William Herrera Áñez

El legado criminal de Evo Morales

sábado, 15 de agosto de 2020 · 00:09

Evo Morales y su partido el Movimiento Al Socialismo (MAS) no sólo han bloqueado, contagiado de Covid-19 y generado violencia y muertes, sino que tienen un plan vengativo y criminal en contra de la mayoría del pueblo boliviano. Este comportamiento del caudillo y sus movimientos sociales ha traspasado todos los límites legales, ético-morales y configuran la comisión de varios delitos graves, previstos y sancionados por el Código Penal y la justicia internacional. 

Hay que recordar que Evo Morales, el año pasado, advirtió: “Yo les voy a enseñar a bloquear”,  e impuso el terror cuando grupos de cocaleros y supuestos mineros, con dinamitas o bombas molotov, y enardecidos vecinos de zonas rurales aledañas a Cochabamba, El Alto y La Paz, descendieron sobre estas ciudades para quemar o destruir domicilios, recintos policiales, propiedad municipal, fábricas, farmacias o agencias bancarias. Los bloqueos que han impedido trasladar oxígeno a varios hospitales han sido un hecho criminal y genocida, que ha cobrado la vida de varios bolivianos, víctimas de la pandemia.

Evo Morales y su partido se han convertido en un grupo criminal que no admite que fue echado del gobierno y que se le seguirá recordando (como el 21-F) todos los días la corrupción, el derroche y el despilfarro económico. Sus actividades delictivas no son nuevas ni tienen límites (aunque renuncie Jeanine Áñez a ser candidata seguirán pidiendo lo imposible). En el proceso judicial seguido en contra de Alpacino Mojica, candidato por la Circunscripción 46 de Santa Cruz, se evidenció la vinculación del MAS con el terrorista peruano Oscar Serna Ponce, condenado por el secuestro de Samuel Doria Medina. El excandidato soltó, antes de ser detenido, que conocía que el extranjero tenía nexos con el exministro Hugo Moldiz y con Raúl García Linera, entre otros. 

En los enfrentamientos del año pasado también fue herido de bala el guerrillero de la FARC colombiana Facundo Molares Schoenfeld. La Fiscalía de Santa Cruz imputó a Deisy Choque, excandidata a diputada uninominal por el Movimiento Al Socialismo (MAS),  por homicidio, organización criminal e instigación pública a delinquir durante los hechos violentos suscitados en el municipio de Montero.  

  Las células terroristas Castro-chavistas han operado no sólo en completa libertad durante el gobierno de Evo Morales, sino que eran protegidas por las exautoridades gubernamentales. El terrorista peruano Oscar Serna Ponce era jefe de campaña que se pavoneaba con el exministro de gobierno Carlos Romero. El fiscal del caso explicó que cuando los efectivos policiales investigaban esos hechos delictivos, encontraron a los hermanos Mojica en la misma casa que el extranjero dio como su domicilio real. 

El propio Evo Morales no ha dejado de incitar a la violencia, menospreciar la salud y atentar contra la vida de buena parte de la población. El líder cocalero pasará a la historia no sólo como el autor de la caída de su propio gobierno por la angurria de poder y saltarse la Constitución, los convenios y pactos internacionales, sino también como el autor del suicidio político del MAS. No otra cosa significa bloquear y privar de oxígeno a la población con Covid-19 y provocar muertes, decisión política que, por cierto, no la comparten sus propias bases, ni aumentarán los votos del MAS. Estos bloqueos han sido un acto criminal, sin precedente en la historia política boliviana, que en algún momento tendrán que ser castigados por la justicia. 

Los objetivos partidarios del MAS no pueden ejecutarse al margen de la ley, la Constitución y los principios democráticos. El comportamiento del líder cocalero tiene el propósito de ocultar el megafraude, debidamente documentado, los exponenciales hechos de corrupción, la violación sistemática de los derechos humanos y la impunidad de los casos: Terrorismo, Chaparina, La Calancha, El Provenir, el Fondo Indígena, etcétera, la desintitucionalización y el narco-Estado, la inversión de valores, el socialismo del siglo XXI, etcétera. Este es el legado de Evo Morales y su partido: un plan político a todas luces criminal y vengativo


William Herrera Áñez es jurista y autor de varios libros. 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

134
1

Otras Noticias