Francisca Gonzalo

Mercado Secundario

sábado, 12 de septiembre de 2020 · 00:09

El otro día leí con cierta perplejidad, estupor y cierta vergüenza ajena un artículo de opinión donde textualmente se decía “Comprar en el mercado primario es lo que debe hacer todo inversor que actúa buscando el beneficio de sus mandantes o dueño del capital”, entre otras lindeces. Menos mal que el que lo suscribe, afamado “economista”, no es norteamericano ni escribe en el WS Journal, porque siguiendo su sabio criterio se debería eliminar de un plumazo el mayor mercado secundario del mundo, Wall Street. 

Y para dotar su argumento de una gran carga dramática, se inventa una metáfora kafkiana que es demagogia pura, entre otras cosas, porque nadie va a ir a comprar  un pollo a cientos de kilómetros para ahorrarse dos bolivianos, porque obviamente los costos de desplazamiento, tiempo requerido, etcétera, te llevarían a incurrir en unos gastos inasumibles.   Por esta sencilla razón son tan importantes los intermediarios, acercan al entorno más próximo del consumidor los bienes del productor. Alguien se imagina ir a comprar todos los días un kilo de tomates de La Paz a Vallegrande para ahorrarse un boliviano.

No voy a entrar en la complejidad del mercado secundario de valores, pero para calibrar su importancia baste con un sencillo ejemplo: imagine que un individuo tiene un poco de dinero ahorrado y lo invierte en un bono del Tesoro emitido en mercado primario por el Banco Central, que le paga un interés anual. Al cabo de un determinado tiempo, a este individuo le surge la oportunidad de comprar la casa de sus sueños a un precio asequible, pero para ello necesita vender su bono. Según el afamado economista, este señor seguiría viviendo con sus padres por muchos años, porque en su ideario no existiría un mercado secundario donde estos títulos se transan. Este es el verdadero valor de tener un Financial market place ágil, seguro, dotado de una robusta plataforma tecnológica que permita a particulares, empresas e incluso organismos estatales, como la Gestora Pública, aprovechar las alternativas que ofrece este mercado para obtener las alternativas de inversión adecuadas para las carteras de inversión o la liquidez necesaria para nuevos proyectos. 

Por último, reseñar que el mercado secundario es regulado, tiene precios tasados que son absolutamente transparentes y las operaciones se realizan a través de un software único, con todos los estándares internacionales de seguridad.

 
Francisca Gonzalo es economista de la Universidad Complutense Madrid.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
20

Otras Noticias