Armando Álvarez Arnal

Pánico en los mercados

miércoles, 11 de marzo de 2020 · 00:11

El temor de los efectos que sobre el desempeño de las principales economías está generando la propagación del coronavirus, que ya registra más de 110 mil  personas infectadas, en 85 países del globo, y la decisión de Arabia Saudita de aumentar su producción y reducir unilateralmente los precios del petróleo que produce, ante el fracaso de la reunión del grupo conocido como OPEP+, conformado por los 14 países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros países productores, entre ellos Rusia, generaron al inició de esta semana el derrumbe generalizado de los principales mercados bursátiles y del precio del petróleo. 

Los mercados bursátiles estadounidenses registraron caídas superiores al 7%, la mayor en 11 años. Los mercados europeos cayeron entre el 7% y el 10% y los mercados asiáticos entre el 3% y el 5%. En tanto que el petróleo WTI, luego de retroceder un 30%, cerró con un 24% de caída, a 31 dólares el barril, su precio más bajo en cuatro años.        

Para evitar la propagación del coronavirus, los países están tomando diversas medidas de contención, como la cancelación de eventos masivos o desincentivar el turismo con el consiguiente efecto negativo en las líneas aéreas, agencias de viaje, hoteles y actividades de entretenimiento. Por otra parte, el cierre temporal de diversas fábricas en China está afectando las cadenas de suministros en las industrias automotrices, textiles, alta tecnología y bienes duraderos en países como Alemania, Japón, Corea del Sur y Estados Unidos. 

La menor producción  china y las crecientes restricciones a la movilidad de las personas han reducido la demanda de petróleo y de algunos minerales incidiendo negativamente en sus precios.

Para atenuar el impacto del coronavirus en la economía estadounidense, la Reserva Federal (FED) en sesión extraordinaria -señal de la necesidad de actuar con urgencia- redujo la semana pasada su tasa de referencia en medio punto porcentual, del rango de 1,50%-1,75% al rango de 1,00%-1,25%. Otros bancos centrales, como los de China y Japón, han reducido también las tasas de referencia o implementado medidas para otorgar liquidez. 

A fin de contener la caída del precio del petróleo, que como consecuencia de la menor demanda había caído un 20% hasta mediados de la semana pasada, los países miembros del grupo OPEP+ se reunieron a fines de la semana pasada para acordar una reducción de 1,5 millones de barriles diarios en la producción mundial de crudo, de los cuales 500 mil barriles deberían ser reducidos por los países no miembros de la OPEP. 

Rusia rechazó sumarse al acuerdo propuesto argumentando que nuevos recortes en la producción para evitar mayores caídas en los precios benefician a países que producen un petróleo más caro, como es el caso de Estados Unidos, con el petróleo de esquisto, y que han aprovechado las reducciones de producción que el grupo OPEP+ ha acordado en diversas oportunidades desde 2016 para ganar mercados. 

En respuesta a la negativa rusa, Arabia Saudita anunció el pasado domingo que incrementaría su producción y rebajaría el precio de venta en hasta un 20%, lo que desató el derrumbe de los precios del petróleo. Pero una guerra de precios puede afectar más a los productores estadounidenses, cuyos costos de producción son más altos que los de  Rusia.  

El pánico desatado en los mercados ha llevado a los inversionistas a buscar refugio en activos considerados de bajo riesgo, como el oro, cuyo precio se acerca a los 1.700 dólares la onza, el más alto en siete años, en los bonos soberanos de Estados Unidos y Alemania, cuyos rendimientos a 10 años plazo se redujeron a 0,58% y -0,84%, respectivamente, y en divisas como el dólar u otras, como la libra, el yen y el euro, que se apreciaron respecto al dólar debido a la expectativa de que la FED reducirá nuevamente la tasa de referencia en su próxima reunión, programada para el 18 del presente mes. 

En los próximos días los mercados estarán atentos a las medidas que los gobiernos y bancos centrales de las principales economías vayan a tomar.

 
Armando Álvarez Arnal es analista económico y financiero.  

37

Otras Noticias