Adalid Contreras Baspineiro

Ch'enko histórico

domingo, 19 de julio de 2020 · 00:09

Nuestra realidad nacional se desenvuelve en una caprichosa heterogeneidad enredada en una suma de tensiones no resueltas que generan incertidumbre, pese a los esfuerzos e imaginarios, por edificarlo distinto. Se han entremezclado diversas crisis que están desequilibrando las estructuras que sostienen nuestro sistema nacional, de suyo ya tan frágil, para rematar avasallando las esperanzas en un futuro que no se avizora halagüeño.

El invierno del 2019 se transformó en un infierno con los cinco millones de hectáreas devastadas en la Chiquitanía,por un incendio tan voraz como los afanes expansionistas de un capitalismo depredador insaciable. El ecocidio puso en evidencia la debilidad de nuestras políticas de gestión ambiental frente a los intereses transnacionales que arrasan bosques para la expansión de la ganadería de exportación y de la producción de agrocombustibles a costa de mermar la biodiversidad y la soberanía alimentaria, aplicando paquetes tecnológicos contaminantes, basados en semillas transgénicas y fumigaciones tóxicas con glifosato. La generación de plusvalía se hace menguando la vida.

Las lluvias y las solidaridades estaban apagando el fuego, cuando las irregularidades en la gestión del proceso electoral incendiaron el país con una violencia política, social y étnica que nos puso al borde de la guerra civil. Las movilizaciones ciudadanas por la defensa del voto y de la democracia obligaron a una sucesión presidencial con la instalación de un gobierno transitorio. Parecía que la fragilidad de nuestra institucionalidad democrática encontraba fórmulas de restauración con los acuerdos multipartidarios por la pacificación y convocatoria a nuevas elecciones con un Órgano Electoral renovado. Sin embargo, se repone el país polarizado que no ha logrado sanar sus heridas, devaneándose en las tensiones de un poder dual constituido por el Poder Ejecutivo, tomado por un partido conservador, y el Poder Legislativo, que se atrinchera en las banderas del Movimiento al Socialismo. En su entorno, las demandas sociales se multiplican en las calles, no siempre con barbijo, pero sí con distanciamiento, más político que social, es cierto.

Cuando empezaban a cobrar forma la pacificación y la convocatoria a nuevas elecciones, llega al país la Covid-19 para encargarse de desnudar las deplorables condiciones de nuestro sistema de salud en su infraestructura, equipamiento, ítems y desarrollo científico; así como el arrastre de una pobreza estructural irresuelta, con más del 80% de su población en situación de informalidad. La articulación entre pandemia desconocida, precariedad del sistema de salud, pobreza multidimensional y pandemia informativa crean las condiciones óptimas para la tragedia, que se manifiesta en la escalada incontenible de contagios, pese a la entrega de bonos, medidas sociales y de salubridad, mitigadores que se ven mermados por mecanismos de corrupción y por prácticas gregarias que dificultan las apropiaciones, responsabilidades y solidaridades ciudadanas.

Con el precedente entremezclado de estas crisis, y por el corrimiento de las corrientes de globalización hacia políticas proteccionistas, que inciden en la disminución de la demanda y la baja de los precios de los minerales, commodities, petróleo y derivados en el mercado internacional, el país se pone en presencia de un inminente estado de recesión económica, que está ya conmocionando los bolsillos ciudadanos y las arcas del Estado.

Finalmente, y como un hilo que teje desordenadamente esta situación ch'enko, estamos viviendo una crisis de comunicación, porque nos hemos convertido en un país que no dialoga, no acerca a los distintos y les teme a los acuerdos. Actuamos como una sociedad ensimismada en una entropía comunicacional que toda diferencia la convierte en conflicto.

En estas condiciones de remoción de la estructura social y económica boliviana es insoslayable la responsabilidad de repensar el país asumiendo que las salidas posibles ya no dependen de reformas, y menos de regresiones, sino de rupturas con un modelo de desarrollo y un orden social que se han hecho inviables. La posibilidad de transformar el país ch'enko depende en gran medida de la capacidad para construir un pacto social amplio, sin exclusiones, volviendo la mirada a las experiencias transformadoras, como la concertación política que permitió un inicio de pacificación, o el país solidario con la Chiquitanía, o la vocación de quienes trabajan por la contención de la pandemia, y siempre las voces, luchas, reivindicaciones, conquistas y esperanzas de las ciudadanías, que siguen siendo la fuente que en sus demandas alimentan la construcción de otras sociedades, otras.

Adalid Contreras Baspineiro fue secretario general de la Comunidad Andina de Naciones.

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

28
4

Otras Noticias