Guido A. Villena Valle

El estornudo de GAIA

lunes, 20 de abril de 2020 · 00:09

En ocasión de un artículo de mi autoría (mayo 2019) afirmaba: “No olvidemos que para el planeta Tierra somos pasajeros, sólo un estornudo de GAIA (Pachamama) ocasionado por falta de cooperación entre los seres vivos dará fin a la presente era.”

En un artículo de Infobae: “La gripe porcina (2009-2010): 200.000 muertes, fue la segunda pandemia causada por el virus de la gripe H1N1, casi un siglo después de la gripe española. […] se trata de una nueva cepa de H1N1 […]. El brote apareció en cerdos de una región del centro de México,[…]. Se estima que entre el 11 y el 21% de la población mundial de entonces contrajo la enfermedad.”

Ya lo había escrito el santo padre Francisco en su Carta Encíclica Laudato Si’ el Cuidado de la Casa Común, evoca a un canto de San Francisco de Asís: “Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba”; pero esta hermana que nos cobija como una madre a su hijo, clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. 

Juan Pablo II en su primera encíclica (marzo 1979) advirtió que el ser humano parece “no percibir otros significados de su ambiente natural, sino solamente aquellos que sirven a los fines de un uso inmediato y consumo”; el ser humano destruye su ambiente humano y su entorno natural. Es necesario un cambio de transformar esta realidad.

Así mismo el Papa Benedicto XVI evoca a la humanidad a reconocer que el ambiente natural está lleno de heridas profundas y también el ambiente social, lo que se debe a la libertad sin límites que gozan los habitantes de este planeta, así mismo reflexiona a que el hombre no se crea a sí mismo: “Es espíritu y voluntad, pero también naturaleza” y nosotros somos la última instancia responsable de las heridas al entorno social y natural.

El patriarca Bartolomé afirma: “un crimen contra la naturaleza es un crimen contra nosotros mismos y un pecado contra Dios”. En este sentido nos propone pasar del consumo al sacrificio, de la avidez a la generosidad, del desperdicio a la capacidad de compartir, evoca aprender a amar pensando: “de lo que yo quiero a lo que necesita el mundo de Dios.” Sobrevivimos (no vivimos) en un mundo de Dios, creado por el, somos inquilinos.

La hipótesis GAIA planteada ya en el siglo XVII y reafirmada por Hortua en el siglo XX, afirma que el planeta Tierra en su totalidad (seres vivos, océanos, rocas y atmósfera) funciona como un súper-organismo que modifica activamente su composición interna para asegurar su supervivencia, en consecuencia: el planeta es un ente viviente.

He aquí, el Laudato Sí, un testimonio tásito que declara, que, desde hace décadas el hombre está dañando la casa común (Gaia-Pachamama), éste ente con vida. La degradación del medio ambiente está íntimamente ligada la degradación social, no es de extrañarse que Gaia esté enferma y con ella todo ese super-organismo (seres vivos, océanos, rocas y atmósfera).

Después de diez años (gripe porcina) nuestro planeta se ha vuelto a enfermar, está en recuperación, clamaba por un respiro, este sistema vivo que agrupa todo tipo de seres humanos, tierra, roca, agua aire, atmosfera, estratosfera; está estornudando, tiene síntomas de covid-19: sus pulmones han colapsado (incendio forestal: la amazonia), tiene temperatura (calentamiento global), etc.

El planeta se ha detenido, para recuperarse, Dios nos da una oportunidad más de vivir en armonía, aprender a compartir, cuidar de nuestra “Casa en Común”, vivir en cooperación mutua. 

¿Culpa del covid-19?, el criterio es suyo…

“Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.” Éxodo 19:5. Los propósitos de Dios son perfectos dentro de lo imperfecto de nuestros propósitos...Dios no nos abandona.

 

Guido A. Villena Valle es abogado, egresado de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

27
8

Otras Noticias