. VOX dice que vino para conocer la verdad sobe lo ocurrido en la residencia de la embajadora mexicana, pero en realidad aprovechó el tiempo para lanzar muchas acusaciones sin prueba a sus adversarios políticos españoles, en particular a Podemos. 

El intercambio con las autoridades bolivianas es un claro ejemplo de la política oportunista de “los amigos de mis enemigos son también mis enemigos”. Así la amistad y hasta la colaboración entre personas con afinidad ideológica, como algunos miembros de Podemos con Evo Morales, es una flaca evidencia para sustentar las graves acusaciones de VOX  y equivalen a suponer que el ministro Murillo, por haberlos recibido tan amablemente, es parte de una conspiración fascista internacional. 

VOX es el partido con menos credenciales democráticas de España y desde un signo opuesto al del MAS, en su boca abunda la referencia a la democracia, cuando en la realidad la viola a través de  sus acciones. Este no es el lugar para mostrar sus incoherencias y acciones políticas  en el difícil de comprender mundo político español. Lo que aquí nos interesa es la dimensión internacional de sus acciones . 

VOX tiene, como una de sus principales  banderas, la lucha contra la igualdad entre hombres y mujeres, desconoce la existencia de la violencia machista, declara lucha a muerte contra la “ideología de género”, desconociendo que en España, como  en Bolivia, las mujeres mueren a manos de hombres sólo por el hecho de ser mujeres; este partido difunde sin pudor la idea de que las feministas en realidad son “feminazis”, incitando de esta manera al odio y a la venganza.

VOX también busca acabar con la migración “ilegal”, a la vez que defiende la memoria de Franco, siendo un partido experto en difundir argumentos sin sustento que apelan a las emociones más primarias que alimentan el renacimiento del fascismo en Europa. 

En fin, VOX no es fuente de  inspiración democrática y daña la frágil condición de un gobierno transitorio, que con el esfuerzo de muchos logró que Jeanine Añez sea ungida presidenta constitucional y establezca un gobierno, que a pesar de incluir a varias derechas, fue capaz de pactar con la mayoría parlamentaria del MAS la realización de las próximas elecciones. 

El Gobierno de Bolivia “es lo que hay” y ha tenido pocos pero significativos aciertos que permiten renovar la esperanza en elecciones limpias y transparentes. No debiera  ensuciarse entrando a formar parte de redes internacionales que  reproducen vicios semejantes a los de los  socialistas del siglo XXI. La corriente principal que logró la salida de Morales  es una corriente democrática que defiende los derechos humanos de todas y todos, tiene un fuerte componente respetuoso del medioambiente y busca construir una sociedad  en la que se puedan escuchar todas las voces, en la que se respeten  las ideas y la justicia sea independiente.

Pero sería ingenuo ignorar que a esa corriente la amenazan la presencia de rasgos autoritarios de nuestra cultura política que  el MAS no supo erradicar y, más bien, profundizó: el caudillismo, la sustitución de los partidos por logias, camarillas y “movimientos sociales”, el machismo, la oscuridad  y, cada día con más fuerza, el fundamentalismo religioso. Esto último lo encarnan Camacho y sus amigos dentro del gobierno y en los ámbitos más recónditos de la sociedad boliviana. Grupos como VOX no buscan amigos, buscan socios si no cómplices.

La Presidenta, quien ha sabido escuchar las voces que alertaron oportunamente sobre la presencia conflictiva de un exministro, debe mantener la prudencia y cumplir con su mandato, sin comprometerse con potenciales proyectos políticos que aprovechan la crisis boliviana ,utilizando el fantasma del MAS para impulsar alianzas sin principios ni futuro democrático.

Sonia Montaño Virreira es socióloga feminista.

88
28

Otras Noticias