Henry Oporto

Incentivos tributarios para la reactivación y el emprendimiento

domingo, 2 de agosto de 2020 · 00:07

Se conoce ya el alcance del decreto de incentivos tributarios, una norma muy esperada por el empresariado y los emprendedores. La nueva disposición complementa las medidas del decreto de reactivación del 23 de junio, y forma parte del Programa de Reactivación del Empleo (PRE), diseñado para impulsar la recuperación económica, en este segundo semestre del año. Si el decreto del PRE crea varias herramientas financieras para inyectar recursos y capital de operaciones en las empresas, este nuevo decreto tributario crea un marco de políticas fiscales para aliviar la carga financiera de los contribuyentes y, a la vez, para facilitar y reducir el costo de la vuelta a la actividad económica y la retoma de proyectos de inversión.

Entre los incentivos destaca el reconocimiento como crédito fiscal del IVA, el originado por las compras de alimentos, adquisición de insumos de bioseguridad y medicamentos, contrataciones de servicios de salud privados y transporte en el territorio de los empleados dependientes de una empresa. Asimismo, se reconoce como pago a cuenta del IVA, el cincuenta por ciento (50%) de las contribuciones patronales pagadas por un empleador por salarios o sueldos de sus empleados. Esta medida reduce el costo laboral de las empresas y protege el empleo.

Por otra parte, se reconoce como gasto deducible del Impuesto a la Utilidad de las Empresas (IUE), los gastos originados por las compras de alimentos, adquisición de insumos de bioseguridad y medicamentos, contrataciones de servicios de salud privados y transporte en el territorio nacional de los empleados dependientes de una empresa. También se reconoce como gasto deducible del IUE la depreciación acelerada de activos fijos de reciente adquisición. El incentivo reduce a la mitad los años de vida útil establecidos en el Anexo del Artículo 22 del Reglamento del IUE. Estas medidasdeben estimular el proceso de inversión, tan necesario para que la economía retome un ritmo de crecimiento.

No menos importante es que se reconoce como gasto deducible del IUE, los gastos por aportes a la seguridad social de las personas naturales que ejercen profesiones liberales u oficios, a cuyos efectos se establece que la base imponible del IUE de este tipo de contribuyentes estará constituida por el total de los ingresos devengados durante la gestión fiscal menos el IVA y las cotizaciones efectuadas al régimen de Seguridad Social. Esto podrá aliviar las obligaciones fiscales en un momento de pérdida de ingresos por parte de las empresas.De otro lado,se reconoce como incentivo a los contribuyentes del RC-IVA, un crédito fiscal incrementado de 20% a los productos comprados “hechos en Bolivia”, que se complementa con una prórroga en la presentación y pago de las declaraciones del Impuesto a las Transacciones.

En cuanto a los tributos aduanero, la Aduana tiene el mandato de aplicar facilidades de pago hasta por 36 meses, para el pago de los tributos de importación. Al mismo tiempo, se difiere el Gravamen Arancelario a cero por ciento, para maquinaria, equipo y unidades funcionales, destinadas a la industria alimenticia, agroalimenticia, textil y metalúrgica.

El aspecto más novedoso es la creación del Sistema Tributario para Emprendedores, que consolida el pago de los Impuestos al IVA), al IT y sobre el IUE, en un monotributo aplicable a los emprendedores en transición al Régimen General. Este nuevo sistema tributario comprende a empresas unipersonales o profesionales independientes; a emprendimientos manufactureros o de servicios con una proyección de ingresos anuales iguales o menores a 250.000 bolivianos; y también a quienes cuenten con hasta dos negocios o unidades económicas.

Los contribuyentes están obligados a un pago bimestral de un monotributo equivalente al 5% de sus ventas brutas en ese periodo. Deberán emitir facturas autorizadas que no generará débito fiscal para el emisor, pero si crédito fiscal del 5% para el comprador sujeto a RC IVA o IVA. Además, acumularán el crédito fiscal contenido en las facturas de sus compras vinculadas a su actividad, para ser utilizado cuando el emprendedor pase al Régimen General.

Se trata, pues, de un sistema tributario intermedio, que ayudará a crear nuevas empresas y, además de promover la formalización de las actividades económicas, el desarrollo del tejido empresarial y la cultura tributaria en el país. En suma, una política correcta que debe ayudar a que el talento emprendedor en Bolivia se desarrolle.

Henry Oporto es sociólogo

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

14

Otras Noticias