Javier Comboni

Exponiendo la verdad a la luz

jueves, 13 de agosto de 2020 · 00:09

Comentarios realizados en el editorial del 7 de agosto de Pagina Siete hacen un análisis de la realidad histórica que demandan una aclaración. 

Para evaluar los eventos en el país en su correcta perspectiva basta ver los actuales acontecimientos, que no son más que una repetición de lo observado en varias ocasiones del actuar de Evo Morales y sus acólitos. Su objetivo no es otro que desestabilizar al actual gobierno y así hacerse del poder, como lo hicieron exitosamente a partir de lo ocurrido en los eventos de septiembre y octubre de 2003. Se repite un libreto que, como bien lo dice Manfredo Kempff, “… tienen un destino netamente político. El MAS quiere tumbar a la Presidente, no sólo hacerla renunciar a su candidatura electoral”.

 Viendo los actuales bloqueos que están literalmente asfixiando a la población indefensa, no podemos más que recordar cómo en noviembre de 2019 se azuzaba a sectores afines al MAS a salir a las calles a causar caos y generar así dolor, muerte y luto. Los eventos de la planta de carburantes de Senkata se generaron a partir de un cálculo frio: lanzar personas ebrias en un ataque suicida para así utilizar esas muertes con propósitos indefendibles de poder. 

Estos no son más que una copia casi calcada de lo acontecido en octubre de 2003, cuando se produjo un ataque similar a esa planta, con resultados también similares. A Dios gracias, esta vez se atrapó al autor intelectual con las manos en la masa, pues hoy en día se puede grabar una conversación con cualquier celular. 

Recordemos también cómo, después de un bloqueo de varias semanas en septiembre de 2003, la caravana que rescataba a 800 ciudadanos bolivianos y 100 extranjeros que quedaron atrapados en Sorata  fue emboscada en Warisata. Allí, el conductor de uno de los vehículos de la caravana fue alcanzado por un disparo en la frente, el mismo comandante policial que dirigía la caravana recibió un disparo en el pulmón (no había miembros de las Fuerzas Armadas en la misma). Otro disparo entró por la ventana de una casa, y esta vez resultó ser una niña inocente la que fue alcanzada y muerta. Lo inaudito es que, de acuerdo con los informes de peritos en balística, todos los disparos se realizaron desde los cerros con balas de fusil Mauser. 

Eventos desafortunados y tristes pero que se distorsionaron y dieron lugar a imprecisiones que se plantaron en el imaginario popular. El punto es evitar que, por cálculos políticos equivocados o por una lectura errónea de la historia, el repetido dicho: “Un pueblo que no aprende de los errores del pasado está condenado a repetirlos”, se haga realidad. 

Sería muy triste para el país caer nuevamente en manos del MAS, que esta vez se asegurará de mantenerse en el poder, ya no por 14 años, sino quién sabe por cuánto tiempo más. 

En relación al juicio por los eventos de 2003 y al reciente fallo de la corte de apelaciones del circuito 11 de Estados Unidos, a continuación, transcribo en español la parte relevante del mismo: “… devolvemos el caso para que el Tribunal de Distrito determine, en primera instancia y bajo el estándar correcto, si los demandantes presentaron pruebas suficientes para demostrar que las muertes fueron ejecuciones extrajudiciales y, de ser así, si hay pruebas suficientes para responsabilizar a los demandados por tales asesinatos bajo la doctrina de mando responsabilidad”. 

Se colige que el juicio vuelve al lugar original, para evaluar nuevamente las demandas, utilizando pruebas válidas según criterio judicial. Así, es claro que debe rectificarse lo aseverado en el mencionado editorial cuando dice: “La Corte de Apelaciones señaló que los demandantes sí proporcionaron evidencia suficiente de que “los soldados dispararon deliberadamente conscientes de que herirían mortalmente a civiles que no presentaban ningún riesgo de peligro”.
 

Javier Comboni es profesor universitario.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

164
2

Otras Noticias