Franz Rafael Barrios González

Democráticamente necesaria

martes, 18 de agosto de 2020 · 00:07

Por un momento nos abstraigamos de creer que con las elecciones generales solo se llaga a silla presidencial del Ejecutivo. Miremos hacia el Legislativo (cuya infraestructura será un horrible "cubo" por cierto). 

Considero que la candidatura de Áñez, independientemente de las loas por lo valiente de su gestión y de las críticas por ciertos errores que suelen existir en toda administración (máxime bajo una pandemia sin precedentes), es democráticamente necesaria por una razón de contrapeso de poderes de cara al siguiente mandato. Para que el siguiente Gobierno (que no será del MAS) no se haga de los 2/3 en la ALP. Aunque no reeditara ella la Presidencia (en el peor de los casos hipotéticos). 

Me explico. Esto es algo que los opinadores no calculan por padecer "anosmia analítica". Pero los resultados que logre la candidatura de Añez coadyuvarán a impedir que un partido se haga del monopolio legislativo durante las cinco legislaturas que hacen al mandato constitucional. Y esto resultará ser lo más sano después de 14 años de hegemonía de salvajes. Por ejemplo, para evitar que, como ahora, desde la ALP se instaure una suerte de "gobierno paralelo del boicot" que afecte la gobernanza formal del Ejecutivo. Y tomando en cuenta que los violentos seguirán insistiendo con volver, y evitarlo requerirá fortaleza institucional. 

Añez, con todo lo que significa su gestión a la fecha, tiene -por ella misma- un porcentaje que le significan varios asambleístas para consolidar una bancada que logre equilibrio entre las fuerzas que lleguen a la ALP. Es decir que si declinara y fuera sustituida por otro, posiblemente arriesgaría la musculatura de la bancada que lleve a la ALP. 

Ergo, para fines de contrapeso democrático en la ALP, su candidatura (aunque no llegara a ganar, reitero, a manera de hipótesis), es necesaria para la composición legislativa en primera vuelta.

No va a ser sano para nadie que una sigla vuelva a hacerse del monopolio legislativo de los 2/3; ni ganando ella sería democráticamente sano que gobierne con sus 2/3. Esta futura composición legislativa y los contrapesos que resulten de los pactos necesarios es nodal. Porque una de las primeras cosas que se intentará será reformar parcialmente la Constitución, seguida de las autorizaciones de juicios de responsabilidades, de las autorizaciones de endeudamiento público, de las designaciones de determinadas autoridades, entre otras atribuciones que requieren del concurso legislativo. 

Adicionalmente, en ese escenario de contrapeso que ciertamente será incómodo para el siguiente Ejecutivo se le devolverá a la ALP su facultad legislativa para que las leyes ya no sean cocinadas en "Palacio Quemado", resumiendo el hemiciclo a una burda extensión del Ejecutivo que sólo "faxea" informes de gabinete a Secretaría General de la Cámara, como fue durante años.

La nueva ALP tendrá el desafío de producir legislativamente y competir con la iniciativa legislativa ciudadana (otro quiebre indispensable que lo explicaré aparte); es decir, que tengan que tratar proyectos de ley presentados por ciudadanos y entidades de la sociedad civil. 

En ese orden de ideas, si nadie se hace del monopolio legislativo, necesariamente se tendrán que lograr pactos democráticos entre las fuerzas, que será lo más sano después de 14 años de monopólico latrocinio para transitar hacia el 2025. Y para ello, reitero, la candidatura de la Presidente constitucional Áñez es necesaria por su expectativa porcentual de entre los primeros tres en competencia (sin el MAS claro está), a los fines de posicionarse entre la mayoría oficialista y las dos minorías que vayan a ser de oposición. 

De hecho, como se podrá inferir, en esta lógica de contrapesos no sería prudente que alguno de los candidatos se "baje". Que sigan todos (a excepción del MAS, que ni derecho a la sigla tiene y que además ya fue vencido en las urnas el pasado 20.10), y se ganen el voto por la salud de la democracia boliviana, cuya mayor expresión republicana es el Parlamento. 

Franz Rafael Barrios González es investigador en asuntos jurídicos.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

127
27

Otras Noticias