Fernando Patiño Sarcinelli

¿Qué debemos hacer en medio de esta tormenta?

martes, 7 de abril de 2020 · 00:17

El coronavirus es hoy el nombre más famoso y temido por la humanidad. Posiblemente subestimado en su primer ataque. Hoy hasta los gobernantes más poderosos como Trump y Boris Johnson reconocen la gravedad del problema que inicialmente subestimaron. En tres meses ha producido más víctimas fatales que cualquier ataque terrorista. El país más poderoso del planeta resulta ser el blanco más vulnerable del enemigo invisible.

En Bolivia, aparentemente estamos lejos de una casuística tan numerosa. No obstante, no debemos descuidarnos. Todos están familiarizado con el término “vulnerable”. Sabemos que las personas mayores son las más vulnerables en cuanto a la mortalidad, pero todavía no tenemos una buena explicación de por qué muchos jóvenes han sucumbido en varios países. Se teme que nuestro sistema de salud está mal preparado para atender a los pacientes y también para hacer las pruebas de diagnóstico.

Bolivia es particularmente vulnerable por sufrir la tragedia de un sistema de salud incapaz de atender una emergencia epidémica. Italia, España y los EEUU han sufrido un  ataque devastador porque demoraron en actuar y no se impuso la cuarentena enérgicamente. Por otro lado, Alemania tiene un elevado número de casos, pero bajísima mortalidad. Muchos datos que no tienen explicaciones claras. En ese sentido, Bolivia parece haber actuado rápido y enérgicamente con las medidas anunciadas el 21 de marzo.  

Es bueno destacar que Oruro ha sido el primer departamento en decretar la cuarentena municipal desde el 13 de marzo, efectiva a partir del 16 y desde el día 20 no se registran nuevos casos. Estos datos indican que las medidas de cuarentena y aislamiento social es la estrategia más importante para combatir la pandemia.

Se conoce el trágico desenlace de un paciente con Covid-19 que acudió a una clínica privada pero no recibió el tratamiento necesario (ver nota publicada en 3.04.20). Este hecho ha despertado gran preocupación, principalmente entre los paceños. El sistema no responde como los han propuesto las autoridades y no hay instrucciones precisas y eficientes para orientar a la población, a los médicos y a los pacientes. Es posible que el sistema ineficiente sea responsable de los números bajos.

Se ha revelado que el sector privado en La Paz no debería atender los casos de Covid-19. No obstante este criterio parece que está siendo revisado. Por otra parte se sabe que la capacidad es muy limitada y no se puede dar solución a corto plazo. Aún las instituciones que atienden a asegurados como las Cajas (CNS, CSBP, CP y otras), no tienen la capacidad para atender a los casos específicos de Covid-19 que deben ser completamente aislados de los demás pacientes. Quiere decir que se deben habilitar nuevas unidades.

Ante esta delicada situación, la orden es prevenir. Comencemos por seguir el ejemplo de Oruro donde las autoridades locales impusieron la cuarentena de manera enérgica y efectiva siguiendo recomendaciones de la OPS/OMS. La columna vertebral del control epidémico se basa en cuatro puntos: 

·         Aislamiento social, pero la familia permanece unida. Te quedas en casa y te mantienes en contacto con las personas queridas.

·         Realización de pruebas de laboratorio en todos los casos sospechosos. Lamentablemente, Bolivia y muchos países sufren limitaciones.

·         Aislamiento de los pacientes positivos de forma radical con cuidados y en sitios especialmente designados.

·         Cuarentena para los contactos de pacientes identificados y seguimiento con pruebas de laboratorio.

Oruro nos ha demostrado que estas medidas aplicadas enérgicamente y de forma inmediata son efectivas. Bolivia ha sido uno de los primeros países en adoptar la cuarentena a nivel nacional, el cierre de fronteras y la paralización del tráfico vehicular. Hoy, aparentemente, Bolivia registra una de las menores casuísticas en la región y debemos apreciar esas medidas.

El médico de familia juega un papel fundamental para orientar en situaciones de emergencia relacionadas o no a la Covid-19. Personalmente me he permitido hacer recomendaciones con responsabilidad y seguimiento de todos los pacientes que necesitan atención. Me mantengo alejado de los pacientes con fiebre o si tienen antecedentes de un contacto positivo. No podemos subestimar a ningún paciente sospechoso de Covid-19. Recomiendo aprovechar las facilidades de los comunicación en tiempo real para hacer seguimiento a cada paciente que requiere atención. No pierdan el tiempo con noticias de tratamientos novedosos con “viejos medicamentos”. No hay solución fácil para esta crisis. No entrar en pánico y no difundirlo. Mejor prevenir que lamentar. Quédate en casa y cuida a tu familia.

Fernando Patiño Sarcinelli es médico internista, oncólogo y fotógrafo.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

13
4

Otras Noticias