Fernando Patiño Sarcinelli

Vacuna Covid-19 para todos ¿en serio?

martes, 15 de diciembre de 2020 · 00:12

Las noticias más recientes sobre la pandemia están enfocadas en las vacunas que están en proceso de aprobación por organismos reguladores para ser distribuidas a nivel mundial. Es un hecho que en estos días se ha iniciado la vacunación en Gran Bretaña y los EEUU.

No hay duda de que la vacuna es de gran valor para controlar la pandemia, pero hay interrogantes por resolver. Interesa a la industria y a las autoridades vacunar a todos sin distinción. No obstante, en la práctica es imposible vacunar a miles de millones por eso se han definido prioridades: primero el personal de salud, luego servicios esenciales, asilos y centros comunitarios, personas vulnerables y finalmente la población en general. Se estima tres meses hasta que las personas vulnerables sean vacunadas.

Existen diferentes modelos o tecnologías de producción de vacuna en estudio, y aquí comienzan las dudas. ¿Cuál es la mejor? Obviamente todos queremos la mejor, pero no se sabe cuál es. En la prisa de inventar una nueva vacuna, no hubo tiempo para hacer estudios comparativos. Muy recientemente se anunció que el modelo americano de Pfizer (mRNA) tiene 95% de eficacia (relativa). Eso quiere decir que cuando se compara a quienes recibieron la vacuna con el grupo control (placebo), la relación de contagios es 1:10. Lo que no se ha explicado es que la población estudiada, en un periodo de apenas 90 días, ha mantenido las medidas de protección habitualmente recomendadas. Por eso se debe aclarar que el 90% de eficacia es muy relativo. La cuestión es cuán efectiva serán las vacunas sin sistemas de protección. Eso significa que quienes se han vacunado deben seguir usando correctamente los barbijos.

Está claro que las vacunas tienen un efecto de largo plazo y es muy probable que generan anticuerpos protectores, al igual que la infección natural. Algunos estudios indican que el nivel de anticuerpo es algo superior con la vacuna, pero no significa que tenga mayor beneficio clínico. Al contrario, no se explica porque un 10% de los que reciben la vacuna ha contraído la Covid-19. También se ha demostrado que el fenómeno de recaída es extremamente raro en quienes ya se han recuperado y no necesitan ser vacunados. Este fenómeno ha dado lugar a especulaciones y rumores sin fundamento. No existe recaída de Covid-19 en la práctica. 

“Gobierno anuncia vacunas para 100% de los bolivianos” (Página Siete, 5 de diciembre). Este anuncio deja grandes dudas. La población tiene derecho a elegir la mejor vacuna. No sabemos cuál será aplicada en Bolivia. Hay un dilema con la población infantil. Las vacuas no han sido estudiadas en niños y estos no se enferman pero pueden ser reservorios de contagios futuros.

La preocupación eterna con cualquier medicamento o intervención médica son los posibles efectos colaterales o reacciones adversas a corto y largo plazo. En este aspecto se notan también las limitaciones de los estudios sin resultados de largo plazo. Muchos dudan de las vacunas en general, más aún de vacunas “aceleradas”. Aquí se genera un conflicto pues quienes deciden no vacunarse rompen la cadena de protección en la comunidad. La vacuna solo beneficia a quienes la reciben pero no soluciona la pandemia.

Se ha anunciado la vacunación en Bolivia a partir de marzo de 2021. Es discutible aceptar un plan de vacunación en masa dentro de tres meses si no se sabe cuántos ya han superado la infección. Las pequeñas olas que se observan recientemente posiblemente se deben a problemas de notificación. Muchos insisten en una segunda ola en Bolivia entre marzo y mayo 2021. Insisto que Bolivia, por su baja densidad poblacional, ya ha pasado la peor etapa de la pandemia entre junio y septiembre 2020. El tiempo dirá la verdad.

Veamos los indicadores para el momento en que las vacunas estén disponibles, no solo los nuevos casos pero cuántos habrán generado anticuerpos pero no están identificados. Parece más práctico vacunar indistintamente a todos, pero individualmente cada persona tiene derecho a decidir. ¿Será obligatoria la vacunación para todos? La vacuna no es para todos, menos para quienes han superado la infección o los jóvenes que posiblemente ya están inmunizados naturalmente. Entretanto, en todo el mundo varias actividades han vuelto a la normalidad. Llaman la atención los torneos de fútbol de las grandes ligas, baloncesto, béisbol, y otros. Enre los atletas competitivos no se conoce a ningún atleta famoso que hubiera sido víctima de la pandemia, sin vacunas. ¡Interesante! Hay mucho que aprender.

 
Fernando Patiño Sarcinelli es médico internista, oncólogo y fotógrafo.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

33
9

Otras Noticias