Marcelo Navajas Arana

Decisión final de unidad y socialismo del siglo XXI

martes, 29 de septiembre de 2020 · 00:08

Continuando con mi anterior publicación respecto a la unidad, hago un segundo llamado, pero ya no sólo a la comunidad boliviana en general, sino a los dos candidatos presidenciales con mayores posibilidades de hacerle frente al MAS; los que quedaron después de la renuncia de la señora Presidenta del Estado a su candidatura,

 No estamos en lo mismo que antes, pero la mejor opción es resolverlo ahora. Sí, son ellos los que deben decidir el futuro de la unidad política electoral; creo que la solución podría ser fácil, sólo saber lo que las encuestas dicen en relación al número de votantes que cada uno tiene.

Todo es cuestión numérica en esta decisión y no habiendo más postulantes, será posiblemente la única vez que sabremos demostrar que Bolivia verdaderamente está unida y sólida para conseguir un futuro, que si lo sabemos aprovechar bien, será el inicio de la libertad, la que anhelamos todos los bolivianos.

Afirmo nuevamente que no conozco a ninguno de los candidatos electorales, sólo sé de ellos por los medios de comunicación; tampoco pienso que ellos me conocen. No soy político, no tengo intereses directos o indirectos, sólo quiero firmeza para nuestra unidad para que juntos logremos un país digno, seguro para nuestras generaciones futuras.

Pienso que definida la Presidencia, podrían coordinar entre ambos candidatos el porvenir político nacional, invitando a otras personalidades de partidos menores para formar un bloque que realmente demuestre la unidad que anhelamos todos. Parece un sueño, pero quisiera que esta vez se haga una realidad, para toda la comunidad boliviana,  ofreciendo educación, trabajo y salud.

Los bolivianos quieren igualdad para todos y si ahora no aprovechamos la ocasión, quienes pierdan la oportunidad serán recordados con decepción, que seguramente ellos también la sentirán. Es una prueba muy difícil la que estamos viviendo, el pueblo está en sus manos, estamos esperando conocer sus decisiones y su patriotismo. No debe haber segunda vuelta.

Que no ocurra lo de  Venezuela, un país que está sufriendo en manos de un dictador que lanza a las calles del mundo a su propio pueblo y, lo peor, ante lo que los organismos internacionales no hicieron nada, sólo resoluciones, posiciones de apoyo y cartas que decían y dicen, una y otra vez, lo de siempre. ¿Acaso en estos organismo no puedan dar dictámenes contra la mente enfermiza y bárbara de un dictador que ha destruido un gran país?.

No quiero pensar mal, pero lamentablemente las circunstancias me obligan a hacerlo. Parecería que cuidan sus intereses económicos personales. Una cosa es defender los derechos de los pueblos y otra muy diferente dejar a un delincuente narcotraficante, que habla de defender a los pobres, sin hacer nada por ellos; qué sería sino tuviera a  los pobres que él mismo creó.

Así. no esperemos que nadie más venga a defendernos. Si ya sabemos los resultados, piensen bien que sus decisiones son seguramente las más grandes que puedan definir nuestro porvenir. Sería el colmo que cada uno quisiera ir solo, disolviendo nuevamente la cantidad de votos.

Porque solos no se podrá obtener un gobierno y lo peor es que los bolivianos perdamos la libertad de nuestro país. No debe haber segunda vuelta, no se debe jugar. Lo que se pueda hacer ahora es decisivo.

Las sonrisas y los aplausos que se escuchan en la campaña duran solamente un rato, pero el dolor y la desesperación histórica quedará para siempre en los que habitamos nuestra apreciada Bolivia.

 Marcelo Navajas Arana es ciudadano boliviano.

 

 


   

35
8

Otras Noticias