Importancia de una estrategia inteligente de testeo para Bolivia

sábado, 11 de abril de 2020 · 00:08

El Covid 19 es la enfermedad causada por el virus Sars-CoV-2. Se ha convertido en uno de los desafíos mas grandes de la sociedad moderna debido a los impactos, tanto sociales como económicos. Esta pandemia, en un par de meses, ha desnudado las falencias del sistema de salud a nivel mundial y ha arrastrado a una crisis económica de dimensiones globales sin precedentes.

La gran diferencia con otras enfermedades similares reside principalmente en la velocidad de contagio y el crecimiento exponencial del mismo. Esto puede estar explicado porque hay una gran cantidad de contagiados que no presentan síntomas o tienen síntomas leves, pero transmiten la enfermedad desde los primeros días de contagio (1).

 Si bien la mortalidad puede ser similar o incluso menor a otras epidemias, como por ejemplo la gripe H1N1, al no haber ni un tratamiento, ni vacuna disponible, ha llegado a colapsar los sistemas de salud de muchos países desarrollados. 

¿Que hace que los gobiernos no reaccionen adecuadamente? Existe un sesgo importante entre la detección de la enfermedad y el contagio. Cuando los gobiernos pensaban tener un número pequeño de infectados, el contagio se seguía dando de manera exponencial. De un día a otro, los enfermos detectados se disparan y en cuestión de semanas el sistema de salud colapsa. De acuerdo con una estimación estadística de Tomas Pueyo (2), este sesgo implica que en la fase inicial, el número de detectados será de sólo un 4% del total de contagiados, el momento que exista el primer muerto, aproximadamente ya habrán 800 contagiados. 

Este sesgo ira disminuyendo conforme se incremente la capacidad de testeo. Si usamos los datos estadísticos de la enfermedad en el caso de Bolivia y estimamos la curva de contagio, a la fecha podrían existir entre 1.000 y 1.500 personas contagiadas en el país. Ese numero final solamente podremos saberlo cuando se incremente la capacidad de testeo. No hay una estadística oficial actualizada en el país de la cantidad de test realizados, pero, por los últimos datos compartidos, estamos bajo los 100 test por millón de personas ; mientras que Perú se encuentra en 650 y Chile sobre los 2.000.

Cabe recalcar que Corea del Sur ha sido un país exitoso que ha logrado controlar el desarrollo de la enfermedad con una política masiva de testeo. Según comunicación oficial del gobierno, la OMS ha sugerido al gobierno boliviano solamente hacer testeos a los casos mas probables. Esta política podría no ser de gran ayuda en la fase de contagio comunitario, en la que nos encontramos, en especial en el departamento de Santa Cruz, en la ciudad de Montero.

Según Antonio Regalado, editor para biomedicina de la revista científica del MIT (3), sólo hay tres maneras de detener el virus para siempre. El primero es evitar el contagio, algo prácticamente imposible, ya que implicaría paralizar al mundo. El segundo es la vacuna, que tardaría entre 12 a 18 meses. EL tercero es un fenómeno conocido como la inmunidad de grupo o colectiva, que se alcanza cuando un alto grado de la población se ha contagiado (60% o más) y ha desarrollado el anticuerpo necesario. En ese momento, el virus no tiene dónde mas propagarse, se detiene de manera natural, ya que no encuentra más huéspedes.

Esta alternativa está guiando los accionares de varios países en el mundo. El Reino Unido, en un principio, no adoptó medidas significativas, con la esperanza de que su sistema de salud soporte la cantidad de enfermos mientras se alcanza la inmunidad antes mencionada. El Imperial College (4), en su grupo de trabajo de Covid 19, elabora un modelo para estimar el impacto de las intervenciones no farmacéuticas. Este estudio tiene como principal conclusión que incluso tomando todas las medidas de supresión del contagio, la perdida de vidas sigue siendo elevada (250K en el caso del Reino Unido, mas de un millón para USA). En caso de no tomar ninguna medida, las consecuencias son devastadoras.

Analizando la severidad del impacto, vemos que está muy relacionado con la alta mortalidad de personas mayores a 70 años. En Bolivia, la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) realizó una modelación del impacto en el país (5), llegando a la conclusión de que la no toma de medidas implicaría una mortalidad de 13. 542 personas y un tiempo de inmunidad de la población de 5,2 meses. 

