Freddy Zárate

Como diría Cayetano Llobet: “¡Así nomás había sido!…”

sábado, 9 de mayo de 2020 · 00:09

En estas semanas de cuarentena estuve siguiendo de cerca varias plataformas culturales. Una de ellas fue la propuesta del Colegio Abierto de Filosofía de Santa Cruz de la Sierra y de La Paz. Esta actividad consistió en presentar lecturas y diálogos que estimulen a sus seguidores virtuales a recorrer brevemente el legado de varios intelectuales a través de sus principales ideas en el campo filosófico y literario. 

El recorrido trazado por Enrique Fernández García y Eynar Rosso estuvo inmerso en mostrar a una pluralidad de pensadores de distintas épocas, por ejemplo, hubo sesiones dedicadas a Marco Aurelio, Marqués de Sade, Michel Onfray, Baruch Spinoza, Karl Popper, Immanuel Kant, Rüdiger Safranski, Karl Jaspers, Jorge Luis Borges, Thomas Hobbes, entre otros.

Pero paralelamente al campo cultural dentro de las redes sociales, uno no puede escapar del mundo terrenal, es decir, la vida cotidiana sumergida en temas de salud y el campo político. Cada día los medios digitales de información y las distintas plataformas virtuales hacen referencia de manera continua a la calamidad que vive la humanidad con el Covid-19. Bolivia no está exenta de la pandemia, sino todo lo contrario, y este hecho refleja nuestra fragilidad en el tema salud día a día. A esto se suma, el accionar del gobierno transitorio, que tiene luces y sombras en la administración de la cosa pública. 

En estos días una de las noticias que tuvo bastante repercusión en la opinión pública fue el uso de aviones que puso en apuros a algunos ministros y parlamentarios. El Ministro de Gobierno explicó que se trasladó a la diputada Ginna Torrez de Tarija a La Paz porque debía asistir a la sesión oficial del Parlamento y aprovechando dicha reunión hizo que trasladaran a su hijo, junto con ella en el avión. “Al final la diputada no asistió a la mencionada sesión pero sí al cumpleaños de la hija de Añez”.

 El otro caso se suscitó hace escasos días atrás, cuando el Ministro de la Presidencia trasladó en un avión de la Fuerza Aérea Boliviana a una modelo y ex miss Rurrenabaque. El itinerario fue de la población beniana al departamento de La Paz, porque ella “estaba delicada de salud”. Inicialmente los aludidos arguyeron que su proceder estuvo enmarcado dentro de la norma y su accionar fue en favor del prójimo, acto denominado como “humanitario”. 

A las pocas horas de estas declaraciones oficiales se viralizaron fotos, declaraciones y videos contradictorios. Al final los involucrados tuvieron que pedir disculpas públicas por haber utilizado bienes del Estado para fines particulares. Me imagino que la responsabilidad administrativa de los funcionarios públicos pasará al completo olvido y seguirán ejerciendo sus cargos como si nada hubiera pasado.

El incumplimiento de obligaciones, las acciones u omisiones que contravienen el ordenamiento jurídico administrativo de los servidores públicos fue descrito de modo satírico por el periodista y jurista Cayetano Llobet (1939-2011) en una de sus columnas de prensa que lleva el sugestivo título “¡Así nomás había sido!…”. 

El autor indica: “Y conste que para no figurar como plagiario reconozco la autoría del “así nomás es en este país” de la ilustre alcaldesa de Camargo, cuando reconoce haber sobornado a uno de los concejales para votar por ella. Y muy tranquila, ya autoridad, cuenta que su investidura es resultado del soborno, ¡y no pasa nada!”. Siguiendo esta expresión llena de “sinceridad” y cinismo, Llobet esboza algunos ejemplos en lo que los funcionarios públicos utilizan su poder para nombrar a sus familiares en entidades del gobierno, repartirse direcciones, viceministerios y ministerios, etcétera, llegando a la conclusión: “¡así nomás había sido!”. 

Y, Cayetano se pregunta: “¿Por qué nadie dice nada?”. A esto habría que sumar otras interrogantes: ¿por qué hay ciudadanos de primera y segunda clase? ¿Por qué la justicia actúa en algunos casos de manera eficiente y en otros casos hay una pasividad alarmante? ¿Por qué los gobernantes dicen luchar contra cualquier acto de corrupción y no erradican sus propios tropiezos internos?, entre otras. La respuesta pesimista sobre asuntos públicos continuaría siendo la misma: “¡porque así nomás había sido!”. 

Freddy Zárate es abogado.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

94
4

Otras Noticias