Luis F. Camacho Rivera

Feminicidio, prevenir antes que lamentar o castigar

miércoles, 4 de noviembre de 2020 · 00:09

Absolutamente nada justifica la violencia en el hogar, menos el feminicidio.

Este asunto, hasta ahora, siempre se abordó desde la justicia. Es un delito de la mayor gravedad y merece, sin atenuantes ni indulto, la sanción penal más severa. Pero la ley se aplica lamentablemente cuando los hechos ya han sucedido y nadie devuelve la vida a las víctimas, la madre a los hijos, la hija a los padres. Es indispensable prevenir, anticiparse a hechos por demás lamentables, y como para toda anticipación, se requiere identificar las causas.

La violencia en el hogar o en la pareja es un fenómeno psicológico, emocional y social complejo y como tal es multicausal. Sin embargo, el factor psicológico en el agresor está siempre presente, en mayor o menor medida, en todas las posibles causas. ¿En qué estado mental y anímico tiene que estar una persona para quitar la vida, nada más y nada menos que a la persona a quien supuestamente ama?

Cuando yo era niño, si uno quería comer pollo, debía estar dispuesto a matar pollo y esa labor, en mi hogar, sólo se atrevían a hacerla, o la empleada doméstica o mi abuela. Es que para derramar la sangre, así sea de un pollo, hay que armarse de valor. ¡Cómo será matar a un ser querido!

Generalmente las personas inician su vida de pareja en armonía, las primeras manifestaciones de violencia suelen presentarse en el varón, asociadas al consumo del alcohol y atribuidas a los celos. No es correcto decir que el alcohol produce violencia, pues en su estructura molecular no lleva la violencia contenida. Sin duda, la embriaguez puede abrir el camino a las más bajas intenciones, pero no las crea.

La otra circunstancia que muchas veces se usa como justificación de la violencia en contra de la pareja es la infidelidad comprobada o los celos. En tales casos, las  personas psicológica y emocionalmente equilibradas “cuentan hasta diez” y con dolor o sin él, simplemente se alejan. No todos los casos de infidelidad terminan en homicidio.

En la persona violenta, el evento más inocuo puede servir de gatillo para desencadenar un episodio de violencia incontenible, durante el cual ni la “pena de muerte” como sanción penal tiene la suficiente fuerza para generar unos segundos de reflexión.

En consecuencia, si se quiere prevenir el feminicidio y/o la violencia en contra de la mujer, ella deberá advertir a tiempo las primeras expresiones de reacción violenta por parte de su pareja y conversarlas oportunamente, en un momento de plena distensión y claridad de consciencia, con el propósito de promover en el potencial agresor la consulta con un o una especialista en la materia.

Es importante reconocer también que el abuso del alcohol y de otras drogas constituye una expresión de violencia autodestructiva y, por lo tanto, de la tendencia a destruir lo que más se ama. O sea, es una clara advertencia de peligro.

Si lamentablemente no se pudo prevenir oportunamente la violencia física, es imprescindible denunciarla ante la autoridad competente.

La responsabilidad del Estado empieza en la formulación y ejecución de políticas públicas dirigidas a la población en su conjunto, a la persona violenta para que sepa que su mal tiene cura si lo reconoce con sincera humildad, y, fundamentalmente, a los funcionarios públicos policiales, judiciales y de salud, para que desde ningún punto de vista resten importancia a este tipo de expresiones de violencia y que remitan a los agresores a consulta psicológica o psiquiátrica; pero no como sanción, sino como lo que es: una oportunidad de superación o cura y a la víctima a los servicios de protección creados para el efecto.

 

Luis F. Camacho Rivera es psicólogo magister en salud pública.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

10
3

Otras Noticias