Sergio Pablo Garnica Pantoja

Homero Simpson o Mr. Spock ¿Quién es usted?

viernes, 17 de julio de 2020 · 00:07

En la teoría económica clásica, los individuos siempre toman las mejores decisiones, son agentes perfectamente racionales, carentes de prejuicios o poseen un perfecto autocontrol que siempre los conducen a maximizar su utilidad, para que me entienda, se comportan como Mr. Spock de Viaje a las estrellas, por ejemplo, le asignaría una probabilidad de 95% que está leyendo este artículo por la mención a Homero Simpson.

Del otro lado está el personaje amarillo que vendió su alma por una rosquilla, “ummm rosquilla…” o para que me entienda, es aquel personaje que prefiere canchitas de fútbol a hospitales o de aquel que no respeta la cuarenta porque su cuerpo va a rechazar, va a hacer trizas al coronavirus.

Más allá de los ejemplos que puse, lo cierto es que usted y quién escribe, está más cerca de Homero Simpson que de Mr. Spock. Así lo dice Richard Thaler, pionero en el campo de la economía del comportamiento y premio Nobel a economía en 2017, Thaler lo llama “hacer política para Mr. Spock, cuando realmente nos parecemos más a Homer Simpson”.

La economía del comportamiento nos muestra que en la vida real los seres humanos nos comportamos con una racionalidad limitada y a menudo nuestros actos son contrarios a lo que nos conviene, además nuestro proceder está fuertemente influenciado por todo tipo de sesgos. Esta nueva disciplina aboga, a diferencia de la economía ortodoxa, que al incorporar el comportamiento irracional a los modelos económicos es posible predecir decisiones individuales y resultados de mercado, entonces es posible diseñar políticas públicas para empujar a las personas a tomar mejores decisiones.

Cuando el gobierno transitorio diseñó una estructura de bonos para paliar los efectos del paro económico, un sector de la población encontró una disyuntiva entre alimentos o petardos ¿qué hubiera evitado tal comportamiento? La lógica dictaría haber invertido más en educación, pero eso lleva tiempo, un acto más racional por parte del gobierno hubiera sido respetar su carácter de transitorio y no presentarse a las elecciones, dando credibilidad al manejo de la cosa pública.

Cuando nos acercamos al cenit de la curva de contagio, al gobierno no se le ocurrió mejor idea que relajar la cuarentena, sin considerar el Homero Simpson que habita en nosotros y los casos positivos aumentaron vertiginosamente, adicionalmente, siguiendo manuales de la vieja política, empezó a despedir sin el menor rubor a funcionarios públicos, muchos de ellos siendo la única fuente de ingresos de sus familias y que tuvieron que hacer tripa corazón ante el circo masista, precisamente en el peor momento de la pandemia, reciban su maldición y el repudio de la otrora oposición.

Otro “Spocks” de la política propone “medidas de seguridad” para ir a votar, sin importarle que cerca del 35% de los votantes se pasaran sus medidas por… y seguirán aumentando las muertes, pero los peores, sin importarles las familias de los más pobres (14 años por Dios), cambiarán sus almas por un pollo frito para empujarnos a las elecciones. 

Como podrá observar, no sólo es necesario implementar políticas asumiendo cierta irracionalidad del público, también hay que evitar que los hacedores de política se comporten como homeros, pero entonces, ¿qué nos queda? Aceptar que vivimos en un mundo de homeros porque, ¿es imposible desprendernos de los sesgos y el sistemático autosabotaje? La respuesta es que podemos alejarnos un poco del personaje amarillo si hacemos un mejor uso de la información y manejo de datos, pero sobretodo siendo empáticos con nuestro entorno.

El día que nos pongamos en la situación de nuestro prójimo podremos hacer mejores políticas y evitar vender nuestra alma por una rosquilla.

Sergio Pablo Garnica Pantoja es economista.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

24
50

Otras Noticias