Loreto Correa Vera

El preludio de la política de Estado chilena hacia Bolivia

sábado, 3 de octubre de 2020 · 00:07

Los debates de la política exterior post pandemia atraviesan por una enorme multiplicidad de horizontes e intereses. En el caso de Chile, y al igual que Bolivia, la incertidumbre del escenario económico internacional define una gama de posibilidades y también caminos por los cuales, sin duda sería mejor no transitar. El Estado chileno a través de su Canciller Andrés Allamand, -en una apuesta que va siendo cada vez más forzada por las circunstancias, en lo que el Canciller chileno denomina el paisaje internacional- ha explicado en la inauguración del Seminario Internacional denominado “Chile en el ámbito vecinal post pandemia” organizado por la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos de Chile, la necesidad de tener elementos claros para enfrentar una coyuntura que no será sencilla para ningún Estado.

Al respecto, la autoridad remarcó que el gobierno de Sebastián Piñera ha fijado prioridades: conseguir la vacuna en tanto sea posible, contribuir con los mayores esfuerzos a la recuperación económica, fijar la mira del intercambio comercial en el área indo pacífica, esto es en India e Indonesia. Fortalecer la relación con Brasil, mantener una neutralidad activa en la guerra comercial entre China y Estados Unidos, entre otros muchos temas. En ese marco, las reflexiones en torno a relaciones vecinales son un tema obligatorio en materia estratégica, y sin duda, extraordinarios en un contexto de incertidumbre tan potente como el que hoy vive la humanidad. Por ello, en esta columna nos detendremos en lo señalado por la autoridad a propósito de la relación con Bolivia.

Al respecto, Allamand fijó un concepto a utilizar. El de una aproximación progresiva. Este concepto va un paso más adelante que el documento de Cancillería respecto de la política exterior de Chile 2020-2030 que habla de una integración silenciosa, y que fue publicada por el gobierno anterior. Esta noción supera la idea de una sociedad geográfica para incorporar elementos de una sociedad colaborativa, donde la cooperación responde a la intención de las partes.

Allamand recordó que el presidente Piñera ha definido realizar plantear una política, la que ha sido plasmada en un documento al estilo de un white paper  a fin de formular una política de Estado. Sobre ella, el Canciller insistió que este documento ha trascendido y que ha sido consultado ya en varias instancias institucionales nacionales, enviado a los excancilleres, al Comité de Política Exterior, a las Comisiones de la Cámara de Diputados y del Senado para ir dibujando una política exterior.

En ese contexto, el Canciller de Chile manifestó que está en el interés de Chile, que Bolivia sea una democracia estable, una sociedad integrada y una economía de crecimiento sostenido. En consecuencia, toda acción chilena que apunte a estos fines debe ser alentada, ya sea desde una perspectiva académica, empresarial, cultural o de la sociedad civil. Sin embargo, Allamand sostiene que hay que dejar sentado, desde el principio y de manera definitiva que, cualquier acercamiento con Bolivia pasa un punto obligado: el respeto del Tratado de Paz y Amistad de 1904 y el acatamiento del Fallo Internacional emitido por la Corte Internacional de Justicia del 1 de octubre 2018. Ese es un aspecto central, sobre el cual “no hay margen para ambigüedad”. Este principio debe asentarse de manera definitiva, y el Canciller ha ratificado este juicio con todos aquellos personeros chilenos con quienes ha conversado del tema.

Aun así, y pese a la propuesta de acercamiento, el Ministro Allamand señaló que existen detractores de esta idea del acercamiento progresivo. “Hay quienes en Chile sostienen que Chile no debe tomar la iniciativa o incluso, que la mejor política hacia Bolivia es no tener política”. En ese sentido, la Cancillería sostiene que esto no es adecuado porque conduce a un inmovilismo. Y sobre estos temas, Allamand dejó planteado un ámbito de cambio. Por ejemplo, que la balanza comercial entre ambos países es pequeña pero que puede crecer, particularmente si empresarios bolivianos miran a Chile como una plataforma que pueden aprovechar a propósito de la red de acuerdos comerciales que el Chile tiene con el mundo. Asimismo, esto también puede cambiar si empresarios bolivianos miran hacia Bolivia, teniendo en cuenta los horizontes de la minería. Por ello, esta aproximación será realizada de la forma más oportuna y por eso que Chile está atento a la situación política interna del país, esperando poder concretar algunos acercamientos el 2021.

Mas allá, de los dichos del Canciller, en estos días se cumplen dos años del fallo de la Corte Internacional de Justicia, y nos parece oportuno plantear algunos cuestionamientos hacia Bolivia.

El primero de ellos, respecto de su sistema educativo en relación con la historia binacional, marco que reescribió el gobierno del MAS y que insiste en una experiencia traumática, dogmática y victimista respecto de Chile. Esta visión ha envenenado de paso las mentes de miles de niños en todo el país.

En segundo lugar, hay que destacar que las relaciones internacionales requieren un diálogo práctico al interior de cada uno de los Estados. Chile, sin duda, ha invertido tiempo y energía en ello, y tal como lo establece el Canciller Allamand, no todos están de acuerdo con hacer avanzar la relación, pero se hará. ¿Qué puede decir Bolivia al respecto?

Finalmente, lo que, a nivel de las personas, es más trascendente. ¿Es efectivo que Bolivia desea cambios o prefiere el inmovilismo? Ciertamente, tener un fantasma culpable de todos los males, es directamente funcional a una política de Estado cuya miopía prefiera mantener el conflicto. Chile opta por avanzar y lo hace convencido que el fallo marcó un antes y un después. Es entendible, que el tiempo es muy necesario y hay procesos que no se pueden apurar. Sin embargo, no debemos olvidar que, en la próxima elección del 18 de octubre, los bolivianos no solo elegirán un nuevo presidente para el país, también elegirán su política exterior. Post pandemia, téngase presente.

La grabación completa del encuentro está disponible en: https://www.facebook.com/anepechile/videos/959825467870136

Loreto Correa Vera es integrante del Grupo de Reflexión Chile Bolivia del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

 

 


   

20
7

Otras Noticias