Laura Lizárraga Ortiz

La importancia de vivir el presente, una mirada desde el I Ching

miércoles, 5 de agosto de 2020 · 00:07

I Ching es muchas cosas, un oráculo, un libro, una filosofía de vida. Pero es, quizá, más conocido por la exactitud con la que puede ayudar a resolver cualquier pregunta conocida. Su mayor valor es contextualizar siempre dichas preguntas hacia aquello que debe ser tratado y trabajado interiormente.

Dentro de su misterioso lenguaje, registrado hace más de 4.000 años, habita una filosofía muy antigua. Algo resuena a través de él y se conecta con lo profundo de nuestra naturaleza. El oráculo conoce y enseña el valor de conceptos clave como perseverancia, modestia, solidaridad, confianza y la necesidad de encontrar el equilibro interno.

Es por esto, precisamente, que su consejo para sobrellevar estos tiempos de pandemia tiene que ver con vivir nuestro presente.

Estar presente es habitar tu cuerpo con máxima consciencia en todo momento.

La espiritualidad no distingue si estás colgando la ropa en un día soleado, en una clase en la universidad o en una reunión de trabajo. Ninguna de estas actividades es más importante que la otra. Lo único que le interesa, es que nuestro foco de atención esté concentrado en ese momento.

Sin embargo, ¿por qué se nos hace tan difícil esta cuestión?

Nuestros pensamientos están acostumbrados a contarnos los recuerdos todo el tiempo. Alegrías y tristezas se contemplan una y otra vez, como en un bucle. No importa si se trata del mejor día de tu vida o del peor. Cualquiera de estos dos casos te impide concentrarte en lo que vives ahora.

Desde niños, se nos ha enseñado a proyectar lo que vendrá: colegio, universidad, trabajo, familia. Nuestra mente se cuenta a sí misma el futuro, de la misma manera que lo hace con el pasado. ¿Parece que este sistema de pensamientos nos ha servido verdad?

Después de todo, nuestras grandes civilizaciones son producto de esa narrativa. Sin embargo, tal y como los tiempos cambian, nuestra manera de interiorizar la vida también debe cambiar.

Los grandes tiempos de incertidumbre logran que nuestros pensamientos se sobredimensionen creando pánico, ira, tristeza y desesperación dentro de nosotros, para luego crearlas afuera de nosotros. Llegamos a  manifestar realidades de desequilibrio con mucha más rapidez.

Un estado mental caótico genera, en primer lugar, la caída de defensas y, de pronto, el peor escenario imaginado, para mí y mi familia, se vuelve realidad.

Si alguien que conoces se encuentra enfermo, no pienses en su muerte, aunque la sientas cercana. Si tú estás enfermo no desesperes, pídele a tu cuerpo que te hable con amor y calma.

Si estás sano agradece y no aumentes dolor y desesperación a quienes no lo están al sentir lástima por ellos. Todo ese dolor y el sufrimiento debe ser equilibrado y tratado, pero no sólo con barbijos o medicinas: debemos aprender a enamorarnos nuevamente de la vida. Quizá lo más maravilloso de esta situación es eso: todos podemos hacerlo amando quienes somos y lo que hacemos en cada instante.

No se puede librar una guerra contra un enemigo invisible, pues el que lucha puede perder. Pero sí se puede tomar conciencia de que esto no es una batalla, es una oportunidad para caminar juntos. Así quien se permita reconocer la protección y la seguridad, puede compartir este espacio de conciencia con otros.

Estamos en crisis, sí; pero nos hemos olvidado que esto es solamente la vida pidiéndonos un cambio. No nos rindamos al terror y la ira, dejemos de hacer largas filas en las farmacias, no discutamos con los demás, y sobre todo dejemos de consumir vorazmente las estadísticas.

Más pronto de lo que pensamos volverán los tiempos de construir, abrazarnos, contar nuestras historias de valor, amor y confianza. Más pronto de lo que pensamos recordaremos que somos hermanos y por ahí descubriremos que eso era lo único que debíamos hacer y "ser" con esta experiencia. Por ahora solamente podemos dedicarnos a caminar paso por paso. Día por día, huella por huella.

Laura Lizárraga Ortiz es terapeuta acompañante en I Ching.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

15
4

Otras Noticias