Carlos Valverde

Vacunas y más problemas

domingo, 31 de enero de 2021 · 05:08

Llegó la vacuna Sputnik a La Paz; se dice que aterrizó 20 minutos tarde porque “dizque” tuvo que sobrevolar el cielo paceño a la espera que el Presidente Arce llegue al aeropuerto, pero llegó y el Mandatario la recibió con el puño izquierdo en alto… y el “puño de su camisa” abotonado, porque no recibió la primera dosis, pese a que se anunciaba con bombos y platillos que él sería el primer beneficiado, cosa que no ocurrió porque no quiere “porque, según el portavoz Richter, consideró “que es más importante la seguridad del personal que está en primera línea (El Deber digital-29/01=2021-El presidente Arce debía estar entre los primeros en recibir la Sputnik)”.

Antes que eso, el mismo Richter aseguraba que el Presidente iba a ser el primero en recibir la vacuna para dar certidumbre de confianza en la vacuna rusa, de la que muchos dudan, como si fueran expertos, sobre si tiene o no, la tercera fase. Malo que el Presidente, después de tanta parafernalia propagandística, recule en eso de ser el primero y, encima, con un argumento tan burdo… si él sabe que va a haber vacuna, sabe también que una, inyectada en su brazo no va a hacer diferencia, pero, sabrá él, a lo mejor sus médicos le recomendaron que, por su enfermedad de base, evite ponerse la vacuna, cosa absolutamente entendible, pero, así son las cosas en este país.

Yo creo que no hay que despreciar la oportunidad de ponerse la vacuna; pese a que hace unas semanas reclamaba precisamente porque no se había conocido el resultado de la tercera fase. Por lo leído en muchas publicaciones acerca de la vacuna, los rusos (cinco fabricantes de vacunas en el mundo) superaron la fase mencionada, tras terminar sus pruebas en noviembre del 2020 y haber probado una efectividad superior al 90%. Esas discusiones seguirán, es “normal” en un país de “ellos y nosotros”, hasta una vacuna se la ideologiza mal, porque entre Putin y el gobierno boliviano no hay coincidencias ideológicas, aunque sí las hay en los métodos de gobernar: manejo abusivo del poder, prepotencia y corrupción, por decir algunas cosas; aunque allá hay un capitalismo de amigos (la Nomenclatura beneficiada en el socialismo) y a sus enemigos los persiguen hasta en el extranjero y a más de uno lo envenenan con “agentes nerviosos o con Polonio; no todos mueren, algunos sobreviven). Pero esos son detalles, lo que importa es que la vacuna está en Bolivia y que el viernes se vacunó a 10 personas, dos médicos, tres licenciadas en enfermería y cinco auxiliares que trabajan en el domo 1 del Hospital Japonés.

¿Porqué sólo 10, si hay más de 4.000 (debían llegar 6.000) vacunas en los refrigerados contenedores de la Gobernación de Santa Cruz? Porque, a decir del Comité Científico y el Sedes, quieren monitorear a los primeros inoculados para detectar reacciones; eso muestra el alto nivel con el que, hay que reconocerlo, trabaja la Gobernación del departamento, la que, a mi parecer, pudo haber hecho mucho más en el campo político contra la arremetida de Evo Morales, pero que en lo administrativo y de gestión se va a ir con una nota muy  sobresaliente.

No se cuántos departamentos o municipios en el país tienen cámaras de frío previas a la llegada de la Sputnik para 900.000 vacunas, además de lo que tiene la Alcaldía en sus segundos niveles y, por si fuera necesario, los importadores de vacunas veterinarias tienen capacidad para almacenar, mover y trasladar un millón de vacunas en el departamento (seguramente llegan hasta el Beni) con la logística completa, contando con gente de campo con pequeños depósitos adaptados para tales menesteres en sus propiedades.

Pero… eso es en el departamento de Santa Cruz; no sé de otros que tengan las mismas infraestructuras; creo que no la tienen y que el gobierno central está obligado a proveerlas, porque de acuerdo a la información que llega y uno busca, “si la cadena de frío se ve afectada y se produce una excursión de temperatura, ya sea de calor o de frío, el impacto que provoca puede afectar la salud pública, al verse alterado el medicamento y su fiabilidad. Y es que, esa excursión de temperatura puede deteriorar el medicamento físicamente, a nivel químico o provocar una contaminación a nivel biológico.

Si esto ocurre, en el mejor de los casos el medicamento puede perder su eficacia;  en el peor de los casos puede convertirse en un producto tóxico. Además, nos enfrentamos a un gran problema. Y es que resulta muy complicado que un medicamento alterado o degradado sea evidente o visible, lo que eleva los riesgos que supone una manipulación inadecuada en términos logísticos  (texto rescatado de Inprous  empresa de transporte especializado en cadena de frio de Buenos Aires- Argentina).

El gobierno “propagandea” cada que puede pero no actúa coherentemente: el miércoles pasado, en mis programas de radio, RRSS y TV, denuncié que gobierno estaba desviando el “crédito que el gobierno anterior recibió y no se aprobó en el Senado de Eva Copa para preparar al país en esto del Covid y que estaba asignando una mínima parte a esa tarea y destinando el resto a otras actividades; al día siguiente, parlamentarios de oposición denunciaron, con datos más exactos que se estaban asignando “sólo”  62 MM de dólares de los 350 que llegaron.

Así no vamos a ir bien. El cuadro es desesperante, sólo en Santa Cruz se tiene un promedio de 1.000 pruebas positivas para Covid diarias, el país pasa las 2.500 promedio día y el gobierno cree que porque tiene antígenos y “va a llegar la vacuna” puede desviar un dinero que viene con fin determinado, asumiendo un riesgo innecesario, porque es claro que nos falta infraestructura para asistir a gobernaciones y municipios pequeños que van a tener dificultades para mantener cadenas de frio para las vacunas, dificultades que se pueden convertir en problemas insalvables si acaso las mismas se perjudican.

No se trata, por tanto, de si Arce se vacuna; sabrán sus médicos lo que debe hacer, además, ya lo hicieron los médicos que saben más que él, tampoco que se dé una vuelta por el país para “vanear” un logro que no es una dádiva de su parte, sino su obligación; se trata de llegar más y mejor a la gente, se trata de que las vacunas, de los dos laboratorios lleguen en la medida en la que se pueda manejar los stocks, no pueden cometer el error de traer por montones y que éstas se estropeen por falta de equipo para contenerlas en el país.

Mientras tanto, mientras se comienza a preparar la vacunación en base a lo que llegó, porque no se sabe cuándo llega otra partida, al parecer dependemos de Argentina, porque BOA parece que no va a ser usado en esos menesteres, ya que está en muy mala situación, están hasta despidiendo personal –se de lo que escribo-, hay que prestar atención a los comités científicos departamentales sobre medidas más precisas; ya está de buen tamaño que la Alcaldía cruceña diga que se opone a la cuarentena pero… que creen que la medida puede ser eficaz si la Gobernación se hace cargo de “las raciones solidarias y la medicación” (Dra Katherine Cuéllar, Sec Mcpal de salud, El Deber 29/01/2021).

Así vamos a seguir mal… y por favor, presidente Arce: salvo que esté buscando ser “Miss Vacuna”… deje de estar subido al avión repartidor, ya salió en la foto…

Carlos Valverde es periodista, analista político y escritor.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

97
14

Otras Noticias