Un segundo escenario, donde se toman medidas voluntarias de aislamiento y evitar grandes concentraciones de personas, se tarda 7,6 meses en alcanzar la inmunidad comunitaria y tiene un impacto de 4.201 muertos. La tercera medida, que es una cuarentena absoluta, con cierre de fronteras, necesita efectuarse durante cuatro meses para eliminar la presencia del virus. En este escenario el numero de muertos no superaría los 70. 

Cabe recalcar que esta cantidad de muertos solamente toma en cuenta la fatalidad ocasionada por la falta de camas/respiradores, no la que conlleva una posible saturación del sistema de salud, o los efectos de una epidemia cruzada, ejemplo Covid + H1N1, o simplemente las carencias fuertes del sistema de salud actual.

¿Qué hacer frente a semejante desafío? Lo más similar a esta situación es una guerra en la que el enemigo, por más descabellado que parezca, es el virus. Éste se encuentra infiltrado en la sociedad y nos está atacando, colapsando nuestro sistema de salud. Pero no se queda ahí, la segunda etapa es probablemente más mortífera, es el colapso de la economía en su conjunto.

 Ambas etapas tienen un impacto en vidas muy alto y solamente salimos victoriosos si somos capaces de articular una estrategia exitosa, tanto epidemiológica como de salvataje económico. No existe una victoria en el corto plazo ; mientras la enfermedad esté presente, el riesgo de una mutación o un nuevo brote descontrolado es altamente posible.

De acuerdo al modelo de la UMSA, para ser 100% eficaz, la cuarentena debería durar cuatro meses, cosa totalmente imposible de realizar en las condiciones económicas actuales. Por lo tanto, el gobierno tiene el desafío de definir y comunicar una estrategia de salida de la crisis que se base en el fortalecimiento del sistema de testeo, detección y aislamiento de personas contagiadas, que ha demostrado evitar el colapso de un sistema de salud que, en el caso de Bolivia, de entrada sabemos que es muy débil. 

Adicionalmente, es necesario “encapsular” a las personas de mayor riesgo, en especial los adultos mayores.

Pero para asegurar el éxito, este sistema de testeo inteligente debe estar apoyado con la implementación de un sistema logístico adecuado que garantice tanto la toma de muestras, como el apoyo posterior a los damnificados. La salud publica y privada deben estar coordinadas por un mando único y alineadas a un bien común, que es el de salvar vidas, minimizando el impacto económico. Más referencias se pueden encontrar en el segundo articulo de Tomas Pueyo El martillo y la danza(6).

Las empresas deben preparar sus protocolos de operación que minimizan la posibilidad de contagio después de la cuarenta y ver planes de apoyo a su personal, dado que el sistema de salud puede colapsar en los próximos meses. Lo mismo la sociedad civil, debe empatizar con las personas afectadas, que van desde los que no tienen qué comer por la cuarentena, hasta los enfermos, familiares de los enfermos y fallecidos, y ser solidaria, creando iniciativas de apoyo vecinal. La empatía y la solidaridad serán clave para salir de esta crisis.

 

Juan José Landívar Moreno es director general de Laboratorios Terbol.

 

(1) OMS “Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por Coronavirus COVID-19”

https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses.

(2) Pueyo, Tomas “Coronavirus: Porque debemos actuar ya” https://medium.com/tomas-pueyo/coronavirus-por-qué-debemos-actuar-ya-93079c61e200

(3) Regalado, Antonio “Que es la inmunidad en de grupo y como puede detener al Coronavirus?” MIT Technology Review. https://www.technologyreview.es/s/12035/que-es-la-inmunidad-de-grupo-y-como-puede-detener-al-coronavirus

(4) Imperial College, “Impact of non-pharmaceutical interventions (NPIs) to reduce COVID- 19 mortality and healthcare demand” https://www.imperial.ac.uk/media/imperial-college/medicine/sph/ide/gida-fellowships/Imperial-College-COVID19-NPI-modelling-16-03-2020.pdf

(5) UMSA, Situación y Proyecciones COVID – 19, caso Bolivia

(6) Pueyo, Tomas “Coronavirus: El martillo y la danza. Como serán los próximos 18 meses si los lideres nos compran tiempo. https://medium.com/tomas-pueyo/coronavirus-el-martillo-y-la-danza-32abc4dd4ebb

 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

26
1

Otras Noticias