Gastón Flor Ameller

Gestión de la comunicación en tiempos de Covid 19

viernes, 12 de junio de 2020 · 00:07

Si bien la comunicación gubernamental durante la cuarentena en nuestro país ha sido permanente, ha tenido sus altibajos pese a que la Presidenta Yanine Añez expresó su preocupación desde el inicio (no se si por estrategia de campaña como candidata presidencial, o solo por la necesidad de hacerlo o ambas cosas)  y poco a poco ha perdido la fuerza y la confianza que la impulsaron cuando decidió la cuarentena, aún más todavía después de la compra con presunto sobreprecio de los respiradores españoles.


 Creo que las respuestas comunicativas se dejaron esperar y tardaron más de lo debido y sólo la Presidenta Añez salió a defender y a mostrar la preocupación sobre el tema de la corrupción. Nadie más salió a defender de manera sistemática la gestión, la imagen, el liderazgo de ella. Algunos intentaron salir al paso, pero se diluyeron en el mar de las imprecisiones y falta de una estrategia de defensa. 


La comunicación debió ser inmediata, ordenada, bien pensada y con un vocero convincente, preparado para enfrentar las “balas”, las sepa administrar y no dejar que se desgaste la imagen y la percepción positiva de la Jefa de Estado. Se podría decir que hubo información, pero no comunicación y ese es el detalle que todavía le falta a la actual gestión gubernamental.


En las conversaciones ciudadanas debe hablarse también la versión del gobierno. Es mucho mejor que se hable (aunque sea críticamente) de “el gobierno dice” o “hace”, que no “el gobierno no hace nada” o “no dice nada”. Por eso es importante no dejar vacíos comunicativos, porque son esos vacíos los que generan percepción de abandono e ineficacia, pero también dan espacio para rumores y degenera en miedo y desconfianza, como señala Xavier Pietri , politólogo y consultor de comunicación español.


El problema es que si bien una gran parte de la población citadina está de acuerdo con que la Presidenta sea la encargada de la transición y hasta la candidata para llevar las riendas de este país por cinco años más, le ha tocado llevar adelante enfrentar la pandemia con lo poco que tenemos y con la deficiencia estructural de nuestro sistema sanitario.


Depende de cómo salgamos de esta lucha, cómo se la administre, cuáles son los aliados, la consiga, la capacidad de negociación con los otros actores políticos, económicos y sociales, y principalmente el trabajo comunicacional adecuado para mantener su imagen como la líder que necesita este país o, caso contrario, puede ser un factor que le perjudique en su carrera electoral.


Para ello, si considera que lo puede hacer sola, pese a los desaciertos de la gente que la acompaña y hasta la falta de lealtad en algunos casos, puede perder mucho y alejarse del poder, depende del trabajo que realice, principalmente comunicacional, que es el elemento fundamental en materia de percepción que canaliza los votos.


Sin embargo, la otra alternativa, si logra convocar a una buena parte de los actores de la sociedad a que se suban al coche pueden distribuirse los factores negativos que surjan de esta lucha complicada y difícil, que puede tornarse muy delicada, por lo que se viene en los siguientes dos meses. 


El meollo de la cuestión es que lidere las acciones que más convenga para intentar salir lo menos vapuleada en la lucha contra el Covid 19. Por ello tiene que mostrar, comunicacionalmente hablando, seguridad, soluciones, generar tranquilidad y confianza y que entienda que la gente siente miedo, no ira, y para ello se necesita de una buena comunicación para canalizar ese miedo. 


Y, por último, tiene que ser el referente que todo irá bien y acompañe en momentos de incertidumbre. Un equipo creativo es necesario también para pensar en acciones y lanzar en redes, no sólo informativas, sino comunicativas.


Hay muchos ejemplo en el mundo de presidentes que están siendo cercamos a la gente, gestionan conversaciones ciudadanas, tienen programas de ayuda,  manejo de datos inmediatos, de videos apropiados, de profesionales que pueden ayudar en varios aspectos, en lo psicológico, por ejemplo.


Todo lo que los gobiernos puedan crear para aumentar la seguridad de que su gobierno está con ellos en todo momento. La información adecuada previene de rumores y malas percepciones. La transparencia y tener datos fiables y lo más segmentados posibles se convierten en un arma comunicativa básica.

Gastón Flor Ameller es comunicador social.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

66
2

Otras Noticias