Karen Longaric Rodríguez

Nuestra voluntad indeclinable de recuperar la cualidad marítima de Bolivia

martes, 24 de marzo de 2020 · 10:08

Este 23 de marzo vivimos momentos críticos para nuestro país y para la humanidad entera. La energía y los esfuerzos de todo el gobierno están dedicados a combatir y contener el Covid-19 en Bolivia. Las bolivianas y los bolivianos pueden estar seguros de que el gobierno trabaja intensamente para protegerlos y superar esta crítica situación con disciplina, esfuerzo  y unidad. 
Esta fecha rememora un aciago hecho que ha afectado nuestra integridad territorial y nos ha apartado de la vecindad del mundo. Desde hace 141 años vivimos un forzado enclaustramiento que nos priva del derecho natural de tener un acceso al mar. La mejor manera de rendir homenaje a nuestros mártires y héroes de la Guerra del Pacífico es persistir en nuestra voluntad irrenunciable de recuperar nuestra cualidad marítima como nación. Esta fue y es la meta más importante de la política exterior boliviana. En ese sentido, no renunciaremos a alcanzar un acceso soberano al océano Pacífico y trabajaremos para lograrlo mediante el diálogo, la negociación y el respeto entre Estados.  
El fallo de la Corte Internacional de Justicia obliga a Bolivia a cambiar el enfoque sobre las relaciones con Chile. Ante el fracaso de la judicialización y mediatización del tema marítimo, Bolivia optará por el camino de la alta diplomacia y la negociación para resolver las diferencias. No improvisaremos como en el pasado reciente. Seremos proactivos,  no reactivos. El gobierno de la Presidenta Jeanine Áñez, de manera modesta y patriótica,  va a aportar sentando las bases de futuras acciones que nos permitan acercarnos de una manera fehaciente a la concreción de nuestro objetivo. Las relaciones con Chile, y con todos los países, deben ser política de Estado. Esto implica la desideologización de la política exterior, y la formulación de estrategias, políticas y medidas que promuevan y defiendan los intereses nacionales. Sólo una Bolivia cohesionada e integrada al mundo será un interlocutor sólido. 
La desideologización de nuestra política exterior nos procura la oportunidad de reformular nuestro relacionamiento internacional. Para ello, el gobierno impulsará la conformación de una comisión de expertos independientes, que en los próximos meses trabajarán elaborando un estudio y propuestas sobre la política boliviana en los temas que conciernen a nuestra relación con Chile, incluyendo el tema marítimo y el Silala. Esta comisión será presidida por la Cancillería, y estará integrada por ciudadanas y ciudadanos que hayan trabajado en estos temas en los ámbitos académico, institucional y desde la sociedad civil. 
La comisión trabajará bajo las siguientes premisas. Primero, Bolivia no renunciará a alcanzar un acceso soberano al océano Pacífico, desde la perspectiva del diálogo y del respeto entre Estados. Segundo, el gobierno de Bolivia reafirma su férrea defensa de los recursos naturales,  en el marco del respeto al derecho internacional. Tercero, Bolivia debe desjudicializar y desideologizar sus relaciones bilaterales.
Hoy debemos mejorar nuestra presencia en el escenario internacional para concretar nuestros más importantes propósitos, reflejados en la agenda de nuestra política exterior. Pero todo esto no se construye con discursos ni con insultos; no se construye con hostilidad ni reyertas, no se construye con divisionismo ni discriminación.  Esto se construye con trabajo, con sincero amor a Bolivia, con respeto y solidaridad entre todos, con sumisión a nuestras leyes  y la adecuada protección de nuestras instituciones. 
Karen Longaric Rodríguez es canciller del Estado Plurinacional de Bolivia.

47
10

Otras Noticias