Jhanisse Vaca Daza

La autocensura

miércoles, 29 de abril de 2020 · 00:12

Ríos de Pie ha pasado el último mes y medio hablando con doctores en siete ciudades distintas, recogiendo sus listas de necesidades y gestionando donaciones. En el proceso, ya que naturalmente se crea una relación de amistad, hemos tenido la oportunidad de escuchar sus quejas de primera mano, a veces inclusive en persona. Gracias a este activismo hemos notado que la autocensura se volvió una práctica muy común a nivel nacional, sobre todo en lugares fuera del eje La Paz-Cochabamba-Santa Cruz. El coronavirus está exponiendo la injusticia y corrupción en estructuras tan altas como la OMS y tan pequeñas como en los hospitales de nuestra salud pública. Nos acostumbramos a una cultura de trabajo abusiva y corrupta hasta en algo tan básico y necesario como la salud, y va a ser difícil cambiar esta dinámica. Pero, esta es una oportunidad de oro para hacerlo. Romper con la autocensura es un desafío necesario para la ciudadanía boliviana. 

Lo que encuentro aún más curioso es que la autocensura sea tan común en un país en que el "chisme" es una práctica tan común. ¿Por qué se nos hace tan fácil pasar chismes sobre errores ajenos, pero nos cuesta tanto denunciar autoridades para defendernos a nosotros mismos? ¿Será en parte por nuestro erróneo bajo autoconcepto como sociedad que no tenemos la voluntad de exigir más? Estoy segura que grandes pensadores y pensadoras del país podrían darnos una cátedra de cómo el nacionalismo revolucionario, en todos sus tintes, ha causado esta complacencia al abuso de poder, chismosa pero silenciosa al mismo tiempo. Mi rol como activista es ayudar a desmantelar esta autocensura. Los chismes en Whatsapp se vuelven constructivos en el momento en que alguien asume responsabilidad por las víctimas y hace la denuncia. De otra forma, no solo perdemos tiempo, nos volvemos cómplices del abuso al volverlo una fuente de entretenimiento. 

La prensa es el primer aliado del ciudadano para romper este mal. Sus reportajes, como decía George Orwell, deben usar un lenguaje para traducir un pasivo evasivo ("los doctores no tienen equipamiento") a un lenguaje activo que responsabilice ("La alcaldía no proveyó equipos al hospital de su jurisdicción"). En nuestro esfuerzo como Ríos de Pie por exponer las injusticias que escuchamos, hemos animado a quienes tienen esa información a exponerla en prensa. Periodistas amigos han garantizado protección a la fuente. Pero aún así no hay el valor para denunciar. Una respuesta constante es que quien denuncie arriesgaría mucho y al final no habría justicia, una vez más el país pasando por la experiencia de una mujer abusada. Ese razonamiento es innegable, pero también depende de nosotros como sociedad generar ejemplos para cambiarlo.

Sé que la autocensura en el país no es algo nuevo en nuestra cultura política, ni responsabilidad única de un partido. También sé que mientras muchos activistas estamos luchando contra ella actualmente, hay personas en nuestro país que lo hacen hace mucho tiempo y quizás hasta se han rendido. Es difícil pedirle valentía a una población históricamente oprimida, cuando el sistema judicial del país también es una red de mini-feudos. Sin embargo, considero que esta preocupación tan latente en la crisis actual es una oportunidad no sólo para "reflexionar" sino apoyar con acciones a quienes se animen a hacer denuncias. Sabe la Pachamama lo que hemos perdido por pasar tanto tiempo reflexionando sin actuar. Y hoy que la juventud del país está activa apoyando a nuestro personal de salud, hagamos que nuestras donaciones lleguen no sólo con un mensaje de apoyo sino de respaldo. Quienes denuncian irregularidades defienden la salud de todos, no sólo de los doctores. Como decimos en Ríos de Pie, el coraje es contagioso y se debe contagiar más rápido que cualquier virus en esta situación.

 
Jhanisse Vaca Daza es activista de derechos humanos y noviolencia, cofundadora de Ríos de Pie.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

123
40

Otras Noticias