Armando Álvarez Arnal

Incoherencia casi fatal

miércoles, 12 de febrero de 2020 · 00:11

 Para contrarrestar los efectos en la economía nacional de la caída de las exportaciones, luego de concluido el ciclo de bonanza en los precios de las materias primas, el gobierno anterior impulso la demanda interna mediante la expansión del gasto y principalmente de la inversión pública (a costa de seis años consecutivos de déficits fiscales), el crecimiento del crédito orientado al sector productivo en condiciones reguladas y la mejora del poder adquisitivo para quienes trabajan en empresas formales con incrementos salariales y el pago de beneficios adicionales como el segundo aguinaldo.

Una mayor inversión pública conlleva la importación de diversos insumos y bienes de capital que no son producidos en el país y la contratación de servicios prestados por empresas o personas extranjeras. De igual manera, el crecimiento del crédito orientado al sector productivo que normativamente debe destinarse a capital de inversión implica también la importación de insumos y bienes de capital. Y como los productos nacionales resultan ser más caros que los productos importados de países cuyas monedas se han depreciado frente al dólar, una buena parte de los incrementos salariales y beneficios adicionales se han destinado a la compra de productos importados. 

Es decir que frente a un escenario de caída de ingresos en divisas por menores exportaciones, el gobierno anterior implementó medidas que contribuyeron a incrementar la salida de divisas por mayores importaciones, lo que explica en gran medida los cinco años consecutivos (2015 al 2019) de déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos. Para compensar esa salida de divisas, el gobierno anterior tenía que atraer inversión extranjera y/o contraer mayor deuda externa. 

Como, por los desaciertos conocidos, la atracción de inversión extranjera era una misión casi imposible, tuvo que contraer deuda externa. Pero el financiamiento obtenido no fue suficiente para compensar la salida de divisas, por lo que el saldo faltante ha sido cubierto mediante la continua caída de las reservas internacionales (de 15.125 millones de dólares al cierre de 2014 cayeron a 6.470 millones a fines de 2019). 

El gobierno anterior minimizó esa caída bajo el argumento que el dudoso crecimiento del PIB del país era el más alto de la región sudamericana, omitiendo señalar que el déficit fiscal era el segundo más alto, detrás del de Venezuela. 

Ante un escenario de caída de ingresos por exportaciones, fundamentalmente por menores precios y volúmenes exportados de gas, antes de fomentar una mayor salida de divisas, más coherente y prioritario hubiera sido invertir en la búsqueda de nuevas reservas de hidrocarburos a fin de mantener o incluso incrementar a futuro los ingresos por su exportación.

 Como ello no ocurrió y las reservas existentes -que en su mayoría fueron descubiertas antes de la llegada del gobierno anterior- se están agotando, las importaciones de combustibles se han incrementado, llegando a representar en la gestión 2019 el 50% de las exportaciones de gas.

Si bien las reservas internacionales, por las medidas incoherentes mencionadas, se han reducido de manera importante, aún mantienen un nivel razonable, pero claramente ya no es posible continuar con las medidas implementadas por el anterior gobierno que pretendía mantenerlas, como se puede apreciar en el presupuesto del Estado para la presente gestión que presentaron a la Asamblea antes de su salida, encaminado consistentemente al país a un escenario económicamente fatal. 

En el planteamiento y debates de los planes de gobierno a ser propuestos por los distintos candidatos, el “iluminado” exministro debería ser consecuente con la política económica que implementó en los últimos años, ya que plantear propuestas coherentes demostraría que esa política era equivocada, pero había que “meterle nomás” para que las exautoridades y sus acólitos se perpetúen en el poder, aunque el país se convierta en otra Venezuela.

        
  Armando Álvarez Arnal es analista económico y financiero.
 

124
7

Otras Noticias