Fernando Patiño Sarcinelli

¿Será no será, lo más seguro es quién sabe

martes, 27 de octubre de 2020 · 00:09

Si bien algunos personajes nombrados en este pequeño ensayo son conocidos de nuestra historia más reciente, quiero hacer notar que más me interesan las ciencias del comportamiento que la política. Pero está claro que las primeras influyen a la segunda. 

Estamos todos sorprendidos con los resultados de las últimas elecciones y proliferan las columnas de politólogos y expertos con diferentes explicaciones para los resultados de las encuestas que ni se acercaron a los números ahora conocidos. Entre varias teorías, la del “nuevo fraude”, la más absurda. Esos sí que no han entendido nada. 

Página Siete ha tenido el valor de reconocer el error y disculparse ante los lectores, otra sorpresa. No es común en nuestro medio que alguien que se equivoque se disculpe públicamente. Estamos más acostumbrados a explicaciones mal remendadas, que no convencen, pero admitir el error y corregirlo, ¡jamás! Así siempre estaba, suele ser la explicación más común. 

Está demostrado que las encuestas con tecnología 4G son un tiro al aire dentro de nuestra cultura ancestral. Se equivocaron groseramente ante los resultados. También se ha demostrado que títulos de doctorado en el exterior no garantizan votos. El Dr. Chi se ha tomado más tiempo presentando su extensa hoja de vida que “gestionando” su programa de Gobierno. 

Los antecesores del Gobierno del MAS, muchos con doctorado en famosas universidades americanas, han recibido una paliza en Politología de Evo que apenas ha completado la Secundaria. Incluso, uno de los principales asesores del Goni es un economista formado en Cuba. De nada les ha servido mejor conocimiento del modelo cubano si no entienden nuestra psicología ancestral. 

Un buen amigo quechua parlante desde la infancia y con excelente formación académica en Bolivia, me explica que los idiomas anglo-sajones y latinos son bivalentes: Sí o No. El discurso habitual no tiene medias tintas. 

Nuestra cultura ancestral, en parte por influencia aimara, es trivalente, algo que no es fácil de explicar, pero que me gustaría conocer y entender mejor. Comúnmente nos expresamos con Sí, No o Puede ser. Hay quienes piensan que el “puede ser” determina la impuntualidad de la “hora boliviana” que nos caracteriza. No tenemos muy claro dónde se origina esa lógica pero la practicamos de manera inconsciente casi a diario. He ahí donde las encuestas también se equivocaron con la logística 4G (la lógica digital es binaria solo usa 0 y 1). Los indecisos han sido mal interpretados por CC y Creemos, no se pensó en el “puede ser” al contrario. 

Cuando el entonces canciller David Choquehuanca hizo referencia al sexo de las piedras, hay macho y hembra según la sabiduría Suma Qamaña, como nos explica Javier Medina, dio lugar a una serie de anécdotas, algunas hasta en tono de burla, sin que nadie hiciera esfuerzo para entender la simbología que, obviamente, no es física ni biológica. ¿Será, no será?

Choquehuanca tuvo conflictos dentro del MAS con un q´ara, graduado en Matemática decían, y quisieron los más poderosos de entonces ponerlo a un lado. Es notorio el low profile (perfil bajo) del excanciller y prontito vicepresidente del Estado Plurinacional. ¡Perdón! No debería decir bajo perfil, callado nomás se dice. Así es él y así ha logrado comunicarse mejor y más honestamente con su audiencia y logra convencer biencito a quienes lo escuchan. Me atrevo a afirmar que este sí le dio la zurda en comunicación, callado nomás pero, al que antes inflamaba multitudes con sus discursos para “hermanas y hermanos”.  

No nos queda más que admirar la capacidad de Choquehuanca. Posiblemente, Arce también supo comunicar mejor pero obligatoriamente tenía que hacer un discurso más técnico-económico. Arce también supo decir lo que el pueblo necesitaba escuchar ante una crisis sanitaria y económica sin precedentes, pero mirando al futuro. Así no más es, y así han convencido al pueblo. Falta que en esta década se cumpla lo que se repetía cínicamente en el pasado: Ama Sua (no seas ladrón), Ama Llulla (no seas mentiroso), Ama Qhella (no seas flojo).

Deseo sinceramente que sea así para tener un mejor futuro en Bolivia y que se demuestre que nuestra cultura ancestral puede ser más poderosa que los títulos universitarios mal labrados en el exterior. Espero también que alguien que sea mejor conocedor de nuestra cultura ancestral pueda aportar o debatir sobre la lógica trivalente. Quién sabe si es así, así siempre será.

Fernando Patiño Sarcinelli es médico internista, oncólogo y fotógrafo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

40
113

Otras Noticias