Reyna Huanaco Barrera

Bolivia rumbo a constituir un Estado semifallido

martes, 11 de agosto de 2020 · 00:10

A estas alturas en la práctica, Bolivia es una especie de Estado semifallido. La clase política boliviana ha  sido absolutamente incapaz de garantizar el orden público, el derecho a la libertad, el derecho a la propiedad privada, el derecho a la salud, hasta el derecho a la vida, algo tan fundamental en tiempos de pandemia del Covid-19. Esto habla de un fracaso colosal del sistema político boliviano, que se ha ido incubando desde el desconocimiento del Referéndum del  21F y se acentuó en los sucesos de noviembre de 2019, que terminó con la huida de Evo Morales Ayma, hasta llegar al actual punto de inflexión.

¿Qué entendemos por un Estado semifallido?  Un Estado semifallido se diferencia de un Estado fallido por mantener todas las apariencias de institucionalidad, legitimidad y control. Exactamente como se encuentra Bolivia, donde hay una Asamblea Legislativa que promulga leyes, un Órgano Judicial que hace respetar las leyes, un Órgano Ejecutivo constitucionalmente establecido. Por otro lado, las instituciones del orden mantienen su nivel operativo, la estructura burocrática funciona, con variaciones por tiempos de pandemia, pero se mantiene vigente. En la forma no existe ningún  agente extraño a lo regularmente establecido. Sin embargo, en el ambiente existe inseguridad, miedo, zozobra y desconcierto en la población por la hostilidad de ciertos grupos que generan constantes amedrentamientos al orden público, donde el Estado se encuentra inoperante, deja al visto su incapacidad de garantizar certidumbre y Estado de Derecho. 

El Estado funciona por inercia, no existe gobierno ni gobernabilidad y de por medio la pandemia devasta Bolivia. Este escenario altamente politizado, y más allá del sostén formal de las instituciones, está siendo aprovechado por fracciones de la sociedad afines al MAS y otras agrupaciones abiertamente confrontados que ponen en riesgo la unidad y la paz del Estado.

¿Y qué escenarios auspicia esta consolidación del Estado semifallido en Bolivia? Primero, la capacidad de acción del Estado es nulo ante la conformación de grupos violentos que se van gestando en diferentes regiones del país, apadrinados por el narcotráfico y el partido del MAS. Estos grupos llegan al nivel de evitar el tránsito de oxígeno, medicamentos, ambulancias, etcétera, vitales en tiempos de pandemia del Covid-19. Ante tal incapacidad del Estado, peligrosamente se van organizando grupos reaccionarios a éstos, los denominados Resistencia Cochala, Unión Juvenil de Santa Cruz y otras agrupaciones juveniles que pretenden desbloquear el país y tomar la ley por sus propias manos, lo que significa una violente confrontación entre civiles que puede terminar en saldos dramáticos.  

Segundo, este punto de inflexión llega a su tope cuando la presidente Jeanine Añez decide lanzar su candidatura a la presidencia 2021-2026. Esta situación ha hecho que el gobierno pierda credibilidad y sea incapaz de cumplir con el rol básico del Estado de garantizar el orden interno del país. Todas las acciones de la Presidente están condicionadas por captar simpatizantes (votantes), por tanto, no puede gobernar como debe porque le costaría votos. Mientras tanto, Bolivia se convierte en un territorio de nadie y los brotes de violencia se agravan peligrosamente. Este Estado semifallido tiene algo intrínsecamente anómalo que no termina de resolverse y puede explotar en cualquier momento y desatarse una verdadera catástrofe social y político.

Finalmente, en este Estado semifallido, la formalidad institucional aparente coexiste con la ingobernabilidad, corrupción y el crimen organizado en un ambiente de intolerancia, intransigencia y radicalismo de grupos movilizados sin demandas claras. La erosión de la autoridad constitucionalmente establecida es evidente y el Estado de Derecho cada vez se aleja más. El escenario se pinta fortuita para posibles fragmentaciones sociales y peligrar la unidad del país. Bolivia se encuentra en un campo peligroso y frágil.

 
Reyna Huanaco Barrera es comunicadora.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

40
29

Otras Noticias