William Herrera Áñez

Los tico jugarán en las ligas mayores

viernes, 29 de mayo de 2020 · 00:08

Costa Rica se ha convertido en el número 38 de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), organismo de cooperación internacional, compuesto por las principales potencias y economías mundiales, cuyo objetivo es coordinarlas mejores políticas económicas y sociales y tener unos determinados estándares uniformes en términos de políticas públicas.

Los principales objetivos económicos de esta organización son: a) contribuir a una sana expansión económica en los países miembros, y no miembros; b) favorecer la expansión del comercio mundial sobre una base multilateral y no discriminatoria conforme a las obligaciones internacionales; c) realizar la mayor expansión posible de la economía y el empleo y un progreso en el nivel de vida dentro de los países miembros, manteniendo la estabilidad financiera y contribuyendo así al desarrollo de la economía mundial.

El proceso de adhesión de Costa Rica culminó el 31 de marzo pasado tras la aprobación de los 22 comités de la OCDE enmarcados en una estricta “hoja de ruta”. Esta etapa constituyó un proceso riguroso de mediciones y evaluaciones que dieron como resultado un conjunto de recomendaciones y una agenda robusta de reformas y medidas que el Estado costarricense ha venido implementando durante los últimos años. Costa Rica se convierte en el cuarto país latinoamericano en integrar este organismo, que pretende compartir buenas prácticas en el terreno económico e institucional, después de México (1994), Chile (2010) y Colombia en 2013.

Se trata de un “club de élite”, exclusivo y único que está integrado por los países con mayores índices de desarrollo humano de la comunidad internacional que buscan la excelencia en las políticas públicas. Que Costa Rica forme parte de esta organización internacional le impone no sólo evaluaciones periódicas (cada dos años), sino también honrar una serie de compromisos, como el mejoramiento sistemático de los servicios estatales, como educación, salud, sistema financiero, seguridad jurídica, control de sobornos, lucha contra la corrupción, entre otros.

Al ser parte de esta organización, Costa Rica se convierte en un país mucho más atractivo, seguro, competitivo y con un clima de confianza excepcional para recibir capitales extranjeros. En realidad, supone un universo de posibilidades no sólo para promocionar al país centroamericano en el exterior, sino igualmente lo ascenderá a un status privilegiado en el contexto internacional. 

A propósito de cambios y mejoras continuas, el gobierno costarricense ha resuelto, vía decreto, simplificar, mejorar y automatizar 113 trámites en 37 instituciones del Estado. Sin embargo, la ministra de Economía, Industria y Comercio, Victoria Hernández, anunció que para el 2022 el gobierno se ha planteado como meta una fuerte reducción en el proceso de trámites para la instalación de una empresa en el país. Y detalló que el objetivo es que el tiempo para la apertura de una empresa de comercio y servicios baje de 45 días a siete días, la instalación de un proyecto de inversión en servicios de 406 a 45 días y uno en manufactura de 469 días a 150 días.

La medida busca no sólo eliminar requisitos sino también levantar ciertos procesos, acortar los plazos en una medida razonable y así aumentar la capacidad de gobierno para ofrecer un proceso fluido “hacia un nuevo estilo de gestión”. El lanzamiento del ambicioso proyecto que busca liquidar, lo que se conoce como la “tramitología”, reunió al representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y a diputados, ministros, viceministros y oficiales a cargo de la simplificación de trámites de todas las instituciones del Estado.

El pequeño país centroamericano, con apenas cinco millones de habitantes, que lleva además una exitosa campaña contra el Covid-19  (10 fallecidos, unos 900 contagiados y en plena competencia en la fabricación de vacunas), ha decidido jugar en las grandes ligas políticas y económicas y lo hace con mucha convicción, liderazgo y voluntad política. Los ticos saben lo que quieren y cómo conseguirlo. Y en casa ¿Cómo estamos?

William Herrera Áñez es jurista y autor de varios libros

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

67
1

Otras Noticias