Freddy Rolando Valle Calderón

Pandemia y los presentadores

sábado, 19 de diciembre de 2020 · 00:07

El hito que marcó el presente año en salud fue y es,  sin duda, la pandemia provocada por el coronavirus - Covid- 19, enfermedad que tuvo muchas explicaciones, desde aquella que indica que fue provocada, creada o descubierta por científicos asiáticos.

Desde que la OMS  declara pandemia  a la enfermedad, la expansión fue rápida por el desconocimiento científico del comportamiento de este virus.

El avance de la pandemia mostró las deficiencias en los tres componente de los sistemas de salud: en la Infraestructura, el equipamiento y los recursos humanos, añadiéndose en muchos países, como el nuestro, los insuficientes recursos económicos destinados a la salud.

Mencionar que Bolivia recibía a la pandemia con un muy deficiente sistema de salud, población desinformada y con una casi nula educación en salud. Y con diferentes enfoques de salud, socio culturales, económicos y políticos.

No se conocía exactamente el comportamiento fisiopatológico del virus y menos el tratamiento a implementar. Los protocolos y las medidas de bioseguridad eran implementadas precariamente.

Fue ahí cuando los trabajadores en salud, profesionales y técnicos fueron desplazados por diferentes grupos sociales, como políticos, y otros profesionales, como los periodistas y otros. Todos opinaban sobre el coronavirus, obviamente con buenas intenciones, buscando soluciones, debido a que los servicios de salud eran rebasados por los casos infectados de gravedad.

Con las experiencias vividas “in situ” y corroboradas con las del exterior, se comprobó que con medidas preventivas de bioseguridad sencillas, como el uso del barbijo, el lavado de manos y el distanciamiento físico,  los cuales que se encuentran al alcance de un alto porcentaje de la población, puede prevenirse al Covid- 19.

Sobre los barbijos incluso ya se habla de qué barbijos usar, no entraré en esos detalles, pero sí remarcar que el uso debe ser  correcto. El barbijo es un medio físico que evita el contacto directo de las vías aéreas del aparato respiratorio (el más afectado por el virus) de las personas con el medioambiente posiblemente contaminado. Así de sencillo.

Por eso, que el uso por debajo de las fosas nasales y peor, en el cuello, no favorece en nada a esta medida de prevención.

En el distanciamiento físico, investigaciones determinaron que se debe guardar al menos 1,5 metros de distancia entre personas, debido a que el virus, una vez eliminado, puede ser expulsado por la persona contagiada hasta una distancia de un metro y mantener su virulencia en el medioambiente y objetos por un tiempo determinado; consecuentemente, se presentaría la infección. Si no se usa barbijo, peor si no se usa el barbijo.

El lavado de manos, que se debe practicar consecuentemente, para evitar el contagio por la manipulación de objetos contaminados.

Es importante recordar que estas medidas deben ser cumplidas por todos, ¡sin excepción!

Hay que reconocer que parte de la población, en la medida de sus posibilidades, acató y acata estas medidas. Un ejemplo son los vendedores comerciantes, que se aislaron en sus puestos con carpas de plástico. Otro instituciones, como los bancos aplican también estas medidas de bioseguridad.

En los medios de comunicación, como en los canales televisivos, y en los programas en vivo ¿se acatan estas medidas?, ¿se usa barbijos?, ¿se guarda el distanciamiento social? La respuesta es no.

Debemos recordar que aparte del cuidado y prevención personal que deben tener con la aplicación de estas tres medidas, su principal función que es informar y en lo posible educar a la población que los observa.

Una lógica popular dice que si ellos no dan ejemplo, ni cumplen con las medidas de bioseguridad, crean y dejan duda sobre la efectividad de estas medidas.

Más aún después de estar sin barbijos, codo a codo, hablando en voz alta, riendo, incluso a carcajadas, los cuatro o hasta seis presentadores, e incluso invitados, en un mismo ambiente, pasan a los comerciales, en que ellos mismos recomiendan el uso de barbijos, distanciamiento social y lavado de manos.

¡¡¡Es una contradicción alarmante!!!

Estamos en puertas de un rebrote del coronavirus que puede ser igual o peor que el primero y la lógica en los canales de televisión debe ser subsanar estas contradicciones, lo que seguramente debe ser responsabilidad de alguna área específica de la programación.

Señores presentadores, les solicitamos muy fraternalmente ayuden y apliquen las medidas de bioseguridad en sus ambientes de trabajo, por el bien de toda nuestra población.

Freddy Rolando Valle Calderón es médico salubrista y exdirector del Servicio Departamental de Salud de La Paz (Sedes).

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

16

Otras Noticias